Aprendiendo chino: Luàn 亂, el caracter para el caos

Por The Epoch Times
09 de Agosto de 2016 1:31 PM Actualizado: 01 de Noviembre de 2019 6:19 PM

El carácter luàn 亂 apareció por primera vez como inscripción de bronce fundida sobre “ding”, o calderos de trípode, hechos durante la dinastía Zhou occidental.

El lado izquierdo del carácter muestra su significado, hilos de seda enredados en un telar. Más tarde, el lado derecho, el radical yǐ 乚, que significa dos veces o en segundo lugar, fue agregado al carácter para significar más hilos de seda enredados para representar y poner más énfasis en el caos.

Su forma final en la escritura de sellos es de un estilo caligráfico más cercano a su forma original en los calderos de Zhou occidental.

Luàn: Caos (Crédito: La Gran Época)

El carácter 亂 puede funcionar como muchas partes del discurso. Como adjetivo, describe algo desordenado o caótico, como en las combinaciones de caracteres luàn bīng 亂兵 tropas indisciplinadas y luàn shì 亂世 tiempos difíciles o era caótica.

Como verbo, significa hacer algo desordenado. Por ejemplo, como en la cita del filosofo confuciano Xun “酒亂其神也 (jiǔ luàn jī shén yě)”, que se traduce como “el alcohol arruina la mente”.

Como sustantivo, puede significar el caos o disturbios, como en luànzi 亂子, trastorno o perturbación, o zhàn luàn 戰亂 el caos causado por la guerra.

Como adverbio, es hacer algo de una manera desordenada o al azar, como en luàn shuō 亂說 hablar sin sentido o al azar, o chisme.

Un hombre recibe 80 cajas de pizza por error y lo convierte en un acto de bondad

¿Te gustó esta historia? Entonces compártela con tus contactos y haz que las buenas noticias lleguen a todo el mundo.

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.