Los ejercicios acuáticos son tan efectivos como los ejercicios en el gimnasio

El ejercicio acuático es más suave para las articulaciones y aún así reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular
Por MARKOS KLONIZAKIS
13 de Enero de 2021
Actualizado: 13 de Enero de 2021

La natación, los aquaerobics y otros ejercicios acuáticos son populares entre las personas de 55 años o más para mantenerse en forma sin forzar las articulaciones. Un nuevo estudio muestra que estas formas de ejercicio también pueden ayudar a reducir las enfermedades cardiovasculares.

Estudios anteriores muestran que los ejercicios acuáticos tienen muchos beneficios, incluyendo la mejora de la marcha, el equilibrio y la movilidad. También se cree que ofrece beneficios como parte de los programas de rehabilitación para la enfermedad arterial periférica, en la que se estrechan las arterias de las piernas, el estómago, los brazos y la cabeza.

Pero aunque se ha demostrado que los ejercicios en el agua tienen beneficios para otros aspectos de la salud, hasta ahora la evidencia era limitada sobre si era realmente beneficioso para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular en adultos mayores y para mejorar su salud cardíaca.

Nuestro último estudio exploró los efectos a largo plazo de los ejercicios aeróbicos regulares y los acuáticos en la salud cardiovascular. Demostramos por primera vez que son tan eficaces como otros tipos de ejercicio aeróbico para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares en las personas mayores.

Nuestro estudio involucró a 80 personas mayores de 55 años con presión sanguínea normal y sin condiciones clínicas preexistentes, como la diabetes. Evitamos incluir a personas que hicieran regularmente ejercicios de alta intensidad, como CrossFit. Esto fue para asegurarnos de que todos los regímenes de ejercicio que comparamos fueran lo más similares posibles y debido a que el ejercicio de alta intensidad puede ser difícil de realizar en el agua.

Nuestros participantes se ejercitaron en promedio cuatro veces por semana, durante al menos seis meses. Comparamos a las personas que entrenaron en el agua con las que entrenaron en un gimnasio o tomaron clases para ejercitarse, y con las que hicieron una mezcla de ambos tipos de ejercicios. También comparamos estos datos con un grupo de referencia que no hacía ningún tipo de ejercicio.

Para ver qué efecto tenía el ejercicio en la salud cardiovascular, medimos la eficiencia del revestimiento interno de las venas (endotelio) en las venas pequeñas y las arterias grandes. El endotelio es crucial para minimizar el riesgo de enfermedad cardiovascular a cualquier edad.

Descubrimos que los tres modos de ejercicio ofrecen beneficios similares a nuestras arterias y venas pequeñas. El mecanismo detrás de estos hallazgos no está muy claro. Sin embargo, es probable que esto se deba a que el ejercicio puede aumentar la producción de óxido nítrico en nuestros cuerpos. Este es un componente clave para preservar la función endotelial tanto en las venas pequeñas como en las arterias. Así que cuanto mayor sea la producción de óxido nítrico, mejor funcionarán las arterias y las venas pequeñas.

La función endotelial de los grupos que se ejercitaron también fue significativamente mejor que la función del grupo inactivo. Esto sugiere que para los adultos mayores, todos los ejercicios juegan un papel importante en la protección contra las enfermedades cardiovasculares, ya sea que se realicen dentro o fuera del agua.

Hacer ejercicio a todas las edades

Las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la principal causa de muerte de las personas mayores. Si bien el ejercicio —ya sea solo o junto con una dieta sana— puede prevenir las enfermedades cardiovasculares, las personas mayores a menudo no hacen tanto ejercicio como deberían. Por ejemplo, las estadísticas muestran que solo el 13 por ciento de las mujeres mayores de 75 años cumplen con las recomendaciones de actividad física diaria para su grupo de edad.

Hay muchas razones por las que las personas mayores no pueden hacer ejercicio, incluyendo el miedo a las lesiones y la falta de confianza en el uso del equipo para hacer ejercicio. Pero esto podría significar que se están perdiendo importantes beneficios cardíacos que pueden prevenir las enfermedades cardiovasculares. Por eso es necesario explorar y promover formas de ejercicio que las personas mayores se sientan cómodas de hacer —y que quieran hacer.

Por eso nuestros hallazgos pueden ser particularmente importantes, ya que somos los primeros en demostrar directamente que el ejercicio en el agua es tan bueno para la salud cardiovascular como el ejercicio en un gimnasio, para las personas mayores. Esto significa que la gente puede elegir una forma de ejercicio que cause menos dolor, estrés o tensión en las articulaciones, pero que aún así beneficie su salud cardíaca. Esto puede ser especialmente bueno para las personas que pueden ser más delicadas, o para las que tienen miedo de manejar el equipo de un gimnasio.

Se necesitarán más investigaciones para comprender mejor por qué el ejercicio acuático aporta estos beneficios a las venas y las arterias. Sin embargo, nuestros hallazgos indican que el ejercicio acuático es una forma agradable de protegerse contra las enfermedades cardiovasculares.

Markos Klonizakis es lector de fisiología clínica en la Universidad de Sheffield Hallam en el Reino Unido. Este artículo fue publicado por primera vez en The Conversation.

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

El secreto de una mujer alemana para una vida armoniosa y feliz

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS