Los primeros mentores socialistas de Amy Klobuchar

Por Trevor Loudon
14 de Febrero de 2020
Actualizado: 14 de Febrero de 2020

Comentario

En una reciente entrevista con Ed O’Keefe de CBS News, la candidata presidencial demócrata, la senadora Amy Klobuchar de Minnesota, explicó por qué le preocupaba que el senador Bernie Sanders pueda ser el oponente demócrata al presidente Donald Trump: “Me preocupa que un socialista lidere nuestra candidatura”.

Klobuchar se ha posicionado como “moderada” en el campo presidencial demócrata. Cada vez parece más que tomará el lugar de Joe Biden en el carril de los moderados del partido. Sin embargo, ella misma, de toda la vida, tuvo la costumbre de estar afiliada a los socialistas radicales. Sin embargo, a diferencia de Sanders, Klobuchar parece no estar dispuesta a contarle al público votante sus conexiones con la extrema izquierda.

Klobuchar creció con padres de tendencia izquierdista, pero su verdadera educación política comenzó en la universidad a principios de los 80.

En su libro de 2015, “El senador de al lado”, Klobuchar escribe sobre su despertar político mientras estudiaba en Yale:

“Mi interés en la política y en las políticas realmente floreció en la universidad. Me inspiró especialmente el profesor de ciencias políticas de Yale, Robert Dahl. … El profesor Dahl fue descrito a veces como el decano de los politólogos estadounidenses y sus teorías sobre cómo funcionaba la política estadounidense me abrieron todo un nuevo mundo de ideas”.

Dahl era marxista y miembro durante mucho tiempo de los Socialistas Democráticos de América (DSA). Era conocido por ensayos como “Sobre la teoría del socialismo democrático” (1940); “El control obrero de la industria y el Partido Laborista Británico” (1947), y “El marxismo y los partidos libres” (1948), una “crítica matizada del pensamiento marxista sobre los partidos políticos escrita con motivo del centenario del Manifiesto Comunista”, según un homenaje a Dahl por parte de los DSA.

Klobuchar también escribió sobre su admiración por otro académico, el profesor Charles Lindblom. Resulta que Lindblom fue uno de los patrocinadores fundadores de la revista de izquierda “The American Prospect” y un fanático de la “economía política” del dictador comunista de Yugoslavia, Josip Broz Tito. Por esta mala decisión, Lindblom fue etiquetado como “comunista de closet” y “socialista rastrero” por algunos críticos occidentales.

Otro favorito de Klobuchar en Yale era el igualmente izquierdista profesor Theodore (Ted) Marmor, una autoridad nacional en Medicare.

Como escribió en “Un senador de al lado”:

“El último profesor de Yale que jugó un papel importante en mi vida fue Ted Marmor. Tomé la clase de Ted de “La política de Medicare” en el tercer año. Al año siguiente, Ted nos tomó a mi amigo Matt Hamel… y a mí bajo su ala. Los domingos por la noche, Ted dirigía sesiones semanales de tutoría con solo nosotros dos”.

Marmor fue el jefe del Centro de Servicios de Salud de Yale, miembro de la Comisión del Presidente Jimmy Carter sobre la Agenda Nacional de los años 80, y asesor principal de política social de Walter Mondale en la campaña presidencial de 1984.

En febrero de 2001, Marmor apareció en un panel en la conferencia “Next Agenda” en Washington.

Entre sus co-panelistas estaban el cofundador de The American Prospect y el socialista alineado con los DSA, Robert Kuttner, el senador estadounidense Paul Wellstone, afiliado a los DSA, y Cathy Hurwit de la Midwest  Academy, dirigida por los DSA, una escuela de formación de “organizadores comunitarios” inspirada por Alinsky y con sede en Chicago.

Marmor también colaboró durante mucho tiempo con el activista de la atención médica Sid Socolar. En 1953, Socolar fue acusado de ser comunista y de ser un potencial “riesgo para la seguridad nacional” por el Comité Judicial del Senado, en un informe titulado “Subversión entrelazada en los departamentos gubernamentales”.

Hacia abril de 1991, la Escuela de los DSA para el Socialismo Democrático de la Ciudad de Nueva York “exploró la crisis de la atención médica y las alternativas socialistas” con Socolar y Linnea Capps del Grupo de Tareas de los DSA sobre la Salud de la Ciudad de Nueva York.

En abril de 2009, Marmor apareció en un panel, “Derrotando los persistentes ataques al seguro social”, con Socolar en la conferencia del Foro de la Izquierda organizada por los DSA en Nueva York.

Después de dejar la universidad y establecer su carrera jurídica en Minneapolis, Klobuchar dirigió su atención a la política local.

Se acercó a la identidad política local de Donald (Don) M. Fraser, que se desempeñó como miembro del Congreso del Partido Demócrata, Agricultor y Laboristal (DFL) y como alcalde de Minneapolis.

Alrededor de 1990, Klobuchar se convirtió en presidente de la Fundación de Educación del DFL, un “centro de estudio” que funcionaba independientemente del DFL de Minnesota, la filial estatal del Partido Demócrata.

El objetivo de la organización era promover “una mayor participación ciudadana en la política”. Mondale presidió la junta de la Fundación de Educación mientras que, según Klobuchar, Fraser y su esposa, Arvonne, eran el “corazón y el alma” del grupo.

Fraser era indudablemente un socialista.

En 1973, Lawrence Birns, de la Nueva Escuela de Investigación Social y partidario de los DSA, Michael Harrington, el fundador de los DSA y el representante Fraser de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes hicieron circular una petición que atacaba al gobierno militar anticomunista de Chile.

En junio de 1977, Fraser asistió a la Segunda Reunión de la Oficina de la Internacional Socialista en Roma.

El 9 de octubre de 2004, Fraser pronunció un discurso en la conferencia regional del Midwest de los DSA en Minneapolis. El evento fue iniciado por la Comisión Internacional de los DSA y los DSA FUND y fue copatrocinado por Fraser y la Fundación de Educación del DFL de Klobuchar.

El profesor Don Ostrom, presidente de la Fundación de Educación del DFL, dio la bienvenida al panel y a la audiencia en nombre de la “comunidad progresista de Minnesota”.

Fraser usó su turno de palabra para criticar la política exterior del presidente Bush.

De acuerdo con la publicación de la Izquierda Democrática de los DSA:

“Fraser continuó argumentando que Estados Unidos necesitaba emular los programas sociales europeos, especialmente el cuidado de salud nacional. Pidió un nuevo pacto social con mayores oportunidades de trabajo y educación. También citó la necesidad de que los demócratas crearan instituciones fuertes para educar al electorado”.

Klobuchar ha descrito a Fraser como su “mentor político”.

Cuando Klobuchar decidió postularse como abogado del condado de Hennepin (Minnesota) en 1993, Fraser estuvo ahí para ella.

Cuando Fraser murió en junio de 2019, Klobuchar escribió en Twitter para conmemorar la ocasión:

“En mi primera candidatura, Don fue copresidente de la campaña y subió al podio para presentarme. Fue un gran servidor público, pero también un mentor para la próxima generación. Consiguió que su servicio público no terminara con él”.

Klobuchar también emitió una declaración pública en honor a la vida de su amigo y mentor:

“El Estado de Minnesota ha perdido a un verdadero campeón para siempre. Don y Arvonne Fraser eran vecinos y amigos. Don Fraser siempre se adelantó a su tiempo. Como congresista luchó por el medio ambiente y los derechos humanos y expuso los abusos de los derechos humanos en todo el mundo. … Mi primer trabajo en la política demócrata fue como director ejecutivo voluntario de la Fundación de Educación del DFL, un grupo que Don Fraser fundó. ¿Su misión? Las ideas importan en la política. Él vivió eso”.

Y claramente esas ideas eran socialistas.

Todos los primeros mentores políticos de Klobuchar eran izquierdistas y socialistas. Y esa costumbre continuaría.

Trevor Loudon es un autor, cineasta y orador público de Nueva Zelanda. Durante más de 30 años, ha investigado la izquierda radical, los movimientos marxistas y terroristas y su influencia encubierta en el ámbito político general. Su próximo libro es “Rojos de la Casa Blanca: comunistas, socialistas y riesgos de seguridad para el presidente de los Estados Unidos, 2020”, que se publicará el 1 de marzo.

Los puntos de vista expresados en este artículo son las opiniones del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de The Epoch Times.

A continuación

Trotskistas de Brasil y EE.UU. coordinan ataques contra Trump y Bolsonaro

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

TE RECOMENDAMOS