Exhumaron los restos de Francisco Franco y los trasladaron junto a los de su mujer en Madrid

Por EFE
24 de Octubre de 2019 Actualizado: 24 de Octubre de 2019

Los restos del dictador español Francisco Franco reposan ya junto a los de su mujer Carmen Polo en el cementerio del barrio madrileño de El Pardo, tras ser exhumados este jueves del complejo monumental de El Valle de los Caídos, donde permanecía desde hace 44 años.

Después, la familia celebró una ceremonia religiosa “en la más estricta intimidad” oficiada por el sacerdote Ramón Tejero, hijo de Antonio Tejero, el oficial de la Guardia Civil que encabezó el intento de golpe de Estado de 1981.

Al abandonar el cementerio, Francis Franco, el mayor de los nietos varones de Franco, declaró a los periodistas allí congregados que en un “momento como este, no se puede estar satisfecho, pero ha sido digno”.

“Para todos aquellos que dicen que esto ha sido un victoria de la democracia, lo que en realidad ha sido es un victoria de los que quieren separar a los españoles entre azules y rojos”, dijo en referencia a los colores de los dos bandos que se enfrentaron en la Guerra Civil española (1936-1939).

Francis Franco reiteró que “el acto se ha desarrollado como estaba programado y creo que ha sido digno, que es lo que pretendíamos nosotros”.

El nieto del dictador repartió un comunicado entre los medios en el que la familia Martínez-Bordiú Franco califica la exhumación de “impúdico circo mediático” con el que el Gobierno española “solo busca propaganda y rédito electoral”.

En el texto, la familia señala que el Ejecutivo “con el aval de los demás poderes del Estado y de la jerarquía eclesiástica ha consumado la profanación del sepulcro de nuestro abuelo Francisco Franco”.

Todo ello ha supuesto “un grave atropello” a los derechos fundamentales de la familia, para quien, “lo que el Gobierno presenta como una victoria de la democracia no es más que un impúdico circo mediático que sólo busca propaganda y rédito electoral”.

Luis Alfonso de Borbón (d) y Jaime Martínez Bordiú (c) abandonan junto a otros familiares el cementerio de Mingorrubio tras enterrar a Francisco Franco, en un panteón junto a su esposa, Carmen Polo. EFE/Javier Lizón

Para la familia, ha primado su “firme decisión de no abandonar jamás” al ex jefe de Estado “cuya dignidad y memoria” han defendido “siempre, y ahora más unidos que nunca”.

Los nietos y bisnietos de Franco agradecen “de corazón a los miles de españoles” que en estos últimos meses les ha hecho llegar “emotivas muestras de apoyo, aliento y lealtad”, afirman en el comunicado.

También agradecen a la comunidad Benedictina del Valle de los Caídos que haya “custodiado digna y heróicamente” los restos de Franco durante 44 años.

Finalmente, subrayan su agradecimiento de los medios de comunicación que les han tratado “con respeto y consideración” a lo largo de estos meses en los que han sido “objeto de tan graves insultos y calumnias por el mero hecho de ejercer los derechos que nos concede la ley”.

Los miembros de la familia se retiraron del cementerio en varios vehículos y fueron despedidos por un centenar de simpatizantes franquistas que desde primeras horas de la mañana se congregaron a las puertas con banderas y una gran pancarta con la frase “Franco, ¡gracias!”.

Hasta el camposanto llegaron también algunas coronas de flores adornadas con banderas españolas.

A continuación

El objetivo del comunismo

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS