Los norcoreanos ya no confían en los alimentos contaminados importados de China

Por Olivia Li
17 de Octubre de 2019 Actualizado: 17 de Octubre de 2019

Los alimentos contaminados exportados de China con destino a Corea del Norte están arruinando la amistad entre los dos países comunistas. Una fuente de información de Pyongyang reveló que los norcoreanos ya no confían más en los alimentos o ingredientes alimentarios producidos en China.

La fuente reveló el 8 de octubre al Daily NK que la mayoría del aceite de soja en el mercado de Corea del Norte proviene de China. Los consumidores recientemente se enteraron de que el aceite de soja producido en China es en realidad aceite de alcantarilla, es decir, aceite de cocina en mal estado que es reciclado a partir de los residuos de restaurantes.

Daily NK es un periódico online con sede en Corea del Sur que se enfoca en temas relacionados con Corea del Norte. Las historias que informa son presuntamente obtenidas dentro de Corea del Norte a través de una red de informantes.

“Ahora los consumidores norcoreanos están dispuestos a gastar más para comprar aceite de soja de los países del sudeste asiático”. La fuente dijo: “El precio de una botella de 5 litros de aceite de soja chino es de 4,5 a 5 dólares estadounidenses, mientras que el aceite de soja producido en el sudeste asiático es de unos 6 dólares estadounidenses”.

Explicó además que los norcoreanos solían pensar que los alimentos hechos en Corea del Norte eran limpios y seguros, pero ahora saben que muchos ingredientes alimentarios se importan de China, un país conocido por sus productos alimenticios contaminados.

“Cada vez más consumidores, especialmente mujeres preocupadas por la salud de sus hijos, dejaron de comprar alimentos que contienen ingredientes de producción china, como los embutidos”, señaló.

Otra fuente de información de China confirmó que el aceite de soja de producción china exportado a Corea del Norte es en realidad aceite extraído de alcantarillas, y añadió que la empresa comercial norcoreana que compró el aceite de China deliberadamente especificó que quería aceite de alcantarilla barato.

“El jefe de la empresa comercial norcoreana pidió aceite de alcantarilla, y que la empresa lo vende a fábricas de procesamiento de alimentos. De hecho, algunos empleados de la empresa comercial abiertamente afirmaron que no comerían ningún alimento producido en Corea del Norte”, dijo la fuente china.

La práctica ilegal de reciclar el aceite de alcantarilla y venderlo a restaurantes y consumidores fue ampliamente expuesta alrededor de 2010.

He Dongping, profesor de la Universidad Politécnica de Wuhan, dijo en 2010 a los medios de comunicación estatales chinos que China consume alrededor de 22,5 millones de toneladas de aceite de cocina al año, mientras que la producción anual de aceite de cocina en el país es inferior a 20 millones de toneladas. Por lo tanto, estimó que los chinos consumen alrededor de 2,5 millones de toneladas de aceite de alcantarilla cada año. Hay serios problemas de salud asociados con el aceite de alcantarilla, ya que generalmente está contaminado con bacterias, hongos, toxinas como el plomo, y sustancias cancerígenas como el benzopireno y la aflatoxina.

Rusia arremetió contra los perjudiciales camarones de China

Los chinos suelen referirse a Corea del Norte como el “hermano menor comunista” de China, mientras que a Rusia se le llama el “hermano mayor comunista” de China. Estos dos términos todavía se utilizan hoy, casi dos décadas después de la disolución de la Unión Soviética, porque el régimen chino sigue tratando a Rusia como un aliado cercano cuando necesita evitar la condena de la sociedad internacional.

A diferencia de los norcoreanos, que manejan en silencio la cuestión de los alimentos contaminados procedentes de China, las autoridades rusas criticaron abiertamente a los camarones congelados importados de China.

La Agencia Federal para la Pesca en Rusia anunció en septiembre del año pasado que llevó a cabo 25 inspecciones de camarones congelados en el mercado y que ninguno de ellos cumplió con las normas de seguridad alimentaria. Los camarones congelados en Rusia se importan principalmente de China, y un pequeño porcentaje se importa de Vietnam.

La agencia afirmó que los camarones de China contenían sustancias químicas nocivas provenientes de un ambiente de pesca detestable, así como también sobredosis de antibióticos y hormonas de crecimiento.

“(Estos productos de mariscos) son desagradables y tóxicos, los alimentos que utilizan los piscicultores chinos y vietnamitas incluso contienen desechos asquerosos como estiércol de cerdo”, dijo Alexander Savelyev, jefe de la Agencia de Información Pesquera. “También utilizan grandes cantidades de antibióticos y hormonas de crecimiento en las granjas de peces y camarones. Estamos gastando dinero comprando productos alimenticios asquerosos a ellos, producidos por codicia”.

Siendo un país comunista, China tiene muy pocos amigos en la comunidad internacional. Sin embargo, incluso las relaciones con la hermandad comunista están ahora en peligro, ya que los escándalos por la contaminación de los alimentos están erosionando la “amistad forjada con la sangre” del gigante asiático con Corea del Norte y su larga amistad con Rusia.

A continuación

Cómo el comunismo corrompió el pensamiento humano

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS