Mafia italiana condena a muerte a Pocho, un perro antidrogas: les ha hecho perder millones

Por Jesús de León – La Gran Época
04 de Noviembre de 2018 Actualizado: 04 de Noviembre de 2018

El ministro de Interior de Italia, Matteo Salvini, aseguró que la mafia habría ofrecido 6000 dólares por la cabeza de Pocho, un perro antidrogas.

El can conocido como “Pocho”, estaría en la mira de la mafia por haber frustrado múltiples planes de tráfico ilegal.

“Gracias a su nariz infalible, este perro antidroga ha hecho perder millones de euros a los camorristas que, por eso, ahora lo quieren MUERTO. Dan asco… Grande Pocho, ¡te honro!”, escribió el ministro Salvini en su cuenta de Twitter.

Pocho encontró un envoltorio que contenía 50 gramos de marihuana destinado a la venta, escondido en un agujero cavado en un jardín público, el 21 de abril de 20017. Foto de la Jefatura de Policía de Nápoles.

Pocho es un perro antidrogas de nueve años, de la raza Jack Russel, y pertenece a la policía de Nápoles.

La “Camorra” es una de las organizaciones criminales más grandes de Italia,  y como “Pocho” ha realizado un excelente trabajo a lo largo de su carrera, la organización criminal ha tratado de eliminarlo, dejando comida con veneno, y usando perras en celo para distraerlo, entre otras cosas.

Hace poco encontró 10 kilos de cocaína que le pertenecían a la organización, lo que le significó una importante pérdida para la Camorra.

Al parecer el can tiene un olfato muy agudo, y desde que estaba en servicio en la sección de narcóticos de la Comisaría de Policía de Nápoles, “ha llevado al descubrimiento de más de dos toneladas de drogas, haciendo que los clanes de la mafia pierdan varios millones de euros en beneficios”, reportó el medio italiano La Stampa.

Foto de la Jefatura de Policía de Nápoles.

En febrero de 2016 Pocho ayudó a capturar a un conocido narcotraficante con el sobrenombre de “er pasticca”.

“Así, gracias a la nariz infalible del perro ‘pocho’ la policía encontró en el garaje, bajo un banco de trabajo de hierro, una bolsa de lona verde que contenía 15 gramos de cocaína bien escondida en un frasco de vidrio cerrado con una tapa metálica, y 36 gramos de hachís”, informó la policía en ese momento.

Entre las últimas acciones de este magnífico perro, el 18 de octubre la policía de Nápoles comunicó que los perros “Pocho” (Jack Russel) y “Dorian” (German Shepherd), habían encontrado en el asiento de un scooter unos 3 kg de cocaína, una pistola semiautomática PK380 y numerosas municiones.

El nombre de Pocho viene por el apodo del ex jugador del Nápoles, Ezequiel Lavezzi, y en este caso no es el terror de las defensas del oponente, sino de la Camorra.

Historias de convicción:

Trabajó para la mafia y fue un adicto durante décadas, al fin se libera con ayuda de la meditación>

TE RECOMENDAMOS