Los chinos dudan que los líderes del PCCh hayan recibido la vacuna nacional contra COVID-19

Por Ben Liang
13 de Agosto de 2022 6:40 PM Actualizado: 13 de Agosto de 2022 6:40 PM

Los reportes de los medios de comunicación estatales chinos de que todos los líderes del Partido Comunista Chino (PCCh) han recibido vacunas nacionales han suscitado la incredulidad de los internautas chinos.

Según un informe del 23 de julio de la Agencia de Noticias Xinhua, el subdirector de la Comisión Nacional de Salud de China, Zeng Yixin, declaró en una conferencia de prensa que “los actuales líderes del Partido y del Estado” se habían vacunado para protegerse contra el COVID-19, y que solo habían recibido vacunas nacionales.

Zeng dijo que esto demuestra que los líderes del PCCh dan gran importancia a la prevención y el control de la epidemia y tienen gran confianza en las vacunas nacionales.

Demuestra que los líderes confían en las vacunas nacionales

El anuncio de Zeng desencadenó inmediatamente debates en Internet, con personas que comentaban que, si los líderes se han vacunado y tienen un alto nivel de confianza en las vacunas nacionales, entonces ¿cuándo se abrirá el país y cuándo se detendrán las pruebas de ácido nucleico? De lo contrario, ¿dónde está la confianza, dónde está la seguridad, y qué sentido tiene tener una vacuna?

Posteriormente, muchos medios de comunicación oficiales cerraron sus secciones de comentarios. Los comentarios relacionados en las redes sociales chinas también fueron rápidamente bloqueados.

Han pasado dos años y medio desde que la pandemia de COVID-19 comenzó en Wuhan, China, a finales de 2019. Ya en el primer semestre de 2020, las autoridades chinas anunciaron al mundo que los ensayos de vacunas nacionales de China eran efectivos.

Según el medio de comunicación estatal People’s Daily, hasta el 24 de marzo de 2022, China había administrado más de 3200 millones de dosis de la vacuna contra el COVID-19, cubriendo el 90.47% de la población total, y el 88% de la población había recibido la vacunación completa.

Si más del 90 por ciento de la población china ha sido vacunada en los últimos dos años, ¿por qué decenas de altos dirigentes del PCCh lo hacen ahora, con retraso? ¿Dónde estaba su “alta confianza en las vacunas nacionales”, como declaró el subdirector Zeng?

“En los países normales, los líderes son los primeros en vacunarse para dar confianza al pueblo”, dijeron algunas personas en las redes sociales. “¿Por qué los líderes chinos hacen lo contrario?”.

Además del retraso en la vacunación de los líderes del PCCh, en realidad no hay pruebas de que hayan recibido las vacunas domésticas, ya que no hay ninguna evidencia creíble, como informes de noticias en tiempo real, fotos o videos de ellos siendo vacunados, incluyendo primeros planos de los envases de las vacunas domésticas, por lo que es difícil convencer a la gente.

Los chinos que recibieron las vacunas domésticas y están totalmente vacunados, se preguntan por qué se siguen infectando, se les pone bajo confinamiento y, cuando se les libera, vuelven a contraer el virus; sin embargo, ninguno de los líderes de alto nivel del PCCh se infectó. Por lo tanto, es difícil convencer al público de que los líderes solo recibieron vacunas nacionales.

Up Media, un sitio web chino, reportó que, según un intercambio de inteligencia transnacional, ante el inevitable viaje a Hong Kong, Xi Jinping completó tres rondas de vacunación en mayo, no con la vacuna china Sinovac, sino con la BNT de Pfizer, que vino del extranjero.

Algunos usuarios de las redes sociales dejaron comentarios como: “Cuando [los funcionarios] anunciaron específicamente que se habían vacunado, lo más probable es que no lo hayan hecho”.

La salud de los líderes del PCCh se mantiene en secreto

“El PCCh siempre ha tratado la condición física de sus líderes como un secreto, por lo que es extraño que el estado de vacunación de los líderes se haga público de repente por primera vez”, dijo el comentarista de temas de actualidad Zhou Xiaohui a The Epoch Times.

Xinhua News también reportó que Wang Fusheng, director del Departamento de Medicina de Enfermedades Infecciosas del 301º Hospital General del Ejército, dijo que recibir la vacuna contra el COVID-19 no causaría leucemia ni diabetes, ni afectaría al código genético humano, ni provocaría metástasis y propagación de tumores, ni causaría un aumento dependiente de anticuerpos, como sugieren algunas informaciones en Internet.

El público sospecha que esto puede ser una respuesta a los numerosos incidentes de lesiones e incluso muertes causadas por las vacunas nacionales de China que los funcionarios ya no pueden encubrir.

Siempre ha habido dudas sobre los efectos secundarios de las vacunas contra el COVID-19 entre el público chino. De vez en cuando, las redes sociales e incluso los medios de comunicación oficiales publican videos de personas que caen repentinamente al suelo.

Vacunas chinas en otros países

Además de utilizar a los líderes del partido comunista para avalar y reducir su responsabilidad de la eficacia de las vacunas nacionales, el PCCh también ha pedido a otros líderes mundiales que la defiendan.

Los líderes de más de 30 países —entre ellos Turquía, Serbia, Camboya, Filipinas, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí, Jordania, Indonesia, Perú y Chile— también han recibido vacunas fabricadas en China, según Zeng Yixin, subdirector de la Comisión de Salud de China.

Sin embargo, ha habido muchas noticias negativas sobre líderes mundiales que recibieron las vacunas contra el COVID-19 de fabricación china.

El Congreso de Perú impugnó y destituyó al expresidente Martín Alberto Vizcarra Cornejo en noviembre de 2020 por un escándalo en el que recibió secretamente una vacuna de Sinopharm en octubre de 2020. Apenas seis meses después de recibir la vacuna china, Bisccarra dio positivo en la prueba por COVID-19 el 25 de abril de 2021.

El 13 de enero de 2022, China Central TV reportó que el 12 de enero, el expresidente peruano Vizcarra posteó en las redes sociales que había vuelto a dar positivo en la prueba por COVID-19 después de una prueba rápida de antígeno (RAT).

El primer ministro jordano, Bisher Al Khasawneh, dio positivo por COVID-19 durante una visita a Egipto el 21 de febrero de 2022 y tuvo que cancelar su reunión con el presidente egipcio Abdel Fattah al-Sisi. El ministro de Sanidad de Jordania dijo el 10 de enero que el primer ministro Bisher y varios ministros habían recibido la vacuna china de Sinopharm.

Los medios de comunicación brasileños reportaron en febrero de 2021 que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, confirmó el 18 de febrero de 2021 que su madre de 93 años había recibido una vacuna británica, sin embargo, el personal médico falsificó su tarjeta de vacunación; rompieron la tarjeta original y la sustituyeron por una que decía que había recibido Sinovac. El incidente desató una gran polémica en Brasil.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, acudió personalmente al aeropuerto el 28 de enero de 2021 para recibir la llegada de un cargamento de vacunas Sinovac procedentes de China y anunciar que el programa de vacunación en Chile comenzaría en febrero.

Sin embargo, el 13 de abril, el Ministerio de Salud chileno confirmó que las unidades de cuidados intensivos del país estaban en “estado crítico” y que el 97% de las camas estaban ocupadas por pacientes con COVID-19 severamente enfermos.

Chile tiene la tercera tasa de vacunación contra el COVID-19 más alta del mundo. Sin embargo, en abril, un brote de la enfermedad infectó a más de un millón de personas y mató a casi 25,000 chilenos, el país más rico de América Latina, con menos de 19 millones de habitantes. En Chile, el 93% de las vacunas contra el COVID-19 administradas fueron Sinovac.

Lo interesante es la ausencia de Corea del Norte en la lista. El líder norcoreano Kim Jong Un rechazó 2 millones de dosis de vacunas AstraZeneca de fabricación china en julio de 2021. El gobierno de Kim lo expresó de forma educada: “Las vacunas deberían enviarse a países donde la pandemia es más grave”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.