Madre hispana encabeza la “guerra” contra el fentanilo en California

Por Cristina Bazán
26 de Septiembre de 2023 12:28 PM Actualizado: 03 de Octubre de 2023 3:43 PM

Una madre preocupada por la reciente aprobación de las controvertidas leyes sobre la legalización de drogas en California, está trabajando para crear conciencia entre la comunidad latina sobre los peligros del fentanilo.

Evelyn Jones, es una inmigrante salvadoreña que llegó a Estados Unidos en 1979, con solo 7 años. Ahora es madre de 3 hijos y maneja un negocio de organización de eventos.

Uno de los problemas más preocupantes para ella es la crisis de consumo de drogas en el estado, principalmente entre los jóvenes.

California es uno de los estados pioneros en aprobar leyes para despenalizar algunas drogas. La nueva ley para despenalizar el consumo de algunas sustancias alucinógenas, admite que “la prohibición de las drogas no ha logrado disuadir su consumo y ha aumentado su peligro”. Además, las cifras de muertes relacionadas con las drogas han visto un dramático aumento en los últimos años.

La influencia del ambiente permisivo favorece el acceso de drogas a menores de edad a pesar de que la eliminación de las prohibiciones no están destinadas a ellos.

En entrevista con The Epoch Times, Jones dijo que es consciente de cómo se ha agudizado el problema del fentanilo en California, por lo que se ha involucrado en eventos para crear conciencia sobre los peligros que representa.

“Está afectando a nuestros niños. Y digo nuestros niños, porque todos son nuestros niños”, compartió Jones.

Jones ha visto casos cercanos de amistades que han perdido a sus hijos por pastillas contaminadas con fentanilo y casos de sobredosis reportados en las escuelas de sus hijos. Esto la motivó a tomar acción.

Decidió organizar eventos tanto en internet como presenciales, dirigidos a líderes de la comunidad latina para informar ampliamente sobre la amenaza del fentanilo.

En ellos han participado organizaciones como Lost Voices of Fentanyl, una organización sin fines de lucro formada por familias que han perdido a algún miembro a causa del fentanilo, que busca educar y  concientizar al público, además de trabajar en prevención. Jones también ha convocado a autoridades locales y otros miembros de la comunidad que están alertando sobre el tema, como Project Eli, a cargo de Perla Mendoza.

Cortesía: Evelyn Jones
Cortesía: Evelyn Jones

A través de estos eventos, los expertos advierten sobre los riesgos que esto supone para niños y jóvenes, que son los miembros más susceptibles y vulnerables de la sociedad.

“Ahora los chicos no saben lo que se están metiendo”, dijo. “El fentanilo no es una cosa con la que vas a experimentar. Es una droga que te [puede] matar la primera vez”, continuó.

Pero el problema es más complejo de lo que la gente se imagina, ya que va mucho más allá de las fronteras.

“Esto viene de la China comunista”, dijo Jones. Explicó que la droga entra a través de México antes de llegar a Estados Unidos.

Autoridades estadounidenses han denunciado el envío de precursores de fentanilo desde China, que se introducen a México para su fabricación.

“Lo que están haciendo es mandarnos el fentanilo y toda esa drogas sintéticas […] le están poniendo químicos, entonces esos químicos lo que están haciendo es que la gente ande en la calle como zombi”, señaló Jones. “En unos cinco o diez años vas a ver los resultados de esta droga”.

“Lo que está pasando es una guerra”, afirmó Jones. “Una guerra con droga”.

Algunos expertos coinciden con Jones, y señalan que lo que está sucediendo con el fentanilo no es casual, sino que se trata de “una estrategia cuidadosamente planificada” y la describen como una “forma de guerra química”.

Y la estrategia podría estar funcionando.

El fentanilo ya causó más de 70,000, de las 106,000 muertes por sobredosis de drogas reportadas en 2021, según los CDC. En algunos estados el número de muertes entre los hispanos se triplicó de 2019 a 2020. En el caso de California, en 2021 hubo casi 6000 muertes por sobredosis relacionadas con opioides, según el Departamento de Salud Pública del estado.

El problema está más cerca de lo que se piensa

Jones está comprometida con el combate a las drogas porque el problema le ha tocado de cerca. Uno de sus hijos se vio afectado por la adicción a la marihuana cuando tenía 16 años.

“Estaba bien en la escuela. No tenía problemas. Yo decía: ‘No, mis hijos no’. Y me impactó”.

El hijo de Jones pasaba por un momento difícil, tras una lesión en el tobillo que frustró sus sueños de destacar en el fútbol americano. Estaba deprimido e inseguro, por lo que recurrió a la marihuana para tratar de aliviar su dolor.

Jones apoyó a su hijo y le ayudó a luchar para salir de la adicción, pero la experiencia le permitió darse cuenta de lo que enfrentan los jóvenes actualmente.

“Gracias a Dios no fue el fentanilo, pero fue la marihuana sintética”, dijo. “Yo estoy agradecida a Dios, porque él pudo salir, pues fue una crisis temporal. Pero afectó a nuestras vidas mucho”.

Pensaba que algo así nunca iba a ocurrir en su familia, porque ella era una madre que tuvo la oportunidad de quedarse en casa con sus hijos. Sin embargo, ahora es consciente de que cualquier familia se puede ver afectada.

Jones espera que más padres de familia tomen conciencia y puedan ayudar a sus hijos a evitar caer en una situación como la que ella y su familia tuvieron que enfrentar.

Siga a Cristina Bazán en X: @cristinaisbe


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.