Los numerosos vínculos ocultos entre la secta NXIVM y la Cienciología

Por Bowen Xiao - La Gran Época
27 de Junio de 2019 Actualizado: 27 de Junio de 2019

NUEVA YORK–Keith Raniere, el exlíder de la supuesta organización de autoayuda NXIVM “se basó” en muchas de las enseñanzas de la Cienciología; copió varias de sus metodologías internas y, en algunos casos, plagió palabra por palabra su terminología para enaltecer sus clases.

Las similitudes entre ambas organizaciones son muchas: desde el uso de tácticas de adoctrinamiento y engaño, hasta perseguir a los exmiembros que los critican, e incluso usar la misma defensa legal. Muchas de las entrevistas realizadas por La Gran Época, incluyendo una con una exmiembro de la Cienciología que llevó clases de NXVIM, confirmaron muchas de las similitudes.

Las semejanzas surgieron luego de que La Gran Época informara sobre los paralelismos entre el caso NXIVM y una nueva demanda iniciada la semana pasada contra la Iglesia de Scientology Internacional (CSI, por sus siglas en inglés) y su líder, David Miscavige. Ambos casos detallan denuncias de abusos que van desde la trata de personas hasta el abuso infantil. Algunos dicen que es poco probable que la nueva demanda avance, debido a los grandes recursos financieros de la Cienciología y su historial de resolución extrajudicial.

“Me quedó claro que este [grupo NXIVM] era un grupo impulsado por la personalidad definida de un líder, que es extrañamente similar a la del fundador de la Cienciología, L. Ronald Hubbard”, dijo el experto en culto, Rick Ross, durante un testimonio en el juicio de NXIVM el 12 de junio.

Raniere fue declarado culpable de todos los cargos por un jurado federal el 19 de junio.

Metodología y Terminología

Antes de que Raniere fundara NXIVM en 1998, había estudiado las enseñanzas del fundador de la CSI, L. Ronald Hubbard, según Frank Parlato, el expublicista de NXIVM convertido en informante.

Raniere no tomó prestada toda la teología de CSI, pero tomó muchos de sus conceptos, dijo Parlato a La Gran Época. Dijo que Raniere estaba interesado en los métodos que tenía la CSI para recopilar información personal de sus estudiantes y había admirado la capacidad de Hubbard de ganar dinero, y dijo que Hubbard era una “gran influencia” en él.

“Keith tomó prestado algo del lenguaje, como usar los términos ‘parásitos’ y ‘supresores’ directamente del libro de tácticas de la Cienciología”, dijo Parlato. “Los términos tienen exactamente el mismo significado”.

“Creo que si Hubbard y su gente hubieran descubierto cuánto copió Raniere, lo habrían demandado”.

Parlato agregó que un amigo suyo que trabajó en NXIVM le dijo que Raniere a menudo hacía referencia a la Cienciología.

Frank Parlato, expublicista de NXIVM e informante, fuera del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en Nueva York el 7 de mayo de 2019. (Bowen Xiao/La Gran Época)

Una persona “supresora” es un término oficial de la CSI. De acuerdo a su sitio web, significa una persona “antisocial” que “busca alterar, socavar continuamente, difundir malas noticias y denigrar actividades y grupos de mejoramiento”. Raniere usó el término de manera similar en NXIVM para referirse a los llamados “enemigos” del grupo.

Una antigua miembro de la Cienciología por más de 10 años, le dijo a La Gran Época que no solo observó las similitudes entre ellos cuando asistió a las clases de NXIVM en su sede de Albany, Nueva York.

Ella relató cómo Nancy Salzman, co-fundadora de NXIVM, enseñó a toda la clase sobre el término en el cuarto o quinto día de las llamadas sesiones “intensivas”, que podían durar alrededor de una semana y costar entre USD 2000 y USD 10.000.

“Lo que me convenció de que les robaban, era que [NXIVM] usaba la misma terminología”, dijo. “Ni siquiera trataron de ocultarlo. Fue muy sorprendente”.

La mujer, que solicitó permanecer en el anonimato, se unió a la Cienciología en 1968, estuvo durante más de 10 años antes de salirse y citó lo que ella describió como abuso financiero y corrupción. Muchos años después, alrededor de 2011, probó un curso de NXIVM.

“Me acerqué a los miembros y les dije que este [término] venía de la Cienciología, y me dijeron: ‘No, no es así. Vino de Keith, y todos los descubrimientos de Keith son originales’. De hecho, Nancy hizo un trabajo absolutamente maravilloso explicando el concepto… pero mentían sobre dónde lo obtuvieron”, dijo.

“En la Cienciología, si querían excluir a alguien del grupo, llamarían a esa persona “supresora” y NXIVM hacía lo mismo. Ellos usaban la palabra muy vagamente, en lugar de realmente averiguar si la persona era tan mala como decían que era”.

Ella creía que Salzman y otro miembro de NXIVM con quien habló, realmente creían que Raniere había creado las frases.

Era obvio para ella que Raniere había estudiado algún material de la CSI, ya que enumeraba una serie de otros términos que tomó de la Cienciología, incluyendo su uso de “causa” y “efecto”, el primero significaba el control en la vida y el otro, significaba la pasividad.

“Cuando estaba en las clases de Albany, escuchaba constantemente a las personas usar las mismas palabras que solía escuchar en la Cienciología. (…) Utilizaban el mismo idioma todo el tiempo”, dijo. “A veces, hasta pensaba que estaba de nuevo en la Cienciología”.

La exmiembro de CSI dijo que una de las razones por las que no se unió a NXIVM fue por un “mal presentimiento” que tuvo luego de que los miembros trataron de reclutarla para un “entrenamiento privado”. Más adelante, se dio cuenta de que probablemente era una invitación para convertirse en una “esclava”. Los fiscales dijeron que las esclavas se veían obligadas a tener relaciones sexuales con Raniere y realizar otras tareas.

Parlato describió una metodología que Raniere había tomado de la Cienciología llamada “E-Meter”, una herramienta utilizada por el grupo para supuestamente ayudar a los devotos, en donde las personas hablarían de su pasado mientras su mano estaba conectada a un detector de mentiras eléctrico. Dijo que Raniere usaba el mismo concepto.

“Lo llamó una exploración de significado, o EM, las mismas iniciales [que usaba la CSI], excepto sin el detector, sin el dispositivo real”, dijo Parlato. “En la Cienciología, al igual que en NXIVM, se afirma que fue realmente una forma de descubrir los secretos sucios y profundos de sus clientes”.

Parlato dijo que los grupos tenían pistas similares para ascender de rango. En la Cienciología, los estudiantes hablan de “aclararse”, lo que significa que han alcanzado cierto estado. En NXIVM, se decía “unificarse” o deshaciéndose de las “desintegraciones” de uno mismo e “intregarse”.

Dijo que ambas formas de avance generalmente seguían una “confesión masiva”, otorgada a un colega cienciólogo con un dispositivo de grabación, o a un miembro de alto rango de la NXIVM que lo requeriría como “garantía colateral”.

“Entonces, el resultado final de esto es que obtienen todo: todos tus secretos, todo tu pasado. Y eso puede jugar en contra de una persona”, dijo Parlato. “Puede que no lo consideres un material digno de chantaje, pero puede convertirse [de esa manera] en tu mente. (…) Requeriría que permanezcas con el grupo o que obedezcas al grupo”.

Tácticas de miedo y represalias

Se sabe que ambos grupos toman represalias contra sus exmiembros, según Cathleen Mann, una experta calificada por un tribunal que ha testificado en más de 40 casos distintos de culto. Ella le dijo a La Gran Época que estos grupos también persiguen a sus críticos.

Los fiscales en el caso NXIVM detallaron cómo Sara y Clare Bronfman, herederas de la compañía canadiense de bebidas alcohólicas Seagram valorizada en mil millones de dólares, donaron decenas de millones de dólares a Raniere, en parte para pagar a los abogados para defender al grupo contra los críticos y para presentar sus propias demandas. Clare Bronfman, coacusada, se declaró culpable en abril.

La semana pasada, durante la demanda contra la CSI, la demandante acusó a la organización de publicar un “sitio web de odio” para difamarla y los miembros del grupo supuestamente la acosaron después de que ella apareciera en un documental que criticaba a la religión.

Desde finales de 2015 hasta principios de 2016, NXIVM se había “procesado”, con el respaldo de las Bronfmans, y de varios miembros que habían abandonado el grupo, entre ellos Joe O’Hara, Toni Natalie, Barbara Bouchey y Parlato, que nunca fue un miembro pero había trabajado como consultor para el grupo.

“Se sabe que la Cienciología envía a los exmiembros una cuenta solicitando dinero por los servicios prestados”, dijo Mann. “Las personas tienen que firmar un contrato para que, si se van, se les facture por el tiempo dedicado a la capacitación. Eso es bastante aterrador para mucha gente… que alguien vaya a pedir un préstamo para su casa, por ejemplo”.

Mann dijo que tales tácticas eran generalmente raras en los cultos más pequeños, que tienden a usar “mucho miedo, muchas represalias”, dijo. “La gran mayoría de los cultos más pequeños no tienen tiempo para tomar represalias. Es inusual la medida en que [la CSI] está tratando de controlar su imagen pública.

“Hay muchos exmiembros de la Cienciología y no escuchamos nada de la gran mayoría de ellos”.

Parlato dijo que una experiencia personal relacionada con la Cienciología quedó marcada en él. Una amiga suya que era una ciencióloga activa había estado publicando artículos en una de sus publicaciones.

“Una vez, escribí un artículo que criticaba a la Cienciología”, dijo. “[Mi amiga] estaba absolutamente aterrada de que le fueran a hacer algo. (…) Se volvió loca y me rogó que eliminara la historia, y lo hice porque era mi amiga”.

Dijo que el miedo en su voz le hizo saber todo lo que necesitaba saber sobre la Cienciología. Ella era la cabeza de un centro de cienciología.

El fundador de la Cienciología, Hubbard, quien murió en 1986 a los 74 años, escribió en varios de sus libros sobre su estrategia para perseguir a los críticos. En el libro de 1959 “Manual de Justicia”, Hubbard escribió: “Nunca olvido a la gente que ataca a la Cienciología, incluso la puntuación. Las personas atacan a los auditores, al personal, a las organizaciones, o a mí. Nunca lo olvido hasta que la pizarra quede clara”.

Reclutando a personas influyentes

Tanto NXIVM como CSI son notables por intentar reclutar celebridades y otras personas influyentes. En NXIVM, esta estrategia fue evidente en el trabajo de la miembro de alto rango Allison Mack, exactriz de “Smallville” y coacusada en el caso, que desde entonces se declaró culpable.

NXIVM también intentó obtener influencia política, como un miembro principal declaró en mayo que los miembros habían participado en un esquema de contribución de campaña ilegal para “ganarse el favor de los Clinton”, informó anteriormente La Gran Época.

Las celebridades de la Cienciología fueron tratadas de manera muy diferente a otros miembros, dijo Mann.

El año pasado, los abogados de Mack citaron un caso de 2009 contra la Cienciología por su propia defensa contra los cargos de trabajo forzado, según informes locales. Argumentaron que Mack no era culpable si no se consideraba a la Cienciología culpable por el mismo cargo.

Los documentos de la corte indicaron que las amenazas de Mack de liberar material publicitario, incluidas las fotos de desnudos de miembros del DOS, un grupo secreto dentro de NXIVM, no representaron un “daño grave”.

Sus abogados hicieron referencia a un caso de 2009, en el que una pareja intentó sin éxito demandar a CSI por trabajo forzado.

El DOS supuestamente reclutó miembros con la condición de que entregaran información personal, a menudo vergonzosa, sobre ellos mismos como “garantía”. Una vez dentro, los miembros debían proporcionar regularmente una garantía adicional para garantizar que mantuvieran las actividades del grupo en secreto.

Han habido denuncias de irregularidades contra la Cienciología durante décadas. Los representantes no respondieron a una solicitud de La Gran Época para hacer comentarios.

Numerosas coincidencias

Mann dijo que las similitudes entre ambas organizaciones iban más allá de la terminología y las tácticas de represalia.

Ella describió cómo ambos tenían sistemas de clasificación interna similares y estaban “enfocados en el dinero”. El engaño, dijo, vino desde arriba y se deslizó por los niveles en ambos grupos.

Mark Vicente, un exmiembro de NXIVM que formó parte de su junta ejecutiva, brindó una mirada interna al sistema de clasificación de la compañía, denominado “camino de huelga”, en su testimonio. A los miembros principiantes se les dio una faja blanca para usar alrededor de sus cuellos antes de que pudieran ascender en la compañía al reclutar más participantes e inscribirse en más clases ellos mismos.

“[Ambos] tienen niveles de membresía, niveles de conocimiento. Cuando las personas entran al grupo, tienen una versión de lo que creen que es, y luego suben de nivel y resulta ser algo diferente”, explicó Mann.

“La forma en que se presentan ante los nuevos miembros o la forma en que se presentan ante los externos, como los medios de comunicación, es diferente a la forma en que se presentan entre sí”, agregó.

Las declaraciones de la misión de CSI y NXIVM también son similares, dijo Mann, ambos enfatizando la ética hasta cierto punto. Ella dijo que la principal diferencia era el estado sin fines de lucro de la Cienciología como una religión, algo que NXIVM no tenía.

Mann dijo que las personas en la parte superior de las organizaciones recibieron más dinero que los miembros o estudiantes de menor rango.

“[Ambos] hacen algunas cosas similares, como enseñar a los nuevos miembros que van a salvar al mundo, ese tipo de ideas elevadas”, dijo.

La exmiembro de la Cienciología dijo que no se dio cuenta de que ambas organizaciones eran cultos, hasta muchos años después.

“Nunca pensé que la Cienciología fuera un culto, incluso cuando me fui; simplemente pensé que se corrompió y me fui por eso”, explicó.

“Me tomó muchos años poder entender de que era un culto. Pero cuando vi lo mismo en NXIVM, lo identifiqué de inmediato porque ya lo sabía”.

***

El macabro negocio multimillonario que está financiando al régimen comunista en China

TE RECOMENDAMOS