Madre lucha con infección y pierde casi todos los dedos de sus pies y manos

Por Jack Phillips - La Gran Época
04 de Junio de 2019 Actualizado: 04 de Junio de 2019

Una madre de Missouri que pasó más de un mes hospitalizada dijo que perdió los 10 dedos de los pies, una mano y varios dedos de la otra mano.

Racheal Acuff, que según se informó fue hospitalizada en junio de 2018, notó en primer lugar sangre en su orina. “No tenía síntomas de neumonía y solo sabía de la infección renal cuando orinaba sangre”, según The Sun.

“Una vez que llegué al hospital y me tomaran la presión arterial, que era tan baja que casi no se registraba, todo empezó a suceder muy rápido”, dijo Acuff, de 32 años, a MDW Features.

Contó sobre el personal del hospital: “me trasladó a una habitación de inmediato y comenzó a hacer una lista de pruebas. Lo último que recuerdo es que me dijeron que me iban a trasladar arriba y luego me sedaron durante tres semanas. Cuando me desperté, mi mamá me explicó que tenía shock séptico, coagulación intravascular diseminada y síndrome de shock tóxico de una fuente desconocida”.

A la madre se le dijo que entró en shock séptico debido a la neumonía, lo que derivó en DIC, un trastorno de coagulación de la sangre.

Acuff dijo que le dieron cuatro antibióticos en la unidad de cuidados intensivos del hospital, y agregó que también le colocaron en una sonda de alimentación, diálisis y un respirador. Fue trasladada de la UCI y enviada a casa después de 46 días.

“Tenía conectado un respirador, un tubo de alimentación para todos mis nutrientes, un catéter para diálisis porque mis riñones ya no funcionaban y dos vías intravenosas para acceder a la sangre y para darme todos mis medicamentos”, dijo al periódico. “Recuerdo que oí llorar a mi familia cuando los médicos les dijeron que trajeran a los familiares para despedirse, pero yo estaba sedada y no tenía forma de responderles”.

En ese estado, recordó, “me sentía totalmente impotente, pero sabía que tenía que luchar para demostrarles que estaban equivocados. No sentía que me estaba muriendo, y no iba a hacerlo”.

Fotografía en movimiento de un paciente en camilla empujado a gran velocidad a través del pasillo del hospital por médicos y enfermeras a una sala de emergencias. (Pxhere)

Desde agosto hasta mayo de este año, se sometió a varios procedimientos de amputación.

Acuff dijo que su fe se fortaleció y adaptó para “absorber en todo momento lo bueno y lo malo”.

“No hay ninguna razón médica para que esté viva”, dijo a la agencia de noticias. “Así que, algo más poderoso está en mi lado, seguro”.

Ella comparte su historia para animar a otros a defender su propia salud.

Según la Clínica Mayo, la sepsis es una afección potencialmente mortal que se desencadena por la respuesta del cuerpo a una infección.

Imagen de archivo de un paciente de hospital. (rawpixal.com | Pexels)

“El cuerpo normalmente libera sustancias químicas en el torrente sanguíneo para combatir una infección. La sepsis ocurre cuando la respuesta del cuerpo a estas sustancias químicas está desequilibrada, lo que provoca cambios que pueden dañar múltiples sistemas orgánicos”, según el sitio web médico.

La sepsis puede progresar a shock séptico, que puede ser fatal, afirma el sitio web.

“La mayoría de las veces, la sepsis ocurre en personas que están hospitalizadas o que han sido hospitalizadas recientemente. Las personas en la unidad de cuidados intensivos son especialmente vulnerables a las infecciones en desarrollo, que pueden conducir a la sepsis. Si usted desarrolla signos y síntomas de sepsis después de la cirugía o después de haber sido hospitalizado, busque atención médica inmediatamente”, afirma la clínica.

El shock tóxico, mientras tanto, es una afección poco común que también puede ser mortal.

“Con frecuencia, el síndrome de shock tóxico resulta de las toxinas producidas por la bacteria Staphylococcus aureus (estafilococo), pero la afección también puede ser causada por toxinas producidas por la bacteria estreptococo (estreptococo) del grupo A”, afirma la Clínica Mayo.

*****

Te puede interesar:

Un largo camino a casa

“Estaba horrorizada… no sabía que algo así podría pasarle a cualquiera”. Conoce esta increíble historia de amor y fuerza.

TE RECOMENDAMOS