Los objetivos comunistas se disfrazan bajo el Programa de Desarrollo Sostenible de la ONU para Maestros

Por Ileana Johnson – La Gran Época
25 de Junio de 2018 Actualizado: 25 de Junio de 2018

El planeta está siendo transformado fundamentalmente por el Desarrollo Sostenible (SD, por sus siglas en inglés), una visión de las Naciones Unidas con matices comunistas para el futuro,en el que cada “ciudadano global” debe suscribir y adoptar, bajo el falso pretexto de proteger y preservar el planeta para el futuro.

La Comisión Brundtland de la ONU sobre Gobernanza Global definió el Desarrollo Sostenible como el “Desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer las necesidades del futuro”.

En 1992, un documento llamado Agenda 21 de la ONU explicaba cómo se iban a satisfacer las necesidades del futuro en todos los niveles de gobierno. Los objetivos de Estados Unidos fueron establecidos por el Consejo de Desarrollo Sostenible del presidente Bill Clinton, que declaró: “Las comunidades sostenibles animan a la gente a trabajar juntos para crear comunidades saludables donde se preserven los recursos naturales y los recursos históricos, donde existan empleos disponibles, se contenga el crecimiento urbano disperso, los vecindarios sean seguros, la educación sea permanente, el transporte y la atención de la salud sean accesibles, y todos los ciudadanos tengan oportunidades para mejorar la calidad de sus vidas”.

Pero ¿qué pasaría si los estadounidenses no se adhirieran a la agenda de desarrollo sostenible de la ONU, y no quisieran vivir en “ciudades inclusivas y sostenibles” con criterios establecidos por organizaciones no gubernamentales (ONG) desconocidas que se designan a sí mismos como ingenieros sociales?

Bajo el programa, los maestros deben ser persuadidos de estos objetivos, y deben ayudar en el esfuerzo global para implementar el SD. Según el Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo 2016, “Los docentes necesitan recibir formación para enseñar el desarrollo sostenible y la ciudadanía mundial”. A los niños se les debe enseñar a ser buenos guardianes del medio ambiente, y a los adultos se les debe empujar en la misma dirección.

Los promotores del Desarrollo Sostenible quieren que los maestros vayan a sus aulas y transformen fundamentalmente a sus estudiantes, diciéndoles que no pertenecen a una nación y cultura distinta con su propia historia, sino a un planeta sin fronteras con formas de vida sostenibles establecidas por las metas de la Agenda 2030 de la ONU.

El Centro Carta de la Tierra de Educación para el Desarrollo Sostenible y la Universidad para la Paz, que enseña la supuesta coexistencia pacífica, unieron sus fuerzas para ofrecer un Programa Internacional de Desarrollo Profesional en línea,

por valor de 1.300 dólares (del 16 de enero al 19 de junio de 2019) que consta de cuatro cursos, cinco seminarios y cinco seminarios en línea en tiempo real. La misión del Centro Carta de la Tierra de Educación de SD es promover temas como la supuesta “comunidad de la vida”, la “justicia económica”, y objetivos políticos globalistas similares que se disfrazan de activismo social.

Bajo el sistema de las Naciones Unidas, el papel del maestro es crucial en la transformación fundamental de sus estudiantes en supuestos buenos protectores del medio ambiente: jóvenes que se convertirán en ciudadanos del mundo y construirán “comunidades más justas, sostenibles y pacíficas”.

Tom DeWeese, presidente del American Policy Center, describió acertadamente en su libro, “Sustentable“, lo que significan los eufemismos en el lenguaje del Desarrollo Sostenible, y cuáles son los objetivos del SD en este ataque del comunismo global a nuestra soberanía nacional.

Se anima a la gente a vivir en agro comunidades sostenibles con casas solares, sin asfalto, sin estacionamientos, sin comodidades modernas que puedan poner en peligro el medio ambiente, cooperativas agrícolas que conserven la tierra, el agua y el aire, y sin propiedad privada. Pero es posible que otros estadounidenses no deseen vivir de acuerdo con estos estándares predeterminados y dirigidos por el estado.

Los ingenieros sociales del Desarrollo Sostenible desean formar actitudes en una dirección colectivista por medio de la educación. De esta manera, el rendimiento académico se convierte en secundario, en el plan de estudios básico común, diseñado para formar abejas ocupadas “de toda la vida” para el globalismo.

En un mundo de Desarrollo Sostenible, tanto los adultos como los jóvenes son empujados por los comités de visión y los facilitadores hacia un resultado predeterminado y deseado.

Las vacunas obligatorias, el control gubernamental de lo que comemos, dónde sembramos y cómo, la modificación del clima para mitigar el calentamiento global, dónde vivimos, en edificios altos y de uso mixto, cómo nos defendemos, la migración forzada en masa hacia Europa y Estados Unidos, todos forman parte del control “visionario” sobre la población.

¿Realmente preservamos los recursos naturales, para quién, mediante la construcción de interminables junglas de turbinas eólicas que cortan el vuelo de las aves, o mediante la ocupación de tierras agrícolas con enormes paneles solares, creando un flujo de calor que fríe a miles de millones de aves atraídas por el resplandor?

¿Realmente preservamos la historia encerrando la tierra bajo el pretexto de que algún evento histórico ocurrió allí, o de que una persona famosa deambuló por la zona?

¿Qué tipo de empleos verdes está creando el Desarrollo Sostenible? No los hemos visto en cantidades masivas, sino todo lo contrario.

El Desarrollo Sostenible considera los suburbios como crecimientos urbanos dispersos, pero algunos estadounidenses prefieren vivir en viviendas unifamiliares en lugar de en miniapartamentos apilados y empacados con Desarrollo Sostenible.

SD recomienda la retirada gradual de los autos, y su sustitución por trenes ligeros y autobuses. Pero los estadounidenses aman su cultura automovilística y la libertad de la carretera.

Y el cuidado global de la salud de SD será accesible a todos al igual como el Obamacare falsamente prometió en el 2010, que “si te gusta tu doctor, puedes quedarte con tu doctor”.

El curso en línea de cinco meses para profesores desarrollará sus conocimientos, habilidades, actitudes y valores relacionados con la sostenibilidad y el sentido de ciudadanía global. Después de un exhaustivo adoctrinamiento, se espera que los profesores incorporen los valores del SD en sus planes de estudio y prácticas educativas de acuerdo con el Objetivo 4 de la Agenda 2030 de la ONU.

Los temas incluirán “valores y principios de sostenibilidad, perspectiva planetaria, estilos de vida sostenibles, consumo responsable, ciudadanía global, educación transformadora, el papel de los medios de comunicación en el desarrollo sostenible, desafíos ecológicos, sociales, y educación moral y espiritual para una vida sostenible”.

El curso será impartido por educadores estadounidenses e internacionales especializados en “interconexiones entre ecología, economía, justicia social, espiritualidad y cosmología”, profesores jubilados de educación, especialistas de la UNESCO en desarrollo sostenible, y ejecutivos de la Carta de la Tierra de Educación para el Desarrollo Sostenible.

Los estadounidenses son buenos guardianes de la naturaleza y excelentes conservacionistas. Si fracasan, la EPA les dirá a ellos y a sus empresas lo que pueden y no pueden hacer en sus actividades personales y comerciales. ¿Necesitamos otra capa de gobierno no electo, compuesta por organizaciones internacionales que nos digan cómo vivir y distribuir nuestra riqueza?

TE RECOMENDAMOS