Madre pierde un dedo y casi muere al ser arañada por un gato que le contagia una bacteria carnívora

Por Li Yen - La Gran Época
25 de Julio de 2019 Actualizado: 25 de Julio de 2019

Advertencia : el artículo incluye contenido gráfico

Los gatos pueden ser adorables, pero ¿sabías que un mordisco o un arañazo de un felino puede ser mortal? Es capaz de causar infecciones bacterianas graves como la enfermedad por arañazo de gato, infección por SARM y rabia. Una madre de Glasgow, Escocia, perdió un dedo y casi muere después de ser rasguñada por un gato callejero.

Recientemente, Moira Brady, de 45 años, sufrió un arañazo en el brazo de un gato callejero que estaba involucrado en una pelea de gatas con otro felino en el trampolín de su jardín. Uno de los gatos callejeros la atacó con su garra mientras intentaba terminar la pelea y ahuyentarlos.

Aunque el rasguño perforó su piel, no pensó mucho en ello hasta días más tarde, cuando uno de sus dedos se puso azul y su mano se hinchó.

Brady consultó a los médicos una semana después del incidente. Y afortunadamente lo hizo. Los médicos le dijeron que estaba infectada con Staphylococcus aureus resistente a la meticilina, o SARM, y Streptococcus A.

Según eMedicineHealth, el SARM es tan resistente a los antibióticos (resistente a los medicamentos) que algunos investigadores lo califican de “superbacteriano”. Debido a su capacidad de destruir la piel, también ha sido etiquetado como “bacteria carnívora”.

“Me preguntaron si había estado cerca de animales”, contó Brady, que tiene dos hijas, en una entrevista con Evening Times.

Para evitar que la letal infección bacteriana se propagara, hubo que amputar un dedo de la mano izquierda de Brady. Luchando contra la infección, pasó un mes en la Enfermería Real de Glasgow para someterse a dos injertos de piel y a una transfusión de sangre.

“La infección atravesó mi cuerpo”, dijo Brady. “El cirujano se quedó cinco horas y media después de su turno para salvarme la vida y me tuvieron que hacer una transfusión de sangre”.

La experiencia ha “arruinado” su vida, y ahora “no puede hacer cosas cotidianas como sacar la comida del horno”. Peor aún, Brady necesitará someterse a más cirugías en el futuro.

Los médicos le dijeron que “tuvo mucha suerte” de haber sobrevivido. Brady podría haber perdido su vida y su miembro. “Los médicos tuvieron que quitarme la mitad del dedo y luego el resto”, comentó. “Dijeron que podría haber muerto o perdido toda la mano”.

Sus riñones también comenzaron a cerrarse, así que si se retrasaba el tratamiento, la infección mortal podría causar que sus riñones se cerraran completamente. Podría incluso morir de síndrome de shock tóxico.

“Hablé con cantidad de personas que no podían creer que esto suceda después del rasguño de un gato”, señaló Brady.

Los arañazos de gatos domésticos son típicamente menores y por lo general se pueden tratar en casa con primeros auxilios. Sin embargo, si la mordedura del felino rompe la piel, es aconsejable “buscar atención médica ya que el área podría infectarse”, dijo a Evening Times la Dra. Emilia Crighton, consultora de Salud Pública y Jefa de la Sección de Servicios de Salud de NHSGGC.

“Su propio médico de cabecera o farmacia local sería el primer punto de contacto de fácil acceso”, añadió el Dr. Crighton.

Sin embargo, no hay que preocuparse: las infecciones por SARM no son comunes en perros y gatos, como se indica en el sitio web de Vetstreet. Las bacterias pueden transmitirse a los seres humanos a través de mascotas infectadas, ya sea por contacto directo con el área infectada o por artículos contaminados, por ejemplo, ropa de cama. Un animal colonizado por SARM a menudo lleva la bacteria alrededor de la nariz y el ano, así que después de tocar a las mascotas o recoger heces, es aconsejable lavarse y desinfectarse las manos.

*****

Descubre la razón:

Louise Morrison nació enferma y ahora a los 60 se siente mejor que cuando era adolescente

TE RECOMENDAMOS