Artista crea magnífica obra alineando 66.000 vasos con agua de lluvia y envía un poderoso mensaje

Por LORI C. SUMMERS
20 de Septiembre de 2019 Actualizado: 20 de Septiembre de 2019

Es increíble lo que una persona puede hacer con creatividad, determinación y un fuerte deseo de hacer del mundo un lugar mejor. Un artista con sede en Montreal armó un magnífico mosaico utilizando solo vasos, tinte vegetal y agua de lluvia, pero lo que logró a través de él es notable y provocador.

Serge Belo es un artista interdisciplinario de Canadá cuyo estilo se basa principalmente en la pintura acrílica y en convertir objetos cotidianos en arte. Se dio cuenta por primera vez de la triste verdad de lo que la falta de agua podía hacer en 2001. Fue entonces cuando tuvo que cerrar la empresa hortícola que poseía después de que una sequía de un mes destruyera la mayoría de sus plantas.

Fue solo 11 años después cuando se le ocurrió la idea llamada “66.000– Un mosaico de agua con una causa”. Sesenta y seis mil representa el número de copas que se usaron para hacer una obra maestra impresionante. La hermosa imagen era la de un bebé en el vientre.

Según su sitio web, para hacer realidad su proyecto, el artista solicitó la ayuda de más de 100 voluntarios. Utilizó 66.000 tazas biodegradables, 15.000 litros de agua de lluvia y 1 kilogramo de colorante alimentario. Todo el proceso de creación requirió que los voluntarios trabajaran las 24 horas del día durante 62 horas. “El proceso artístico era necesario para generar una respuesta emocional significativa en la gente”, explica según la revista Of The Note Magazine. Al final, firmó su obra de arte con leche.

El propósito del proyecto era crear conciencia sobre la crisis mundial del agua. Puede ser difícil de creer, pero más de 2.000 millones de personas no tienen acceso a agua potable. Serge utilizó la imagen de un bebé para mostrar lo crucial que es el agua para la vida, incluso antes de nacer. “Es una imagen poderosa con la que cualquiera puede identificarse”, explica a Of The Note Magazine.

La idea de pintar el agua era mostrar las impurezas que se encontraban en el agua en todo el planeta.

Una obra de arte simplemente magnífica de 5,2 kilómetros de longitud surgió del arte de Serge y del duro trabajo realizado para hacer realidad el proyecto. Una sola foto del mosaico resultante fue subastada y presentada durante un prestigioso evento de recaudación de fondos llamado “One Night One Drop” en marzo de 2013. El evento se celebró en el Bellagio de Las Vegas.

Los notables pasos dados hacia la creación de esta obra de arte única están disponibles en la página oficial de Serge en YouTube. El vídeo fue realizado por Punchline Films, una empresa independiente de producción de medios de comunicación.

El mensaje vital que Serge trató de transmitir no pasó desapercibido. El clip de dos minutos, que representa el proceso de elaboración de un proyecto tan ambicioso, ha recibido más de 30 millones de visitas hasta la fecha. El artista cree que puede: “A través de su práctica artística, sensibilizar sobre temas ambientales y sociales”. El mensaje y el razonamiento de Serge para crear esta obra maestra es hermoso e inspirador. Se le cita en su sitio web diciendo: “66.000 tazas con tantos deseos para un mundo donde la falta de acceso a agua limpia será cosa del pasado”.

El arte puede tomar muchas formas. Cuando el mensaje detrás de la obra de arte es tan importante como la pieza en sí, ciertamente vale la pena verlo. El mosaico mágico de este artista canadiense no solo conmovió a millones de personas, sino que también logró crear conciencia sobre temas que nos afectan a todos.

Mira el video a continuación:

El agua está congelada. ¡Es hora de jugar!

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS