Madre de 18 años sufre un “dolor insoportable” cuando epidural se atasca en su espalda por días

Por Venus Upadhayaya
13 de Julio de 2019 Actualizado: 13 de Julio de 2019

Una mujer de 18 años de Florida, Estados Unidos dijo que sufrió tres días de “dolor insoportable” luego de dar a luz a su hija porque los médicos no podían quitarle un catéter epidural de su espalda.

Selena Gray recibió una epidural el 25 de junio cuando comenzó el trabajo de parto en el Hospital del Sagrado Corazón en Pensacola. Después de que ella dio a luz al bebé Serenity al día siguiente, varios médicos lucharon por extraer el catéter epidural, que según su familia había formado un nudo cerca de la médula espinal en la espalda de Gray, informó Fox19.

“Entre las 48 horas que estuvimos allí, ingresaron cinco médicos, tirando de ella y tirando de su espalda, tratando de sacar la epidural y no pudieron sacarla”, dijo Patricia Alvarado, la madre de Gray, al Pensacola News Journal.

“Básicamente, mi epidural se enroscó en mi columna vertebral”, dijo Gray a Fox19. “Está con un nudo en mi columna vertebral, y han estado tratando de jalar y jalar. No he podido levantarme ni moverme ni hacer nada”.

Gray dijo que no pudo disfrutar los primeros días con su hijo porque el dolor era tan insoportable que no podía caminar y necesitaba ayuda para ir al baño, informó Fox19.

Alvarado dijo que cuando el sexto médico les dijo que tenía que “arrancarlo”, decidieron ir a otro hospital, informó el diario Pensacola News Journal.

Gray y su bebé fueron llevados en ambulancia al Baptist Hospital, donde la nueva mamá dijo que los médicos no estaban dispuestos ni siquiera a tocarla.

“Simplemente me siguen diciendo: ‘En todos mis años, no he visto nada como esto’. Entonces, básicamente, están igual de sorprendidos como yo”, dijo Gray a Fox19.

Un médico del Baptist Hospital sugirió que Gray fuera a otro hospital para extirpar la epidural.

“El anestesiólogo jefe del Baptist Hospital conocía a alguien en (UF Health Shands Cancer Hospital) en Gainesville que dijo: ‘Tráiganla aquí, podemos manejarlo'”, dijo Alvarado al Pensacola News Journal.

Gray viajó seis horas en una ambulancia al Hospital Shands para un procedimiento de emergencia en Gainesville.

Los médicos allí finalmente le retiraron el catéter epidural el 28 de junio, escribió Gray en una publicación de Facebook.

“Tuvieron que hacer una incisión dejándome con puntos de sutura, pero estoy recuperándome”, escribió en el post.

Alvarado dijo que toda el problema también afectó la serenidad del bebé.

“Ella tenía que amamantar, pero hacia el final (de la extirpación de la epidural) tenía que tomar narcóticos, por lo que ni siquiera puede amamantar ahora”, dijo Alvarado. “Es simplemente desgarrador. Me dan ganas de llorar”.

Bebé Serenity nació en el hospital Sacred Heart en Pensacola, Florida, el 26 de junio. (Foto cortesía de Selena Gray)

Gray dijo que no se siente resentida hacia los médicos que intentaron atenderla, pero se siente frustrada por cómo se desarrolló la situación.

“No hicieron su trabajo correctamente”, dijo Gray al periódico. “Solo los médicos que me pusieron la epidural en la espalda y realmente no sabían lo que estaban haciendo, estoy un poco molesta con ellos, pero solo queda perdonar y seguir adelante”.

La nueva mamá dijo que está usando un andador para moverse y todavía tiene espasmos musculares.

“Ha sido una locura porque todavía tengo una sensación de ardor en la cadera y en la pierna”, dijo.

“Me estoy moviendo un poco en el andador, pero tengo muchos espasmos musculares. Básicamente, día a día trato de tomarme las cosas con calma, porque cada mañana que me levanto simplemente empiezo de nuevo con el dolor”.

La joven madre le dijo a La Gran Época en un mensaje de Facebook el 2 de julio que se está recuperando. “Me está yendo bien”, dijo ella. “Todavía me duele, pero me lo tomo con calma todos los días”.

Te puede interesar

El secreto de una mujer para una vida armoniosa y feliz

TE RECOMENDAMOS