Los procedimientos del impeachment de los demócratas centran la atención en Joe Biden para el 2020

Por MASOOMA HAQ
28 de Noviembre de 2019 Actualizado: 02 de Diciembre de 2019

La investigación de destitución del presidente Donald Trump, dirigida por los demócratas, ha arrojado una luz más dura sobre los tratos del exvicepresidente Joe Biden y su hijo Hunter en Ucrania, lo que ha llevado a los republicanos del Senado a solicitar registros detallados al gobierno federal.

Mientras el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes concluía las audiencias públicas del impeachment el 21 de noviembre, los senadores republicanos enviaron otro conjunto de solicitudes de registros para obtener información de las reuniones y decisiones de la administración Obama relacionadas con Burisma, la compañía de gas ucraniana que pagaba a Hunter Biden decenas de miles de dólares al mes para que formara parte de su junta directiva.

Presidente del Comité Judicial del Senado Chuck Grassley en Washington el 20 de septiembre de 2016. (Alex Wong/Getty Images)

Los senadores Chuck Grassley (R-Iowa) y Ron Johnson (R-Wis.) enviaron el 21 de noviembre una carta a los Archivos Nacionales solicitando registros de las reuniones de enero de 2016 de la Casa Blanca con altos funcionarios ucranianos. Los senadores citan eventos detallados en un artículo del 25 de abril del reportero investigador John Solomon, quien citó a testigos de primera mano, incluyendo oficiales ucranianos, quienes asistieron a la reunión de la Casa Blanca y se les instó a reabrir una investigación sobre la campaña de Trump y detener la investigación sobre Burisma.

La senadora Lindsey Graham (R-S.C.) también solicitó registros al Departamento de Estado sobre todos los contactos en 2016 entre Biden, el expresidente ucraniano Petro Poroshenko y el personal de la oficina correspondiente, incluidas todas las comunicaciones y documentos.

Graham también solicitó información sobre una reunión el 2 de marzo de 2016 entre el exsecretario de Estado John Kerry y Devon Archer, socio comercial de Hunter Biden. La reunión se celebró semanas después de que las autoridades ucranianas incautaran de los bienes de Mykola Zlochevsky, el propietario de Burisma. Archer y Hunter Biden formaban parte de la junta directiva de Burisma en el momento de la incautación.

James Morrow, colaborador de Sky News, habló con la presentadora Peta Credlin el 21 de noviembre y le comentó que durante la investigación vio cómo muchos de los principales medios de comunicación de los Estados Unidos se apresuraron a presentar la investigación, lo que dio como resultado que la información errónea se difundiera por todo el mundo.

Gordon Sondland, el embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea, testifica ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes en el edificio de oficinas de Longworth House en Capitol Hill el 20 de noviembre de 2019 en Washington, DC. (Drew Angererer/Getty Images)

“Muchos de los medios en los Estados Unidos -diría que no es un secreto- están realmente apuntando al Presidente, quieren ver que esta campaña del impeachment tenga éxito”, dijo Marrow. “Así que era fascinante, ver cómo se desarrollaba todo, fue que en un momento dado, CNN estaba poniendo a correr una cadena que decía que Sondland había dicho que había un quid pro quo, mientras que en realidad él estaba diciendo que no había un quid pro quo sobre la ayuda a Ucrania”.

Como la parte pública del impeachment que Morrow describió estaba en pleno apogeo, Grassley y Johnson enviaron una solicitud de una lista completa de documentos e información relacionados con los Biden y Burisma al Secretario de Estado Mike Pompeo. El 15 de noviembre, solicitaron Informes de Actividades Sospechosas de la Red de Aplicación de Crímenes Financieros (FinCEN) sobre una lista de actores clave en el asunto de Burisma, incluyendo a Hunter Biden, Archer, y su firma, Rosemont Seneca Partners. La carta del 15 de noviembre se refería específicamente a la investigación del Burisma como una investigación activa.

Morrow también comentó que el resultado no intencional de la investigación del juicio político podría ser la retirada del candidato presidencial de 2020, Joe Biden.

“Y el peligro para los demócratas, Peta, es que cuanto más presionan esto, más van a terminar hablando de las ofertas y, ya sabes, en Ucrania de la noche a la mañana, también hubo una historia, publicaron un montón de acusaciones en torno a esta empresa, Burisma, sobre Hunter Biden, que no tenía absolutamente ninguna experiencia en petróleo, gas, o en Ucrania, y terminó trabajando como miembro de la junta directiva por 50.000 dólares al mes, y también hizo muchos otros trabajos en China y para otros países simplemente por el hecho de que su padre era el vicepresidente en ese momento”.

“Así que, cuanto más lejos van con esto, corren el riesgo de que al atrapar a Donald Trump también formen un pelotón de fusilamiento circular y terminen golpeando a Biden”.

***

¿Sabías?

Google estaría intentando evitar la reelección de Trump

TE RECOMENDAMOS