Los primeros restos del avión de Sala que aparecieron en Francia fueron claves para hallar el avión

Por Jesús de León – La Gran Época
06 de Febrero de 2019 Actualizado: 06 de Febrero de 2019

Con los operativos activados para rescatar los cuerpos en los restos encontrado de la avioneta en la que viajaba Emiliano Sala desapareció, cobra especial relevancia el momento en que casualmente durante un paseo por la playa de Francia fueron encontrados los primeras indicios y restos del accidente.

Los restos hallados por una francesa en las playas de la ciudad de Surtainville ofrecieron precisiones sobre el paradero de la aeronave.

La avioneta privada en la que viajaba el futbolista argentino Emiliano Sala desapareció el lunes 21 de enero por la noche sobre el Canal de la Mancha, en medio de un mal tiempo.

Hasta el momento en que aparecieron los primeros restos en la playa francesa, encontrar el avión era parte de una tarea casi imposible, pues se trataba de una vasta área en la que encontrar una aeronave que mide poco menos de 9 metros de longitud.

El 26 de enero por la tarde, a cinco días del último contacto con la avioneta a unos 50 kilómetros de estas playas, Josette Bernard encontró un almohadón de un asiento, y le sacó una foto antes de llamar a la policía local.

Josette Bernard, una habitante de Surtainville, muestra en su teléfono móvil la imagen de un asiento de del avión que transportaba al futbolista Emiliano Sala. (Foto de CHARLY TRIBALLEAU/AFP/Getty Images)

Horas más tarde, Camille Leblond encontraba un segundo almohadón y también un apoyabrazos.

En la mañana del lunes 28 de enero, el Buró de Investigación y Análisis (BEA), la autoridad de investigación de seguridad francesa, informó al departamento de investigación de accidentes aéreos del Reino Unido (AAIB, por sus siglas en inglés), que parte de un cojín del asiento del avión se había encontrado en una playa cerca de Surtainville en la península de Cotentin.

“Un segundo cojín fue encontrado más tarde en la misma área ese día. De un examen preliminar, hemos llegado a la conclusión de que es probable que los cojines sean del avión perdido”, destaca el reporte de AAIB.

Según explicó Infobae, el hallazgo se dio en un radio de unos 4 km de playa entre el camping Les Mielles y el de Bel Sito de esta comuna francesa.

“Con esto, los analistas pusieron manos a la obra: calcularon las distancias entre el último contacto de radar –en las cercanías del faro Les Casquets– y el sitio de los hallazgos, en conjunto con el estudio de las corrientes marinas de los últimos seis días y la velocidad de las mismas”, reportó este medio.

Los datos que proporcionó el cruce de esta información permitieron restringir el campo de rastrillaje y determinaron una zona limitada de búsqueda.

Ocho días después, el buque privado “Morver”, contratado por la familia de Sala, zarpó rumbo al lugar y a las 2 horas localizó los restos metálicos el domingo a través de su sonar.

El Morven luego de identificar el objeto en el lecho marino utilizando su equipo de sonar de barrido lateral, despejó la zona inmediata para que el Geo Ocean III utilizara su vehículo submarino teledirigido (ROV) para inspeccionar la zona del fondo marino en la que se encontraba el objeto.

Luego de eso, el ROV obtuvo las primeras imágenes, de las cuales, AAIB compartió una foto.

Imagen que muestra los restos del avión N264DB en el que viajaba el futbolista argentino Emiliano Sala, en el fondo del Canal de la Mancha. Un vídeo submarino de los escombros del avión privado en el que viajaba Sala, muestra a un “ocupante”, informó el departamento de investigación de accidentes aéreos del Reino Unido (AAIB). EFE/ AAIB FOTO CEDIDA

El análisis de las imágenes del vídeo de los vehículos teledirigidos, permitieron a los investigadores de AAIB a bordo del buque, que concluyeran que se trataba de los restos del avión desaparecido de Sala.

La imagen muestra la parte trasera izquierda del fuselaje, incluyendo parte de la matrícula del avión.

También se pudo ver que dentro de los restos del avión había un cuerpo, y tampoco se descarta que dentro se encuentren los restos del otro pasajero.

En estos momentos se trabaja en la zona del hallazgo, que está a unos 25 kilómetros de la última aparición de la avioneta en el radar, y a más de 75 kilómetros de donde aparecieron los restos de los asientos y el apoyabrazos que llegaron hasta ese lugar empujados por las corrientes marinas.

Sin ellos hubiera sido imposible seguir adelante, y estar por estas horas tratando de sacar los cuerpos y los restos del avión.

Como reportó hace solo unas horas, según Fox Sports Latin America, el barco Barco Geo Ocean III seguía en la zona del avión con la operación de rescate.

*********************************************

Te puede interesar:

Esta talentosa artista de joyería con sede en Nueva York nos presenta ‘artesanía entre el cielo y el hombre’ en diseños brillantes

TE RECOMENDAMOS