Los dos últimos rinocerontes blancos del norte en el mundo necesitan guardias armados las 24 horas

Por Louise Bevan
18 de Noviembre de 2020
Actualizado: 19 de Noviembre de 2020

Los dos últimos rinocerontes blancos del norte, Najin y Fatu, están protegidos de los cazadores furtivos las 24 horas del día por guardias armados. Su subespecie en peligro crítico de extinción ha estado en peligro durante décadas.

Con la ferviente esperanza de ofrecerles un futuro mejor, el conservacionista James Mwenda se ha encargado de la pareja femenina (madre -hija) en Ol Pejeta Conservancy en Nanyuki (Kenia) desde 2013.

El rinoceronte macho llamado Sudán era parte del grupo, pero falleció en 2018, a la edad de 45 años, eliminando la posibilidad de propagación natural.

James Mwenda. (Cortesía de James Mwenda)

“[Sudán] representaba mucho más que un simple rinoceronte”, dijo Mwenda a My Modern Met. “Lo que representaba es enorme”.

Mwenda se despierta temprano en el centro de conservación para liberar a “sus chicas” de sus corrales de dormir asegurados en un área más grande, para salir a vagar.

“Tenemos que comprobar su salud todas las mañanas, a primera hora a las 6 a.m.”, dijo Mwenda. “Después, tenemos que limpiar sus corrales, limpiar sus bebederos, asegurarnos que el ambiente esté limpio”.

(Cortesía de James Mwenda)

Los voluntarios y los visitantes llegan al lugar con frecuencia, así que Mwenda y sus colegas también preparan charlas para educar al público sobre Najin y Fatu, sus necesidades y sus personalidades muy distintivas.

También discuten el futuro. Sin Sudán, la única forma en que la madre Najin, de 31 años, y la hija Fatu, de 19, pueden reproducirse es mediante la fecundación in vitro (FIV).

“Esa es la esperanza que tenemos”, dijo Mwenda a My Modern Met. “Eso es lo que queremos escuchar: que Sudán y los rinocerontes blancos del norte están resucitando”.

“Confiamos mucho en eso, y estamos esperando, con los dedos cruzados”.

(Cortesía de James Mwenda)

El profesor Thomas Hildebrandt del Instituto Liebniz de Investigación de Zoológicos y Vida Silvestre dijo a la BBC que septiembre marcó una “fase muy importante” en un programa de cinco años. Utilizando el esperma del rinoceronte blanco macho recolectado antes de su muerte, y extrayendo delicadamente los huevos de Najin y Fatu, el equipo de Hildebrandt culminó con éxito la recolección de dos embriones en su laboratorio en Italia.

Los rinocerontes blancos del sur más prósperos podrían actuar como sustitutos, dado que ni Najin ni Fatu pueden soportar un embarazo.

Mwenda está emocionado con la posibilidad de tener crías de rinoceronte blanco del norte, y espera, al mismo tiempo, que el hecho de compartir las historias de Najin, Fatu y Sudán sirva para evitar la devastadora casi eliminación de otras subespecies en el futuro.

(Cortesía de James Mwenda)

Había 2000 rinocerontes blancos del norte en la década de 1950. La caza furtiva por sus cuernos, que puede costar más de 6000 dólares por kilogramo en Oriente Medio, causó estragos.

Para Mwenda y sus colegas, la extinción no es un concepto abstracto.

“Cuando la gente habla de extinción, parece algo muy lejano”, dijo Mwenda a My Modern Met.

“Pero estamos aquí presenciándola cada día; sintiéndola a través de estos animales, así que es emocionalmente agotador. Pero, después de todo, estamos inspirados”.

(Cortesía de James Mwenda)

La relación de Mwenda con los animales salvajes comenzó en la infancia cuando su comunidad cerca del Monte Kenia se vio envuelta en un conflicto con los elefantes locales que saqueaban y se alimentaban de su comida. Mwenda fue testigo de una gran ira hacia los elefantes, pero creció impulsado por la empatía y la curiosidad por estas grandes criaturas perseguidas.

No tenía los medios para la universidad, así que buscó un trabajo que le permitiera trabajar con las criaturas que amaba. Encontró uno en el Conservatorio Ol Pejeta. Quería ayudar a facilitar los viajes de los turistas amantes de la naturaleza, y Mwenda también está creando su propia empresa de viajes, Jemu Mwenda Expeditions, y publica actualizaciones regulares en su página de Instagram.

El apasionado conservacionista siente instintivamente que Najin y Fatu se dan cuenta que son las últimas de su especie.

“Puedo decir que sienten que son las últimas de su especie. Lo sienten”, le dijo a My Modern Met. “Así que, a través de sus personalidades, nos dan ‘lecciones’ que podemos usar para las generaciones futuras”.

Mwenda aún lamenta la muerte de Sudán pero mantiene su solemne promesa de ser su voz en la lucha por una mayor conciencia.

“La extinción no solo tiene que ver con los animales, sino que también tiene mucho que ver con los seres humanos”, dice Mwenda en el video de YouTube de sus hermosas niñas Rhino.

Vea las Royal Rhino Girls en el video de abajo:

(Cortesía de James Mwenda)

¡Nos encantaría escuchar sus historias! Puede compartirlas con nosotros en emg.inspired@epochtimes.nyc


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Mire a continuación

Dos gemelas meditaban en un parque cuando la policía china las separa de su madre

TE RECOMENDAMOS