Luz y sombra forman los colores ¿tenía razón Goethe?

07 de Abril de 2017 Actualizado: 09 de Abril de 2017

Las teorías de los colores tal como se presentan aún en algunos textos escolares son bastante imprecisas, si consideramos que cientos de años atrás Goethe (1749-1832)  cuestionó la doctrina de los colores de Newton (1642-1727).

El sabio alemán se se adelantó en afirmar que la clave está en que en realidad los colores se forman no solo con la luz, sino también con su complemento: la sombra.

Más que enfocarse a los colores primarios y secundarios, Goethe definió que cada uno tenía su color complementario, su opuesto armónico, que se puede fácilmente observar en el experimento de la sombra de un cono frente a las luces de dos velas opuestas, aplicando en una de ellas un filtro de color.

“A fin de ver qué color será evocado por este contraste, puede ser referido el círculo cromático. Los colores están aquí. Varían de manera general de acuerdo con al orden natural”, dijo Goethe.

Colores opuestos surgen naturalmente al observar un objeto El error es que no dan comoresultado a todos los colores. Es limitado. (Wikimedia)
Colores opuestos surgen naturalmente al observar un objeto El error es que no dan como resultado a todos los colores. Es limitado. (Wikimedia)

 En la escuela básica se continuó enseñando que los colores primarios son el Rojo común, Azul y Amarillo, y los secundarios, el Naranja, Verde y Púrpura. El problema para los alumnos es que su combinación no es capaz de producir toda la gama de los colores cálidos. Mas bien da como resultado a muchos colores oscuros.

Seguramente Goethe diría que este círculo cromático no sigue el “orden natural”, ya que frente a cada color no está su color complementario.

Circulo de colores tradicionales en la educación

El círculo cromático de Goethe era bastante más cercano al usado por las imprentas de hoy, si se considera que él mencionó que su rojo puro, frente al verde, en realidad era un púrpura no muy azulado. Frente al amarillo había un azul fuerte, y el naranjo era rojizo.

Los colores primarios usados hoy por las imprentas, son Magenta (o púrpura), Cyan (o azul pastel) y Amarillo. Se calcula que con estos tres se derivan toda la gama de colores secundarios descendientes con las combinaciones entre sí. El Rojo queda entre magenta y amarillo; el Azul, entre cyan y magenta, y el Verde, entre amarillo y cyan.

Este círculo cromático al parecer “sigue el orden natural”, que mencionaba Goethe, ya que frente al verde está el púrpura y frente el amarillo, el azul.

Colores primarios reales: Amarillo, Cya y magenta, y los secundarios Rojo, Azul y verde. (Wikimedia)
Colores primarios reales: Amarillo, Cya y magenta, y los secundarios Rojo, Azul y verde. (Wikimedia)

Goethe manifestó la “dificultad o imposibilidad de describir los grados de colores en palabras”, pero repitiendo sus experimentos se logran los resultados como la trilogía del Magenta (el púrpura de Goethe), Cyan y Amarillo, y la trilogía del Rojo, Azul y Verde.

“Hemos empleado la purpura para designar un rojo central puro, hemos llamado esto color purpura a modo de distinción, aunque somos muy conscientes de que la púrpura de los antiguos estaba más inclinada al azul”. señala la traducción de La doctrina de colores de Goethe.

Colores de Goethe en una recreación moderna. Cada color primario Amarillo, magenta y Azull pastel tiene su complementario: Azul, Verde y Rojo. (Imagen de Vídeo)
Colores de Goethe en una recreación moderna. Cada color primario Amarillo, magenta y Azul pastel tiene su complementario: Azul, Verde y Rojo. (Imagen de Vídeo)

Los colores complementarios armónicos serían entonces:

  • Frente al magenta o púrpura, se complementa el verde
  • Frente al amarillo, el azul
  • Frente al Cyan moderno, o azul celeste, está el rojo común, que el cuadro de Goethe aparecía rojo anaranjado.

Para comprobarlo basta recrear una pieza oscura y poner al medio un cono, y luego iluminarlo desde ambos lados por dos velas. Goethe advirtió que hay que estudiar con detención la sombra del cono, ya que ofrece sus sorpresas.

Si a una de las luces se le agrega un filtro de color verde, al mirar la sombra, esta aparece de color rojo púrpura. Sin embargo, si uno se acerca y solo observa la sombra, sin el contexto del entorno, lo que ve es sólo de color gris. Si nuevamente se aleja, aparece de nuevo el color magenta.

Goethe. la luz verde genera una sombra complementaria magenta Cada color genera su combra complementaria.(Vídeo)
Goethe. la luz verde genera una sombra complementaria magenta Cada color genera su sombra complementaria.(Vídeo)

 Al repetir el experimento con otros colores observa que para el Amarillo, su complementario es el Azul y para el Rojo común, su complementario es un tipo de azul, en este caso Cyan. La dificultad es que usó los colores clásicos de su época, y esto fue su limitación. Para el naranjo, también da un color azul intermedio.

El además advirtió que a medida que se intensificaba el color amarillo, se llegaba al rojo, y a medida que se intensificaba el azul, avanzaba al violeta. Esto se manifestaba incluso en todos los fenómenos naturales. Por ejemplo, algunos paisajistas pintan el color verde en sus acuarelas y suelen agregar naturalmente su complementario púrpura rojizo.

Amarillo del día se complementa al azul de noche (Wikimedia)
Amarillo del día se complementa al azul de noche (Devian Art)

Pese a todo su tratado, en el círculo cromático de Goethe, que se difundió más tarde, el color rojo púrpura pasó a ser color rojo común, y el rojo anaranjado, en naranjo. A su vez el azul intenso frente al amarillo pasó a ser violeta.

De esta manera los experimentos de Goethe sobre los colores complementarios y la sombra fueron poco valorado, y considerados por algunos solo una ilusión óptica. Él estaba cuestionando a Isaac Newton, objetando a un representante de una universidad prestigiosa como Cambridge y de la Sociedad Royal, donde muchos otros científicos tendrían que reconocer su error. Posiblemente por ello sus estudios fueron poco analizados.

Johann W. Goethe ( Wikimedia)
Johann W. Goethe ( Wikimedia)

Al parecer al sabio alemán  le preocupaba señalar que la visión puramente objetiva de Newton no servía para definir la naturaleza de los colores. Se debía evocar a las cualidades del color. Consideraba tanto las tinturas, los colores derivados de las sombras y los colores derivados por un agente adicional, como un prisma.

“Los objetos primarios pueden considerarse originales, como imágenes que están impresas en el ojo por las cosas que le preceden, y que nos aseguran su realidad. Estas imágenes no se separan de las secundarias”, mencionó en su escrito.

En su Doctrina de los colores cita además a Aristóteles, diciendo que: “no vemos ningún color en su estado puro, pero cada matiz es entremezclados con otros… el efecto de la luz y la sombra”

“Estamos encantados con la armonía, porque es la unión de principios contrarios, que tienen una relación entre sí”, agrega sobre el filósofo griego.

[insert page=’explican-expansion-del-universo-sin-energia-oscura’ display=’template-relacionadas.php’]

Uso del prisma

Goethe utilizó un prisma de un amigo para probar la validez de la afirmación de Newton, quien dijo que los colores solo surgen de la luz. Pero, al apuntar el prisma a la luz blanca reflejada en la pared, solo vio el color blanco.

Solo al voltearse y observar donde se combinaba luz y sombra, sí vio los colores, entre ellos los complementarios. Newton vio solo siete colores con el prisma, Guethe vio toda una graduación más completa..

La clave para Goethe es que los colores se revelaban solo en el borde de lo claro y oscuro. Un ejemplo es la siguiente imagen. Sobre el blanco, o la luz visible por si sola no hay colores.

Goethe: Al mirar con un prisma se ve que los colores se generan entre la luz y sombra ( Vídeo)
Goethe: Al mirar con un prisma se ve que los colores se generan entre la luz y sombra ( Vídeo)

 El citó incluso a las palabras de un viejo escritor místico: ” Si el ojo no estaba soleado, ¿Cómo podríamos percibir la luz? Si la fuerza vívida propia de Dios no se revela en nosotros, ¿cómo podríamos deleitarnos de las cosas Divinas?”.

Manifestó a su vez que los colores se pueden manifestar aunque el ojo esté cerrado, destacando que nítidas imágenes de colores pueden aparecer por ejemplo en los sueños. “La luz es sólo una de las causas que producen impresiones coloreadas”, señaló Goethe,

Aún así en la introducción de su tratado explica que, “si bien la doctrina newtoniana se aprende fácilmente, hay dificultades insuperables en su aplicación. Nuestra teoría es tal vez más difícil de comprender, pero una vez conocida, se logra, porque lleva en si misma su aplicación”.

“El espectador puede asumir siempre el color de la luz será la opuesta a la de la sombra y mediante un examen atento puede estar seguro que esto es así en cada caso”, escribió Goethe.

Newton tuvo también otros opositores, entre ellos los químicos, quienes al estudiar los colores encontrarían dificultad de seguir su denominación y círculo cromático.

[insert page=’significado-de-luz-sigue-sombras’ display=’template-relacionadas.php’]

Imprenta de hoy y ayer

El Modelo de color que usan hoy las imprentas es el CMYK, cuya sigla se refiere a que combina los colores Cyan, Magenta, Amarillo y Negro. El negro se introduce pues la combinación de estos colores da un leve tono gris.

Previamente se usaba el modelo RYB o Rojo, Amarillo y Azul, como el enseñado en las escuelas. Los libros estampados bajo el concepto RYB, en el 1900, por supuesto no lograban siempre las tonalidades deseadas.

Imprenta tricolor de rojo, azul y amarillo. (Wikimedia-1902)
Imprenta tricolor de rojo, azul y amarillo. (Wikimedia-1902)

Otros experimentos

Los tratados de Newton y Goethe ofrecen muchas otros experimentos interesantes. lo expuesto es solo un pequeño aspecto.

Para afirmar que la luz es invisible, y que solo se manifestaba a nuestros ojos al chocar con alguna superficie, como había expresado previamente Aristóteles, Goethe hizo pasar luz a través de una caja oscura.

Mientras dejaba entrar humo por un lado, el haz de luz era visible sobre las partículas de humo dentro de la caja oscura, Luego, si dejaba cerrado el paso al humo, la luz pasaba sin manifestar ninguna señal de su presencia.

Goethe: la luz es invisible. Se ve solo si choca con particulas de humo uotro objetos. (Vídeo)
Goethe: la luz es invisible. Se ve solo si choca con partículas de humo u otro objetos. (Vídeo)

Goethe destacó además que si uno pone un circulo blanco sobre fondo negro junto a un círculo negro sobre fondo blanco, a cierta distancia, el último parecerá una quinta parte más pequeño que el otro. Con esto quizás dar a entender que había que apreciar los colores pos su cualidad.

Goethe Un círculo blanco puede aparecer más grande que uno negro del mismo tamaño. (Wikimedia)
Goethe Un círculo blanco puede aparecer más grande que uno negro del mismo tamaño. (Wikimedia)

Eso lo comparó con lo que decía el astrónomo Tycho de Brahe, cuando señaló que la Luna en conjunción, en el estado más oscuro, o luna Nueva, aparece una quinta parte más pequeña que cuando está en oposición o Luna llena, en estado completo brillante.

Luna Nueva en eclipse.
Luna Nueva.

Otro experimento entre los innumerables que presentó Goethe, señala que si miramos un disco negro en una superficie gris clara, al cambiar la dirección de los ojos en un ligero grado, se ve un halo brillante flotando alrededor del círculo oscuro.

Los colores, la luz y la sombra son mucho más de lo que se ve a simple vista, no simplemente ilusiones ópticas, sino un mundo para explorar.

[insert page=’ondas-de-radio-no-se-ven-pero-todas-saben-que-existen’ display=’template-relacionadas.php’]

TE RECOMENDAMOS