Madre entra en pánico por una mancha en el paladar de su bebé y al final descubre que era un cartón

Por Jack Phillips - La Gran Época
03 de Junio de 2019 Actualizado: 03 de Junio de 2019

Una madre que llevó a su hija al médico por una marca oscura en el paladar descubrió lo que realmente era: un trozo de cartón.

Darian Depreta, la madre, escribió que notó una marca inusual en el paladar de su hija Bella.

“Intenté limpiarlo para ver si salía, y no lo hizo”, escribió en Facebook.

Cuando fue al consultorio del médico, una enfermera practicante intentó quitárselo, pero no desapareció.

“Entonces decide consultar con los médicos y le sugieren que tal vez era una marca de nacimiento”, dijo Depreta.

Después de algunas deliberaciones, “Me dijeron que mi hija se reunirá con dos especialistas. Luego de insistir en que no era una marca de nacimiento en el paladar, la enfermera decidió echar otro vistazo a este misterio médico”, continuó.

Entonces notó que el costado de la marca era “un poco blanco”. En ese momento la enfermera dedicó más esfuerzo “tratando de quitárselo”, añadió.

“SOLO PARA ENCONTRAR QUE ERA LA TARJETA DE UNA CAJA DE BELLA PEGADA EN EL TECHO DE SU BOCA”, escribió la mujer.

Depreta señaló que su hija podría haberse atragantado con ella, pero está “agradecida con Dios de que no lo haya hecho. La única razón por la que hice la publicación fue porque después de llorar, entrar en pánico y tratar de averiguar qué era (los médicos ni siquiera lo sabían), ella estaba bien. Después de la tormenta vino la risa”.

Contó que a su hija le están saliendo los dientes y le gusta masticar todo.

“Por casualidad encontró una caja mientras yo cargaba el lavavajillas, que, por supuesto, le quité de inmediato. No me di cuenta de que una pieza se había quedado atascada ahí arriba. Y de inmediato le revisé la boca para ver si tenía algún trozo pequeño”, dijo la madre.

Desde entonces, decenas de miles de personas han disfrutado de esta publicación. Algunos padres compartieron sus propias reacciones con temas similares.

Uno de ellos escribió: “Insistí en que mi hijo tenía una fea cavidad después de descubrir una enorme mancha negra en su molar que no podía quitar con nada. Era una semilla de fresa”.

Otro dijo: “La semana pasada metí a mi hija en el coche y de repente veo que le sale un líquido rojo de la mano. Pensé que tenía una herida efusiva y me asusté. Era un lápiz de color derretido”.

De acuerdo con WebMD, la mayoría de los bebés comienzan a mordisquear entre los cuatro y siete meses de edad. Sin embargo, algunos comienzan mucho más tarde.

Los síntomas no son los mismos para todos los niños, pero pueden tener encías inflamadas, llanto y molestias, temperatura más alta, ganas de masticar cosas, babeo y cambios en los patrones de sueño, dice el sitio web.

*****

Te puede interesar:

La historia de un maestro cocinero que llegó a la cima profesional y luego descubrió el verdadero éxito en la vida

TE RECOMENDAMOS