Los soldados de Maduro comenzaron a desobedecer sus órdenes, afirmó Marco Rubio

Por Jesús de León – La Gran Época
21 de Febrero de 2019 Actualizado: 22 de Febrero de 2019

Las tropas venezolanas comenzaron a desobedecer las órdenes de los altos oficiales de Nicolás Maduro y es poco probable que cumplan con los llamados para tomar medidas enérgicas contra la entrada de la ayuda humanitaria programada para este fin de semana, aseguró el senador estadounidense Marco Rubio.

“Acabo de hablar con 2 personas de la caravana que se dirigían a la frontera de Venezuela para coordinar la recepción de la ayuda. Informaron que la mayoría de los miembros de las unidades de la Guardia Nacional que los detuvo hicieron solo intentos a medias. Cuando los lugareños salieron a protestar, las unidades se apartaron y permitieron que la caravana continuara”, escribió Rubio en Twitter.

Rubio se refería a miembros de la Asamblea Nacional de Venezuela, único órgano constitucional democráticamente electo en Venezuela, que se dirigían a la frontera para participar en la coordinación de la ayuda humanitaria.

“Las tropas de la guardia nacional intentaron detenerlos obligando a los conductores a salir a punta de pistola”, señaló Rubio, “pero eventualmente las tropas dejaron de hacerlo y la caravana continuó”, añadió.

En una de esas grabaciones se ve al parlamentario Richard Blanco pedir a gritos a los funcionarios que permitan el paso de la comitiva y preguntarles si encuentran con facilidad alimentos y medicinas en Venezuela, de acuerdo con EFE.

Juan Guaidó, presidente encargado del Venezuela ha estado presionando insistentemente para que soldados y generales por igual se unan al pueblo y dejen pasar la ayuda humanitaria, además de haberles ofrecido una amnistía si dejan de colaborar con el dictador Maduro.

En las últimas semanas 2 altos oficiales militares desertaron del régimen de Maduro: José Luis Silva, agregado de defensa de Venezuela en Washington y el general Francisco Yánez, general de alto rango de la fuerza aérea venezolana, y según Rubio el control de Maduro “se está aflojando”.

“Tengo razones para creer que los militares no van a reprimir violentamente a los trabajadores humanitarios”, añadió el senador en una entrevista telefónica con Bloomberg, el miércoles.

“Ya hay una resistencia significativa” entre las tropas, dijo Rubio, y agregó que el personal de alto rango tiene dudas sobre “si la gente bajo su mando va a hacer lo que se les pide que hagan”.

Rubio también mencionó que en tres estados de Venezuela las mujeres manifestantes obligaron las unidades de la Guardia Nacional a retirarse.

“No hay vuelta atrás ahora. Ha llegado el momento de elegir”, apuntó.

El senador viajó a la frontera entre Colombia y Venezuela el pasado 17 de febrero después de que un segundo cargamento de suministros estadounidenses llegara para ayudar a aliviar la creciente crisis.

A medida que se acerca el momento de que la ayuda humanitaria internacional deba iniciar su entrada en Venezuela, las presiones hacia los militares del régimen se incrementan

El pasado lunes 18 de febrero, el presidente estadounidense Donald Trump le envió un mensaje a los militares que apoyan al régimen: “Los oficiales militares venezolanos tienen una opción”, dijo: “trabajar hacia la democracia para el futuro de sus familias, o seguir como están y perder su riqueza”.

Ayer, el comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, general Luis Navarro, y el jefe del Comando Sur estadounidense, el almirante Craig Faller, advirtieron conjuntamente al régimen de Nicolás Maduro, de que si agrede a los civiles que van a introducir en Venezuela la ayuda humanitaria el sábado 23 de febrero, el deber de ambos ejércitos será “proteger a la población civil”.

El dictador Maduro ordenó este jueves el cierre de los pasos fronterizos con Brasil, y dijo que planea hacerlo con Colombia.

El canciller de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, le respondió hoy que su país participa en un esfuerzo multilateral por aliviar la situación que padecen los venezolanos, y reiteró el llamado del Grupo de Lima a la Fuerza Armada para que manifieste su lealtad al presidente Guaidó y no obstaculice el canal humanitario.

Guaidó estableció como prioridad el ingreso de ayudas para atender de forma inmediata a 250.000 personas en riesgo de morir por falta de alimentos y medicinas, y recalcó que la asistencia entrará “sí o sí” por las fronteras venezolanas el próximo día sábado 23 de febrero.

**************************************************

Te puede interesar:

Cómo el comunismo en China hace casi 20 años intenta eliminar a 100 millones de chinos

TE RECOMENDAMOS