Macabro hallazgo de una cabeza y cola de lobo flotando en una piscina española

Por Jesús de León – La Gran Época
28 de Agosto de 2018 Actualizado: 28 de Agosto de 2018

Las autoridades locales de Infiesto, capital del concejo de Piloña en Asturias, decidieron mantener temporalmente cerrada la piscina pública de la localidad después de que en la mañana del domingo se encontrara flotando en el agua una cabeza y una cola de lobo.

Diversas organizaciones reclamaron la rápida intervención policial ante este nuevo ataque contra la fauna protegida, que en este caso tiene el añadido de provocar la contaminación de una piscina pública

La piscina de Infiesto permaneció cerrada el domingo después de que operarios municipales encontrasen flotando en el agua los restos del animal muerto, víctima probablemente de cazadores furtivos o ganaderos que se sienten damnificados por la presencia de lobos en el medio natural.

El gobierno de Asturias consideró como inaceptable lo ocurrido. “Nada justifica estos comportamientos, que además dañan la imagen de Asturias”, escribieron en Twitter; añadiendo que los hechos deben ser investigados y castigados conforme a la ley.

Los conservacionistas recordaron que en los últimos meses se han visto ejemplares de lobo colgando de señales de tráfico, de puentes o en supermercados que, además de la imagen de barbarismo que transmiten, dan la sensación de que “los furtivos están consentidos por el Principado”, según La Vanguardia.

Del otro lado, están quienes quieren reducir la presencia de los lobos.

Infiesto, como el concejo al que pertenece, tiene en la ganadería una de sus principales actividades económicas.

Dos lobos europeos en su recinto en el Wolfcenter Wolf Park el 14 de junio de 2017 en Dorverden, Alemania. El lobo europeo desapareció en Alemania en el siglo XIX, pero en los últimos años ha ido reapareciendo. Las autoridades alemanas de vida silvestre registraron la presencia de al menos 200 lobos en estado salvaje en todo el país y creen que emigraron de Europa oriental. Los lobos están bajo protección oficial, para irritación de los pastores, que afirman que los lobos se están convirtiendo en una amenaza creciente para sus ovejas. (Foto de Morris MacMatzen/Getty Images

El macabro hallazgo se ha producido pocas horas después de que medio millar de ganaderos y pastores del Oriente del Principado protagonizasen en Cabrales, en pleno corazón de los Picos de Europa, una protesta por los daños que ocasiona el lobo en sus cabañas, principalmente entre ovejas y cabras pero también entre terneros y novillos.

Desde el año 2014 los consejos del Ayuntamiento de Piloña comenzaron a tocar el tema del ataques de los lobos.

“Hay un asunto muy importante que cada vez adquiere mayores dimensiones en este Concejo y que es el asunto de los daños del lobo en la cabaña ganadera, desgraciadamente los ataques del lobo cada vez están siendo más habituales”, decía Ayuntamiento de Piloña en el 2016.

Cazadores kirguises entrenando a sus perros para cazar lobos a 300 km de Bishkek, en el pueblo de Bokombayevo, en Kirguistán. (Foto de VYACHESLAV OSELEDKO/AFP/Getty Images)

¿Existe conflicto entre el lobo y el hombre?

“No hay un conflicto real entre el lobo y la ganadería extensiva sino más bien ganaderos y lobos conflictivos”, asegura el biólogo y director de documentales de naturaleza Arturo Menor, quien estrenará el 5 de octubre el documental “Barbacana, la huella del lobo”.

Tras visitar varias zonas de Sierra Morena, Guadalajara, Zamora, Palencia y León, los propios ganaderos le explicaron que “no tenían conflicto con el lobo porque a través de medidas preventivas para evitar ataques, el problema se corregía”.

Esto le llamó mucho la atención y le inspiró para contarlo. Por ello asegura que “hay ganaderos conflictivos que echan la culpa al lobo para cobrar indemnizaciones, y hay lobos conflictivos que atacan el ganado, pero no hay un conflicto real”.

Mira a continuación:

Anciano camina 2000 kilómetros y usa 9 pares de zapatos para entregar este poderoso mensaje

 

TE RECOMENDAMOS