Maestros no vacunados de Nueva York dicen que el Departamento de Educación los engañó

Por Dave Paone
13 de Agosto de 2022 2:38 PM Actualizado: 13 de Agosto de 2022 2:38 PM

NUEVA YORK —A finales de 2021 los maestros de la ciudad de Nueva York que se negaron a cumplir con el mandato de la vacuna contra el COVID-19 fueron suspendidos sin sueldo por el Departamento de Educación (DOE, por sus siglas en inglés). Casi a todos los que presentaron una exención religiosa o médica se les negó, lo que llevó a un arbitraje entre los dos grupos.

El acuerdo de arbitraje preveía una exención religiosa o médica.

Sin embargo, Jimmy Wagner, un abogado de Brooklyn que representa a varios empleados de la ciudad no vacunados, considera que el DOE no está actuando de buena fe.

“El DOE está siendo deshonesto porque no tiene intención de dar a estas personas la oportunidad de solicitar una acomodación religiosa”, dijo a The Epoch Times.

Epoch Times Photo
Una captura de pantalla del sistema de solicitud de licencia online del Departamento de Educación de la ciudad de Nueva York que indica que no hay exenciones o adaptaciones por el COVID para el año escolar 2022-23 en agosto de 2022.

El Departamento de Educación exigió a los maestros aún no vacunados que rellenaran un formulario en su página web indicando cuáles son sus intenciones respecto a la vacuna para el próximo curso escolar. La fecha límite era el 11 de agosto.

Una maestra de educación especial en una secundaria de Brooklyn habló con The Epoch Times bajo la condición de mantener el anonimato.

Se considera una “cristiana creyente en la Biblia” y decidió no vacunarse.

A finales del año pasado, el DOE tenía una versión anterior del formulario en su sitio web. La maestra de educación especial dijo que leyó los parámetros de la exención religiosa y que, en ese momento, solo eran aceptables determinadas confesiones que tienen un historial establecido de aversión a la medicina moderna, como los Científicos Cristianos.

Subió toda su información, incluida una declaración de su pastor.

Cuando llegó al último paso de “enviar”, apareció un mensaje diciendo que “no cumplía con el mandato” y que no podía solicitar esta exención.

Envió un correo electrónico a recursos humanos y al secretario de educación en busca de orientación, pero no recibió respuesta.

Sin ninguna otra opción viable, fue puesta en licencia sin paga.

Epoch Times Photo
Rachel Maniscalco, profesora de la ciudad de Nueva York, tres veces demandante y no vacunada, y su hija, Julia. (Dave Paone/The Epoch Times)

Su esperanza era que en el verano de 2022 se levantara el mandato y pudiera volver a trabajar para el curso escolar 2022-23.

El formulario online fue modificado este mes con un enorme cambio: En letras rojas y en negrita decía: “Por favor, tenga en cuenta que en este momento no puede solicitar una exención/acomodación relacionada con la vacuna COVID para el año escolar 2022-2023”.

Sin embargo, descubrió una opción para el “mandato por el COVID” enterrada dentro de una lista de acomodaciones para aquellos con discapacidades.

Una vez más, explicó su situación en el formulario junto con la carta de su pastor.

“Una vez que hice clic para enviar, apareció el mismo error, justo en mi cara”, dijo.

Jim Hogue y su esposa, Jen Hogue, son ambos maestros de historia en la preparatoria de Forest Hills. Cuando se emitió el mandato por primera vez, Jen Hogue aceptó la vacuna. Jim Hogue era escéptico.

Había escuchado muchos medios de comunicación conservadores que cuestionaban la eficacia y hablaban de los efectos secundarios negativos de la vacuna, lo que le hizo dudar.

“Así que desarrollé una actitud de espera durante un tiempo”, dijo a The Epoch Times.

Con el tiempo, escuchó a varios médicos pronunciarse en contra de la vacuna. Además de los aspectos físicos de la vacunación, Jim Hogue tuvo en cuenta un aspecto religioso en su decisión.

El maestro veterano, con 28 años de experiencia, decidió no vacunarse.

El DOE insistió en la vacunación, pero le ofreció tres opciones: vacunarse, jubilarse o tomar una licencia sin sueldo durante un año, pero sin permiso para aceptar otro trabajo.

“No acepté ninguna de ellas”, dijo.

La jubilación no era una opción porque antes de los 30 años hay “importantes sanciones económicas”, dijo.

A continuación se produjo un arbitraje entre los maestros y el DOE, que incluía la opción de una exención religiosa o médica.

Jim Hogue eligió la religiosa y le fue denegada sin explicación alguna. Apeló y se le volvió a denegar sin explicación alguna.

Poco después presentó la primera de sus dos demandas.

“Se suponía que debían pagarme según las reglas del arbitraje mientras se resolvía el caso judicial”, dijo. “Lo olvidaron muy convenientemente”.

En la resolución arbitral obtenida por The Epoch Times, se afirma que los profesores “seguirán en nómina” mientras se resuelve el recurso.

Como reportó The Epoch Times, Rachel Maniscalco es otra maestra de la ciudad de Nueva York no vacunada con tres demandas en curso. El quid de la tercera es que no ha sido acusada de mala conducta ni de nada que pueda dar lugar a una audiencia disciplinaria 3020-A, por lo que si se le da una licencia, debe ser con paga.

Este argumento es la base de la primera demanda de Jim Hogue contra el DOE de octubre de 2021. La segunda es por el salario que no le pagaron el año pasado.

Wagner representa tanto a Maniscalco como a Jim Hogue, así como a varios oficiales de la policía de Nueva York que han sido despedidos, según reporta The Epoch Times.

Aunque Jen Hogue está agradecida por tener un trabajo para mantener a su familia de cinco miembros, ha experimentado un efecto secundario negativo de la vacuna.

“Me preocupa el hecho de que haya tanta censura en torno a esta vacuna y a la información sobre los posibles efectos secundarios”, dijo a The Epoch Times. “No se permite a la gente hablar libremente de estas cosas sin ser censurada”.

Oficialmente, Jim Hogue no ha sido despedido, aunque fue despedido y restituido en dos ocasiones después de que Wagner demostrara que los despidos violaban el acuerdo.

“Hicieron un acuerdo paralelo con Jimmy Wagner para no despedirme hasta que el caso haya terminado”, dijo.

Jim Hogue optó por no rellenar el formulario actual en el sitio web, ya que no había ninguna opción para solicitar una exención religiosa.

La maestra de educación especial sabe perfectamente que si el mandato entra en vigor antes de la fecha límite de septiembre para vacunarse, su carrera como educadora en las escuelas públicas habrá terminado.

“Voy a renunciar”, dijo. “Ya he llegado a esa conclusión”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.