Luz del sol, calor y humedad son “perjudiciales” para el virus del PCCh, según Seguridad de EE.UU.

Por Mimi Nguyen Ly
24 de Abril de 2020
Actualizado: 24 de Abril de 2020

El virus del PCCh parece debilitarse o morir más fácilmente cuando se expone a cantidades cada vez mayores de luz solar, calor o humedad, dijo un funcionario del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS).

William Bryan, subsecretario interino de ciencia y tecnología del DHS, informó que los investigadores del gobierno encontraron que el virus sobrevive mejor en condiciones interiores y secas, en cambio es menos capaz de sobrevivir en condiciones más calientes y húmedas.

Citando los resultados de las pruebas del gobierno realizadas hasta ahora, Bryan señaló que la luz del sol es un factor poderoso para matar el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), también conocido como el nuevo coronavirus.

“Nuestra observación más sorprendente de hoy, es el poderoso efecto que la luz solar parece tener en la eliminación del virus, tanto en las superficies como en el aire”, dijo Bryan en la reunión informativa del Grupo de Trabajo sobre Coronavirus de la Casa Blanca el jueves. “Hemos visto un efecto similar con la temperatura y la humedad, donde el aumento de la temperatura o la humedad, o ambas, es generalmente menos favorable para el virus”.

“El virus muere más rápido en presencia de la luz solar directa”, señaló a continuación.

No obstante Bryan explicó a los periodistas que mientras se acerca el verano, “sería irresponsable por nuestra parte decir que sentimos que el verano matará totalmente el virus y que será un “libertad para todos”. Él animó a los estadounidenses a seguir las directrices de la Casa Blanca sobre el virus del PCCh.

El 18 de abril se filtró un informe de Yahoo News atribuido a la Dirección de Ciencia y Tecnología del DHS. El informe indicó que “la luz del sol destruye el virus rápidamente”. En ese momento, un portavoz del DHS declaró a The Epoch Times que “sería irresponsable especular, sacar conclusiones, o tratar de influir inadvertidamente en el público basándose en un documento que aún no fue revisado por pares o sometido al riguroso enfoque de validación científica”.

Aplicaciones prácticas

En la sesión informativa del jueves, Bryan compartió los resultados de la investigación destacando el siguiente titular: “El aumento de la temperatura, humedad y luz solar son perjudiciales para el SARS-CoV-2 en las gotas de saliva en las superficies y en el aire”.

Los resultados provienen de las pruebas que el DHS está llevando a cabo en el Centro Nacional de Análisis y Contramedidas de Biodefensa, un laboratorio de investigación de biodefensa del gobierno en Frederick, Maryland.

El presidente Donald Trump mira un gráfico durante una sesión informativa diaria sobre el virus del PCCh en la Casa Blanca en Washington, el 23 de abril de 2020. (Drew Angerer/Getty Images)

Para las superficies no porosas como el acero, en un ambiente oscuro y de baja humedad, el virus del PCCh tiene una vida media de 18 horas, es el tiempo necesario para que disminuya a la mitad, según los hallazgos de los investigadores.

La vida media se reduce a seis horas si la humedad aumenta, con todos los demás factores controlados. Cuando se añade la luz solar a la ecuación, la vida media se reduce a unos dos minutos.

Para las condiciones de tipo aerosol, como cuando la gente tose o estornuda, el virus tiene una vida media de alrededor de una hora en condiciones de oscuridad y baja humedad. Añadiendo la luz solar directa, sin embargo, disminuye la vida media del virus a un minuto y medio.

Aunque hay “muchos eslabones desconocidos en la cadena de transmisión del COVID-19″, las tendencias observadas hasta ahora pueden apoyar la toma de decisiones prácticas para frenar la propagación del virus del PCCh”, dice Bryan.

Algunas aplicaciones prácticas incluyen “aumentar la temperatura y humedad de los espacios interiores potencialmente contaminados”, para reducir la estabilidad del virus y tener especial cuidado con los ambientes más secos que no tienen luz solar, dijo Bryan.

Los investigadores, añadió, también encontraron que la lejía (cloro) y el alcohol isopropílico pueden matar el virus. Mientras la lejía tarda unos cinco minutos, el alcohol isopropílico unos 30 segundos.

“Todo eso sin manipulación, sin frotar, simplemente se rocía y se deja; se frota y el virus desaparece aún más rápido”, dijo al referirse a la aplicación de los desinfectantes en el coronavirus. Los investigadores también están experimentando con los efectos de otros desinfectantes sobre el virus.

El presidente Donald Trump anunció el jueves en la sesión informativa que su administración podría extender sus directrices nacionales de distanciamiento social hasta principios del verano o más tarde. Las directrices, compartidas por primera vez a mediados de marzo, ya fueron extendidas una vez y durarán hasta el 30 de abril como muy pronto.

Al menos dieciséis estados de Estados Unidos publicaron planes para levantar las restricciones de movimiento y reabrir los negocios. La administración de Trump está coordinando los esfuerzos entre los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y los gobiernos locales para aumentar drásticamente la capacidad de rastreo de los contactos.

Más de 874,000 personas en Estados Unidos fueron confirmadas como infectadas con el virus del PCCh hasta la fecha y entre ellas más de 49,600 perdieron la vida.

Siga a Mimi en Twitter: @MimiNguyenLy

¿En qué se diferencia The Epoch Times de otros medios?

The Epoch Times es el medio independiente de más rápido crecimiento en América. Somos diferentes de otras organizaciones de medios de comunicación porque no estamos influenciados por ningún gobierno, corporación o partido político. Nuestro único objetivo es brindar a nuestros lectores información precisa y ser responsables ante el público. Seguimos un periodismo impulsado por la agenda y en su lugar usamos nuestros principios de Verdad y Tradición como nuestra luz guía.

Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

“Guerra sin restricciones” del régimen chino contra occidente

TE RECOMENDAMOS