Los mejores remedios naturales para tratar los cálculos renales

Algunos alimentos y vitaminas resultan particularmente efectivos para tratar los cálculos renales, según una investigación
Por GreenMedInfo
25 de Octubre de 2021
Actualizado: 25 de Octubre de 2021

Los cálculos renales son una condición familiar que involucra cristales que se forman dentro de los riñones, que afectan a alrededor del 12 por ciento de la población mundial. Han afectado a los seres humanos desde al menos 4.000 A.C., emergiendo como la enfermedad más común del tracto urinario.

La formación recurrente de cálculos se ha relacionado con una serie de enfermedades crónicas, incluida la insuficiencia renal en etapa terminal, las enfermedades cardíacas, la diabetes y la presión arterial alta. Los cálculos renales incluso se han considerado una condición sistémica relacionada con el síndrome metabólico.

La formación de cálculos es bastante común, con una tasa de recurrencia estimada a cinco años de hasta el 50 por ciento. Su prevalencia ha ido en aumento en el último medio siglo, en parte debido a los cambios en la dieta y el estilo de vida.

Si está en riesgo o ha tenido cálculos renales, es posible que le interese explorar remedios naturales. Aquí hay algunos que vale la pena probar.

1. Agua

Los estudios han sugerido previamente que la ingesta diaria de agua que produce al menos 2,5 litros de orina todos los días puede proteger contra los cálculos renales.

Un meta análisis llevó esto más allá y confirmó que el consumo de agua se asoció con un menor riesgo de cálculos renales. Los investigadores anotaron: “Al aumentar el volumen de orina, el aumento de la ingesta de agua puede diluir la concentración de orina, reducir la súper saturación de CaOx (oxalato de calcio), disminuir el ácido de la orina y eliminar la sal”.

2. Jugo de limón

La terapia de limonada parece ayudar a disolver los cálculos renales, ayudando a los pacientes con nefrolitiasis hipocitratúrica. En un estudio, cuatro hombres y siete mujeres fueron tratados con terapia de limonada durante un promedio de 44,4 meses, mientras que un grupo de control con cuatro hombres y siete mujeres fueron tratados con citrato de potasio durante un promedio de 42,5 meses.

De los 11 pacientes tratados con limonada, 10 mostraron un aumento de los niveles de citrato urinario. La terapia, por lo tanto, aparece como una alternativa razonable para los pacientes que no pueden tolerar la terapia de primera línea, anotaron los investigadores.

El citrato, una sal presente en el ácido cítrico, se une al calcio y ayuda a bloquear la formación de cálculos. Los cítricos y los jugos son fuentes conocidas de citrato dietético, y el jugo de limón parece tener la mayor concentración de él. En un estudio separado, la administración de jugo de limón a modelos animales inhibió el aumento de los niveles de calcio renal y mostró acción protectora contra la urolitiasis (cálculos renales).

3. Grasas Omega-3

Para probar los beneficios de la suplementación con ácidos grasos omega-3 en ciertos formadores de cálculos, los investigadores evaluaron los efectos de la suplementación con dos tipos de omega-3, el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA), sobre los factores de riesgo urinarios para formar cálculos de oxalato de calcio.

El equipo estudió a 15 sujetos sanos que consumieron una dieta estandarizada durante cinco días y recolectaron muestras de orina diarias de 24 horas. Durante las fases específicas de intervención, los sujetos recibieron 900 miligramos (mg) de EPA y 600 mg de DHA todos los días.

Los resultados revelaron que la suplementación con omega-3 de 30 días redujo efectivamente la excreción de oxalatos urinarios y el riesgo de cristales de oxalato de calcio, sirviendo como una posible intervención a largo plazo.4

4. Jugo de naranja

El jugo de naranja puede tener efectos terapéuticos sobre el riesgo de formación de cálculos. En un estudio, 13 voluntarios, compuestos por nueve individuos sanos y cuatro formadores de piedras, recibieron agua destilada, jugo de naranja o limonada mientras estaban en una dieta metabólica. Los investigadores recolectaron muestras de orina de 24 horas.

Los hallazgos mostraron que el jugo de naranja y la limonada tenían un contenido de citrato comparable. El primero, sin embargo, se asoció con oxalatos de calcio y ácido úrico calculados más bajos.

“Este estudio a corto plazo sugiere que el consumo de jugo de naranja podría resultar en una modificación bioquímica de los factores de riesgo de cálculos; sin embargo, se necesitan estudios adicionales para evaluar su papel en la prevención a largo plazo de la nefrolitiasis recurrente”, escribió el equipo.

5. Gramo de caballo

El gramo de caballo, conocido como Kulattha en el antiguo sistema de bienestar indú de Ayurveda, resulto superior al potasio en el tratamiento de la enfermedad de calcificación renal. Esta hierba se ha utilizado desde la antigüedad para cálculos renales, tos, asma y hemorroides, por nombrar algunas dolencias.

Un estudio evaluó a 47 pacientes diagnosticados con cálculos de oxalato de calcio, 24 de los cuales recibieron gramo de caballo y 23 recibieron citrato de potasio durante seis meses. Los resultados mostraron que el gramo de caballo puede reducir la recurrencia de los cálculos de oxalato de calcio, produciendo mejores resultados que el uso de citrato de potasio convencional.

6. Vitamina E

En un estudio de 2004, la vitamina E mejoró el estrés oxidativo asociado con la formación de cálculos renales entre los pacientes con tuberculosis. El uso del nutriente redujo el riesgo de formación de cálculos en los pacientes, que fueron tratados con un régimen de medicamentos antituberculosos de rutina.

En el primer estudio que demostró el beneficio en un organismo vivo, las ratas en este caso, la terapia con vitamina E previno los depósitos de cristales de oxalato de calcio en los riñones al mejorar el estado antioxidante en los tejidos renales.

7. Aceite de onagra

La investigación en 1994 evaluó varios aceites y su efecto sobre los cálculos renales de sujetos animales masculinos: aceite sin grasa, aceite de coco, aceite de pescado y aceite de onagra.

Los resultados sugirieron que la actividad de la uroquinasa renal en los cálculos renales inducidos por la infección puede restaurarse a través de dietas ricas en aceite de onagra, por lo que es una ayuda relevante en la prevención y el tratamiento.

8. Semilla negra

Nigella sativa, más comúnmente conocida como semilla negra, puede ayudar a tratar o reducir el tamaño de los cálculos renales. En un estudio en 60 pacientes con cálculos renales, los pacientes fueron tratados con 500 mg de cápsulas de semilla negra o un placebo dos veces al día durante 10 semanas.

En el grupo de semillas negras, el 44.4 por ciento de los pacientes excretaron sus cálculos por completo, y el tamaño de los cálculos permaneció sin cambios. En el grupo placebo, el 15,3 por ciento hizo lo mismo. En comparación con el placebo, la semilla negra demostró un efecto positivo significativamente mayor en la disolución o reducción del tamaño de los cálculos dolorosos.

Puede obtener más información sobre los últimos avances en la investigación de cálculos renales en la base de datos de GreenMedInfo.com.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS