Los temas que los votantes de Arizona dicen que les importan más

Por Bowen Xiao
20 de Octubre de 2020
Actualizado: 20 de Octubre de 2020

PHOENIX— El panorama político aparece fuertemente dividido en Arizona, uno de los estados de más rápido crecimiento del país.

En entrevistas con casi dos docenas de votantes en el condado de Maricopa, que tiene más de 4 millones de residentes, el apoyo al presidente Donald Trump y al nominado demócrata Joe Biden parecían estar muy parejos.

Los votantes de Arizona que se inclinan hacia el azul dijeron a The Epoch Times que entre sus preocupaciones principales se encuentran la mejora de la respuesta a la pandemia, un seguro médico más accesible, la mejora de la igualdad racial, la lucha contra el cambio climático y la promulgación de una reforma policial.

Los votantes que se inclinan por el color rojo se preocupan más por la seguridad de la frontera, una economía fuerte, la ley y el orden, la política exterior y una agenda provida.

En 2016, Trump ganó los 11 votos electorales del estado por menos de 100,000 votos. Los últimos datos del gobierno estatal muestran 1,389,960 votantes republicanos registrados en Arizona y 1,293,074 demócratas registrados. Arizona tiene una población estimada de más de 7 millones de personas.

Epoch Times Photo
Una vista de Phoenix desde la Montaña Camelback en Arizona el 17 de octubre de 2020.(The Epoch Times)

Algunos votantes del condado de Maricopa, el más grande del estado, destacaron la larga historia de Arizona de votar en rojo como una indicación de que los vientos políticos no se desviarán demasiado en esta elección, mientras que otros dicen que el influjo de los californianos podría volverla azul.

En las 17 elecciones presidenciales celebradas entre 1952 y 2016, solo un candidato demócrata ha ganado Arizona —Bill Clinton en 1996.

Principales preocupaciones

En el centro de Phoenix, la dueña de un restaurante, que dijo que aún está indecisa, está investigando cuánto apoya cada candidato a las pequeñas empresas.

Rachel McAuley, propietaria de Zen Thai Cafe, dijo que los candidatos deberían apoyar a las pequeñas empresas, especialmente a aquellas que están en dificultades y pueden no tener buen crédito.

Hace meses, varios negocios locales fueron dañados durante las protestas, y McAuley durmió en su restaurante durante varias noches para protegerlo de los alborotadores, señalando que la policía tenía las manos atadas, una carga extra además de las restricciones por el cierre que ya habían destruido su negocio.

“Es que es tan difícil ahora mismo. No hay seguridad”, dijo a The Epoch Times.

Epoch Times Photo
Jordyn Robinson (D) y su pareja, Cody Hourihan, en el centro de Phoenix el 16 de octubre de 2020. (The Epoch Times)

“Creo que Arizona sigue siendo republicana, pero no estoy segura. Creo que mucha gente se mudó de California, así que podría ser de otra manera”.

Los californianos se mudan cada vez más a Arizona por una serie de razones, entre ellas el menor costo de vida, el auge económico de Arizona, el creciente número de puestos en el sector financiero y tecnológico, su clima soleado y vistas panorámicas. Ahora hay empresas dedicadas exclusivamente a ayudar a los californianos en su partida del estado.

Kenneth Silvia, que estaba comprando en el mercado de productores del centro de Phoenix, dijo que su principal prioridad es la economía.

“El número dos sería asuntos exteriores, el número tres sería el COVID”, dijo a The Epoch Times. “Tenemos que ser primero Estados Unidos, sin Estados Unidos, el resto del mundo se tambalea”, dijo, añadiendo que las políticas de “America first” (Primero Estados Unidos) son fundamentales, y votará por Trump.

Silvia dijo que no tenía ningún problema con la respuesta del gobierno ante la pandemia, señalando que Trump suspendió los viajes desde China tan pronto como pudo.

“Se le criticó por ello, pero todos los que le criticaban por no hacer lo suficiente, le criticaban por suspender cosas”, dijo. “No puedes tenerlo todo”.

Los esfuerzos del presidente para asegurar las fronteras de Estados Unidos no han pasado desapercibidos, dijo Silvia, añadiendo que apoya el muro del sur y la inmigración legal. El muro fronterizo entre Arizona y México está a solo un par de horas en coche al sur del mercado de productores. Hasta ahora, se han construido más de 300 millas del nuevo muro fronterizo.

Epoch Times Photo
Una vista del centro de Phoenix el 17 de octubre. (The Epoch Times)

Silvia dijo que ve mucho entusiasmo por Trump en Arizona. El 12 de octubre, miles de partidarios de Trump participaron en un rally automovilístico que, según se informa, se extendió por unas 30 millas. Muchos de los vehículos estaban adornados con banderas estadounidenses gigantes o banderas “Trump 2020”.

De los que dijeron que planeaban votar por Biden, mencionaron repetidamente que la respuesta de Trump a la pandemia había sido muy lenta y fue generalmente el primer tema que plantearon. Muchos también criticaron el carácter de Trump, diciendo que necesitaba mostrar más empatía hacia los estadounidenses. Y a muchos no les gustaba el muro fronterizo.

“No estoy encantada con el manejo del virus por parte de Trump, creo que podría haberlo manejado mejor”, dijo Amanda Opet a The Epoch Times. “Lo minimizó, admitió que lo minimizó”.

Opet, que también estaba en el mercado de productores, dijo que odia especialmente que “las mascarillas se hayan convertido en algo político” y que “otros países las llevan sin ningún problema, es literalmente un trozo de tela”.

Al igual que otros, dijo que era difícil saber hacia qué lado se inclinaba el estado políticamente. En cuanto a la seguridad fronteriza, dijo que no cree que “todo el mundo debería poder entrar tan fácilmente”. Al mismo tiempo, dijo que el proceso de inmigración toma demasiado tiempo en algunos casos, señalando que toma años para obtener la ciudadanía. Sin embargo, dijo que la presencia del muro fronterizo no le molesta.

Un par de votantes también le dijeron a The Epoch Times que planeaban no participar en esta elección porque no son fanáticos de ninguno de los candidatos.

Rojo y Azul

Múltiples parejas en el centro de Phoenix se encontraban en lados opuestos del espectro político, un microcosmos de la división política del estado.

Jordyn Robinson dijo que cree que Arizona se ha vuelto definitivamente más liberal.

“Creo que va a ser un estado azul este año; hemos tenido muchas protestas”, dijo a The Epoch Times. “En el centro de la ciudad, está la Universidad Estatal de Arizona, todos estos universitarios que se están activando y protestando en las redes sociales —creo que realmente va a dar un giro”.

Su pareja, Cody Hourihan, tenía diferentes puntos de vista.

“No creo que eso suceda”, dijo, refiriéndose a los comentarios de Robinson. “Trabajo en la industria de servicios, así que hablo con mucha gente y dueños de casa— los conservadores siguen siendo súper fuertes aquí”.

Hourihan dijo que a menudo tiene discusiones con su pareja, diciéndole que Biden ha pasado su mejor momento y que debería tirar la toalla.

Epoch Times Photo
Jeremy Ciaramella, pastor principal de la Iglesia Cristiana Internacional de Phoenix en la Universidad Estatal de Arizona, en Phoenix el 16 de octubre de 2020. (The Epoch Times)
Epoch Times Photo
Los clientes esperan su comida mientras cenan en el Horseshoe Cafe el 1 de mayo de 2020 en Wickenburg, Arizona. (Christian Petersen/Getty Images)

“Creo que si llevas 45 años en la política, si haces algo bien, tienes que quedarte ahí”, respondió Robinson.

En el proceso de votación, la pareja también se dividió.

Robinson dijo que votará por votación anticipada como lo hace todos los años. Dijo que está más satisfecha de hacerlo este año debido a la pandemia.

Mientras tanto, Hourihan dijo que la votación por correo es potencialmente un “gran problema”, diciendo que hay “demasiada manipulación que podría hacerse allí” y que los posibles hackeos podrían ser tratados más rápidamente que el fraude por correo generalizado.

La cuestión del fraude electoral, que ha recibido más atención de los medios de comunicación en los últimos años, es un tema muy polémico que está dividido en gran medida según las líneas políticas e ideológicas. En las últimas semanas se han registrado en varios estados percances en la votación por correo o problemas con las boletas electorales.

En otra sección de la ciudad, Vander Heyden dijo que todavía está indecisa, mientras que su marido está votando en rojo. Le dijo a The Epoch Times que hablan de la dirección que tomará el estado cada noche en la cena y que tienen amigos que son tanto rojos como azules.

Heyden dijo que a menudo no votan de la misma manera y que incluso entre sus amigos, no está segura de quién vota por quién.

“Hago una gran búsqueda antes de tomar una decisión”, dijo. “Los medios de comunicación no te dicen la verdad. Leo tres periódicos, y en algún lugar en el medio está la verdad”.

Jeremy Ciaramella, el pastor principal de la Iglesia Cristiana Internacional de Phoenix, que tiene un 45 por ciento de miembros afroamericanos, dijo a The Epoch Times que ha visto de cerca ambos lados del debate político: “Estoy escuchando ambos lados muy intensamente”.

“Estoy escuchando lo que se considera el punto de vista de la izquierda o liberal muy intensamente”, dijo. “Algunos también han venido a mí en privado con un punto de vista muy conservador y han expresado su frustración por la respuesta negativa [hacia] tener un punto de vista conservador”.

“Tengo una congregación muy mezclada, y esta comunidad también está mezclada. Tenemos que respetarnos mutuamente, entender que cada uno tiene sus propias creencias específicas”.

Las encuestas estatales pintan un cuadro similar de una Arizona políticamente dividida. En una encuesta del Washington Post y ABC News de septiembre, Trump estaba por delante de Biden entre los probables votantes, 49 por ciento a 48 por ciento. En una encuesta más reciente de CBS News, Biden lidera sobre Trump por 3 puntos con 50 a 47.

Pero las encuestas han demostrado ser inconsistentes, como lo demuestra claramente el 2016.

Siga a Bowen en Twitter: @BowenXiao_


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

El Partido Comunista Chino censura las críticas del vicepresidente de EE.UU.

TE RECOMENDAMOS