Madre de niño acusado con 5 cargos de asesinato dice que su hijo no es un “monstruo”

Por Jack Phillips
10 de Octubre de 2019 Actualizado: 10 de Octubre de 2019

La madre de un niño de 9 años de Illinois que fue acusado de cinco cargos de asesinato insiste en que no es un “monstruo” y que tiene problemas mentales.

Katie Alwood, madre de Kyle Alwood, el niño que está acusado en el caso, dijo que “todos lo miran como si fuera una especie de monstruo, pero no es así”, informó CBS News.

Kyle fue acusado de matar a los otros hijos de Alwood, Daemeon y Ariel Wall, de 2 y 1 años de edad; a su abuela, Kathryn Murray, de 69; a su prometido Jason Wall, de 34; y a su sobrina Rose Alwood, de 2 años.

Los funcionarios dijeron que intencionalmente prendió fuego a la casa de la familia, matando a las cinco personas.

La madre dijo sobre el niño: “La gente comete errores, y eso es lo que es. Sí, fue una tragedia horrible, pero aún así no es algo para desechar su vida”.

Goodfield, Illinois, donde ocurrió la tragedia. (Google Maps)

Ella explicó que estaba en la casa cuando el fuego estalló mientras la mayoría de las víctimas estaban durmiendo y solo pudo salvarse a sí misma.

“Me paré en la ventana y les dije a mis hijos que sentía no haber podido salvarlos. Mami estaba justo aquí y los amaba. Sabes, así que, al menos esperemos que hayan oído eso. Le dije a Jason que lo amaba… Y entonces algo me dijo que se habían ido”, declaró Alwood a CBS.

Alwood comentó que no sabe qué fue lo peor: ” Oírlo gritar o cuándo se detuvo”.

Su hijo Kyle, contó, fue diagnosticado con esquizofrenia, TDAH y trastorno bipolar.

Samantha Alwood, la madre de Rose, que fue asesinada, dijo que quiere que Kyle sea castigado.

“Creo que debería ir a algún sitio hasta que sea mayor de edad para ir al reformatorio. Entonces creo que debería ir al reformatorio. Y luego del reformatorio a la cárcel. Porque al final del día, sin importar si quería o no, sabía lo que hacía el fuego”, dijo Samantha.

Detalles del incendio

El incendio comenzó alrededor de las 11 p.m. de la noche del 6 de abril en una casa rodante en Goodfield, señalaron las autoridades. El remolque estaba totalmente envuelto en llamas cuando los bomberos llegaron al lugar.

Los cinco murieron por inhalación de humo, reportó el periódico Journal-Star.

El Fiscal del Estado del Condado de Woodford, Greg Minger, dijo que el niño enfrenta cinco cargos de asesinato, dos cargos de incendio provocado y un cargo de incendio agravado.

Minger no reveló ningún otro detalle sobre el sospechoso, incluyendo la edad o su relación con las víctimas, reportó The Associated Press.

Si es condenado, el niño puede ser puesto en libertad condicional durante al menos cinco años, pero no más allá de la edad de 21. Según AP, es probable que también reciba terapia y asesoría.

Minger dijo al periódico que procedió y acusó al niño después de leer varias veces los informes oficiales sobre el incendio.

“Fue una decisión difícil”, dijo. “Es una tragedia, pero al final del día está acusando a una persona muy joven de uno de los crímenes más graves que tenemos.”

*****

Te puede interesar:

Mamá comparte el secreto que liberó a su hijo del autismo

TE RECOMENDAMOS