Madre entra en pánico cuando su hijo se asfixia en un McDonald’s, pero un “ángel de la guarda” lo salva

Por The Epoch Times
11 de Junio de 2021
Actualizado: 11 de Junio de 2021

Una madre de Irlanda elogió al hombre que salvó la vida de su hijo, que según ella se estaba “desvaneciendo” en sus brazos, en un restaurante de Newry.

Mary Byrne, madre de cuatro hijos, y su hijo estaban comiendo en el McDonald’s cuando estuvo a punto de ocurrir un accidente a finales de mayo.

Ella y su hijo de 5 años, Johnny Og, habían visitado la playa y, después, decidieron pedir comida para llevar en el local de comida rápida.

Mary Byrne con su hijo, Johnny Og. (Cortesía de Mary Byrne)
El restaurante McDonald’s situado en Newry, Irlanda. (Captura de pantalla/Google Maps)

“Johnny Og fue a poner los empaques en la basura y tenía un nugget de pollo en la boca”, dijo Mary, según Irish Mirror. “Lo llamé y no contestó, solo se dio la vuelta y empezó a mirarme fijamente”.

En ese momento cuando se dio cuenta que Johnny Og se estaba ahogando con el nugget de pollo. Se fue hacia él y trató de sacarle la comida, pero no pudo.

“En ese momento no se movía ni hablaba y temí que se estuviera desvaneciendo”, dijo Mary. “Otra mujer se apresuró a ayudar y dos hombres saltaron de un auto, pero sus esfuerzos no funcionaron”.

Mary empezó a entrar en pánico; pero por suerte, un hombre llamado Gabriel McKenna entró en el establecimiento justo en ese momento.

Mary con su hijo, Johnny Og. (Cortesía de Mary Byrne)

“No sé de dónde salió Gabriel. Tenía a Johnny Og sobre mis rodillas y Gabriel simplemente dijo: ‘Démelo'”, dijo Mary.

Gabriel sostuvo a Johnny Og boca abajo en el aire, y con dos empujones entre los omóplatos, el nugget se desprendió.

Después de salvar a su hijo, Mary estaba tan consternada por la emoción que se dirigió a su auto, llamó a su esposo y comenzó a llorar.

“Estaba temblando tanto que no podía conducir y Gabriel me dijo después que a él también se le salieron las lágrimas cuando regresó a su auto”, dijo.

Gabriel, que vive en Cullyhanna, Armagh, consideró que el hecho de estar allí en el momento adecuado fue una intervención divina, y dijo que estaba agradecido por haber podido ayudar.

María se refirió a Gabriel como su ángel de la guarda.

Después del incidente, recurrió a Facebook para tratar de localizarlo y darle las gracias.

“Me encantaría poder conseguir la dirección de un hombre llamado Gabriel McKenna de algún lugar de Cullyhanna?”, publicó Mary en Facebook. “Hoy este hombre ha salvado la vida de mi pequeño Johnny, estábamos en el McDonald’s de Newry cuando Johnny se atragantó y no logré sacar la comida”.

(Izq. – der.) Gabriel McKenna, Mary Byrne y su hijo Johnny Og. (Cortesía de Mary Byrne)

A los 20 minutos de publicarlo, recibió más de 60 mensajes en Internet de personas que le decían lo buen hombre que era.

Finalmente localizó a Gabriel, e incluso se hizo una foto con él y su hijo, que publicó en Facebook, con un mensaje de agradecimiento por su heroísmo.

“Cuando uno conoce a un héroe, siempre está en deuda con él”, escribió María.

Desde entonces, la madre se comprometió a iniciar un curso de reanimación cardiopulmonar, que se ofrecerá en su comunidad en las próximas semanas.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS