Los problemas económicos de China afectan a las grandes empresas estadounidenses

El gigante de los chips Qualcomm es la última empresa estadounidense en anunciar despidos a medida que las dificultades económicas de China afectan al mercado mundial y empujan a las empresas estadounidenses a otros lugares.

Por Indrajit Basu
22 de Septiembre de 2023 10:19 PM Actualizado: 22 de Septiembre de 2023 10:19 PM

La atonía de la economía, la debilidad de la demanda y el consumo están pasando factura a China. Se está viendo obligada a reconsiderar sus planes de inversión y expansión en el segundo mayor mercado del mundo.

El desarrollador estadounidense de chips para móviles Qualcomm anunció el miércoles en un comunicado que está despidiendo a trabajadores en China, debido a la “continua incertidumbre en el entorno macroeconómico y de la demanda”, lo que indica una recesión de la industria más larga de lo esperado y una lenta recuperación.

“Aunque estamos en proceso de desarrollar nuestros planes, actualmente esperamos que estas acciones consistan en gran medida en reducciones de plantilla, y en relación con cualquiera de estas acciones esperaríamos incurrir en importantes gastos de reestructuración adicionales, una parte sustancial de los cuales esperamos incurrir en el cuarto trimestre del año fiscal 2023”, dijo Qualcomm. Aunque informó que “despediría a algunos empleados en su unidad de Shanghái”, Nikkei Asia citó publicaciones en las redes sociales de empleados que informaron de despidos “significativos” en Shanghái.

El lunes, la empresa de medicamentos contra el cáncer Kinnate Biopharma, con sede en San Diego, también anunció que despediría al 70 por ciento de sus trabajadores, como parte de un plan de reestructuración masiva que incluirá la separación de los empleados de Kinnjiu Biopharma, la filial de la empresa en China.

Los despidos se suman a una serie de recortes efectuados en los últimos meses por sus homólogas estadounidenses.

En mayo, el fabricante de automóviles Ford anunció planes para recortar costes en China en su intento de recuperarse de un persistente descenso de las ventas en el mayor mercado automovilístico del mundo. Las ventas de Ford en China han ido disminuyendo desde 2016, lo que ha llevado al fabricante de automóviles a reestructurar sus operaciones en China, lo que podría dar lugar a un recorte de 1.300 puestos de trabajo.

LinkedIn, la red de contactos profesionales propiedad de Microsoft, también anunció en marzo cientos de recortes de empleo en China, incluida la suspensión de su aplicación china, como parte de un proceso de “racionalización” debido a la disminución de los ingresos.

Este año, Intel y Micron también recortaron puestos de trabajo en China, obligadas por la caída del mercado. Estos recortes se produjeron después de que en 2022 el fabricante estadounidense de chips Marvell Technology redujera considerablemente su equipo de investigación y desarrollo en China.

China fijó su objetivo de crecimiento económico en tan solo el 5 por ciento en 2023, su objetivo más bajo desde 1991. Tras una década de exceso de construcción, su sector inmobiliario se está hundiendo. Peor aún, los consumidores chinos han sido incapaces de consumir para salir de la depresión que se ha apoderado del país desde el comienzo del brote de coronavirus.

“La ralentización de la economía china está afectando a los consumidores [de todos los sectores]; ningún sector está a salvo de una desaceleración en esa gigantesca economía”, declaró a The Epoch Times Nirgunan Tiruchelvam, analista de renta variable de Aletheia Capital, con sede en Hong Kong.

Problemas de demanda, crisis de oferta

Tiruchelvam añadió que la ralentización de la economía china está provocando un descenso del gasto de los consumidores, lo que a su vez afecta a las ventas y los ingresos de las empresas estadounidenses que operan en China.

“A medida que la economía se ralentiza y cae la demanda de productos y servicios, muchas empresas estadounidenses que dependen de los consumidores chinos se enfrentan a retos de crecimiento”, afirmó, añadiendo que la desaceleración también está amenazando con aumentar la rivalidad de las empresas locales, lo que dificulta a las empresas estadounidenses mantener su cuota de mercado.

Qualcomm informó de un descenso del 25 por ciento en las ventas de chips para móviles en el tercer trimestre de 2023, debido a la debilidad de la economía mundial y al lento crecimiento de China, que ha provocado un descenso de las ventas de teléfonos inteligentes.

Pero el movimiento de Qualcomm también se produce tras el discreto lanzamiento de Huawei de nuevos teléfonos inteligentes 5G en China utilizando su propio chipset interno. El avance chino podría tener un impacto en las ventas del fabricante de chips estadounidense en China.

Qualcomm fue el único desarrollador de procesadores móviles al que se le concedieron licencias para seguir enviando chips 4G degradados a Huawei después de que la administración Biden incluyera a la empresa tecnológica china en su lista negra de comercio. El fabricante de chips prevé ahora un nuevo descenso de las ventas de teléfonos móviles este año, de al menos un porcentaje de un dígito.

Del mismo modo, Ford se enfrenta a la competencia de fabricantes de automóviles chinos como SAIC Motor, Great Wall Motor, Geely y BYD Auto, mientras que los principales competidores de Kinnate son Shattuck Labs, LifeVantage, Immunome, Incannex Healthcare y Ocuphire Pharma, entre otros.
“La recuperación de la demanda se ha estancado más en comparación con la recuperación de la oferta después de la reapertura de China”, dijo Natixis CIB Research, con sede en Hong Kong, en una nota de suscriptor a la que tuvo acceso The Epoch Times.

“En la primera mitad de 2023, el shock de oferta reprimida post-Covid [fue] significativamente mayor que el shock de demanda reprimida. Esto difiere de la recuperación tras la crisis financiera mundial de 2007-2009, cuando la demanda experimentó una mejora significativamente mayor que la oferta”, añade la nota.

Las ventas al por menor en China, un indicador del consumo, aumentaron un 2.5 por ciento en julio, por debajo del 3.1 por ciento de junio, e incumplieron las previsiones de los analistas de un crecimiento del 4.5 por ciento a pesar de la temporada de viajes de verano. Fue el crecimiento más lento desde diciembre de 2022.

La oferta también comenzó a crecer a un ritmo más lento, pero su reciente tasa de crecimiento fue todavía solo moderadamente inferior al nivel anterior a la pandemia, con un aumento del 3.7 por ciento en julio de 2023 con respecto a hace un año, pero por debajo del aumento del 4.4 por ciento que esperaban los analistas.

“Esto hace que el mercado se pregunte si la recuperación de la demanda de China se ha vuelto más difícil de lo que se esperaba”, dijo Natixis, añadiendo que la recuperación de China después de la crisis fue lenta debido principalmente a una recuperación de la demanda más débil de lo esperado.

Más allá de China

En consecuencia, las empresas estadounidenses están desviando su atención de China hacia otros mercados.

“Más del 90 por ciento de los fabricantes norteamericanos encuestados han trasladado parte de su producción desde China en los últimos cinco años”, afirma la consultora global Boston Consulting Group en una nota de septiembre a la que tuvo acceso The Epoch Times. Un porcentaje similar tiene previsto hacerlo en los próximos cinco años, añadía la nota.

México, el Sudeste Asiático, India, Turquía y Marruecos se encuentran entre los destinos más competitivos, según la nota.

“Por tanto, las políticas de estímulo centradas en el consumo y el sentimiento inversor son clave para el mercado durante el actual ciclo económico”, señaló Natixis.

La demanda interna en China será especialmente crucial porque el mercado exterior de la nación también está disminuyendo rápidamente. Las importaciones y exportaciones de China cayeron mucho más rápido de lo esperado en julio, y el ritmo de las exportaciones disminuyó a su ritmo más rápido desde el inicio de la pandemia a principios de 2020.

Con información de Reuters.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.