Los niños notaron que el maestro estaba deprimido y les dijo la razón, entonces uno de ellos hizo algo increíble

"Me gustaría que el mundo prestara más atención a los niños".
01 de Marzo de 2018 Actualizado: 01 de Marzo de 2018

Cuando Price Lawrence fue a la escuela el 20 de febrero, estaba preocupado por su esposa, Jessica. No se lo mencionó a sus estudiantes de sexto grado, pero ellos pudieron notar que algo no estaba bien con él.

Al final de la clase, cuando sus alumnos salieron del aula, el acto de bondad de uno de ellos lo tomó por sorpresa.

Price Lawrence ha sido maestro por un año.

Lawrence es un maestro de sexto grado en la escuela Highlands Elementary en Huntsville, Alabama.

En una publicación que conpartió en Facebook, Lawrence recordó cómo, una mañana, los estudiantes de su clase notaron que estaba “un poco triste” y, como cualquier mente curiosa lo haría, le preguntaron qué le preocupaba.

Un día, sus alumnos notaron que él no era el mismo de siempre.

El maestro explicó que durante el fin de semana su esposa, Jessica, había perdido a su padre y él estaba preocupado por ella. Sus estudiantes expresaron sus condolencias y luego continuaron con la lección.

Cuando terminó la clase, intercambió saludos de mano y abrazos con sus alumnos. Cuando salían para ir a su segunda clase, una de las alumnas tenía algo más que quería compartir con Lawrence.

Lawrence dijo que estaba preocupado por su esposa porque su padre había fallecido ese fin de semana.

En lugar de hacer lo mismo, la niña le dio a Lawrence una nota y tres monedas.

“Esto es para su esposa. Sé que fue muy caro cuando mi papá murió y realmente no quiero helado hoy de todos modos”, recordó que ella dijo.

Uno de sus estudiantes le dio su dinero de helado.

El dulce gesto no solo conmovió a Lawrence, sino también a miles de personas que compartieron y comentaron la publicación de Lawrence en Facebook.

Considerado, amable, especial y precioso son solo algunas de las palabras que la gente usó para describir a la estudiante de Lawrence y su acto de compasión.

“Me gustaría que el mundo le prestara más atención a los niños. Podríamos aprender mucho de ellos”, escribió.

TE RECOMENDAMOS