Los personajes más populares de los Moomin cobraron vida en este fantástico castillo de hielo en Finlandia

Por La Gran Época
08 de Enero de 2019 Actualizado: 08 de Enero de 2019

El nuevo castillo de hielo “Moomin”, un parque de 10.000 metros cuadrados con esculturas de hielo de 5 metros de altura de personajes de las historias de Moomin, fue creado en el pueblo de Papá Noel en Rovaniemi, en la provincia finlandesa de Laponia.

Los visitantes pueden contemplar esculturas de personajes como el “Inspector de Policía” y el “Mago”, al tiempo que juegan y pueden perderse en un laberinto de nieve, deslizarse por un tobogán de hielo de 50 metros de largo, o tomar alguna bebida en el bar de hielo.

Los Moomins fueron creados por la ilustradora finlandesa de habla sueca Tove Jansson (1914-2001), y en sus libros se describe las aventuras de la familia Moomin con sus muchos amigos que son encantadores, excéntricos y divertidos como la pequeña traviesa Little My, la tímida Sniff, la irresistible Snork Maiden y Stinky.

Aunque son dibujos hechos para los niños, las historias tienen un trasfondo que refiere a temas tan importantes como la educación, la cortesía, el respeto a los semejantes, la unión de la familia y los amigos, y la libertad, entre otros.

La creación de este castillo de nieve de los Moomin quizás aporta algo nuevo a las historias de estos animados, y es el disfrute que puede aportar el invierno y la nieve.

Los inviernos en Finlandia son muy duros, y los Moomin son felices sobre todo en primavera y verano.

Cuando llega el otoño la situación se vuelve más melancólica, y cuando llega el invierno, ellos hibernan. El personaje de La Buka (O la Bu) simboliza el crudo invierno finlandés. Es un personaje que asusta con su presencia y que congela todo lo que toca.

Pero en este nuevo parque de hielo, los Moomin cobran vida en invierno, y el lugar en sí, es todo un espacio para el entretenimiento y la diversión, a pesar de la crudeza del invierno en Finlandia.

Tras siete décadas

Siete décadas después de la aparición del primer libro de Moomin, son más que populares y ya son considerados clásicos.

Según Sophia Jansson, sobrina de Tove, los Moomins han alcanzado el estatus clásico porque “tres generaciones ya han crecido con los Moomins”, dijo, y cuando eso pasa “los personajes se convierten en clásicos”.

En la familia de los Moomins, la mamá es calma y serena, y nunca deja que nada le saque de sus casillas. Gracias a ella la Casa de los Moomins siempre es un lugar seguro y lleno de amorosos cuidados, tanto para su familia como para los visitantes.

Los niños finlandeses llevan creciendo bajo los mimos de Mamá Moomin desde los años 50.

El libro recibió su primera impresión de éxito internacional en 1954, cuando el London’s Evening News comenzó a publicar una tira cómica de Moomin dibujada por Tove Jansson y más tarde por su hermano Lars.

En el momento de mayor éxito, la serie sindicada fue leída en 40 países diferentes. Moomin World, construido en una pequeña isla del suroeste de Finlandia, atrae a miles de niños cada verano.

Los libros ilustrados de Tove Jansson fueron escritos originalmente en sueco, uno de los idiomas oficiales de Finlandia.

Entre 1945 y 1977 aparecieron un total de 13 libros, que fueron traducidos a 43 idiomas.

Los Moomins lucen muy auténticos en los libros. Se encuentran con catástrofes y aventuras, pero siempre regresan felices al idílico Valle del Moomin, cuyos habitantes se caracterizan por la sensibilidad y la tolerancia, así como por la travesura en algunos casos.

TE RECOMENDAMOS