Mamá comparte emotivo momento en que orangután hembra que perdió a su cría la ve amamantado a su hijo

Por Louise Bevan
19 de Diciembre de 2020
Actualizado: 19 de Diciembre de 2020

Cuando una madre británica que visitaba un zoológico en Viena, Austria, se detuvo para amamantar a su bebé, obtuvo apoyo de la fuente menos probable. Un orangután hembra en un recinto se acercó y se sentó a su lado, sosteniendo su mirada e incluso levantando una mano al vidrio como si quisiera tocar al pequeño bebé.

“Fue uno de los momentos más surrealistas de mi vida que me hizo llorar”, explicó la madre Gemma Copeland a Love What Matters.

Copeland estaba visitando el zoológico de Schönbrunn, el más antiguo del mundo, durante un mini-descanso en enero de 2020 con su pareja, Shane, y su hijo pequeño, Jasper. Cuando se acercaba el final del día Copeland se sentó cerca de los orangutanes para que su hijo pudiera verlos. (Caters News)

Un orangután, una hembra adulta llamada Sol, que estaba sentada a 5-6 pies de distancia, “llevó un pedazo de tela a la ventana y se sentó conmigo”, dijo Copeland.

(Caters News)

Poco después, Copeland se dio cuenta que su hijo Jasper tenía hambre y empezó a darle el pecho. “La forma en que la orangután reaccionó me dejó sin aliento”, recordó la madre. “No dejaba de mirarme, luego a mi hijo, y luego otra vez”.

Sol —que más tarde Copeland se enteró que había dado a luz a su cría muerta— se sentó con la madre durante unos 30 minutos, acarició el vidrio y miró al dúo. Una respetuosa multitud se reunió para observar, habían muchos padres viendo de cerca con sus hijos, y algunos de ellos incluso le explicaron a sus propios hijos lo que estaba sucediendo entre Copeland y su bebé.

(Caters News)

El esposo de Copeland capturó fotos de la conmovedora interacción.

“Mis experiencias de amamantar en público han sido diversas”, reveló la madre a Bored Panda, “algunas personas se muestran curiosas, otras contentas y algunas negativas”. Pero en el zoológico de Viena, Copeland y su bebé no recibieron más que aceptación.

Como aficionada a los animales y ávida viajera, Copeland cree que el destino la puso al lado del recinto de los orangutanes en ese momento, ese día. “Casi nos perdemos los orangutanes”, recuerda, “estaban demasiado lejos para verlos bien”.

“Solo cuando me giré para poner a nuestro pequeño en su cochecito me di cuenta de que el orangután se había acercado, así que le pregunté a mi pareja si podíamos volver a verla”, continuó. “Entonces, la magia de ese momento sucedió”.

(Caters News)

Copeland también compartió: “fue honestamente el mejor momento de mi vida, después de dar a luz”.

La madre decidió reservar un lugar especial en su corazón para Sol, para siempre.

Cuando Copeland compartió su conmovedora historia en las redes sociales, llegó a millones de personas, reportó Bored Panda. Con el ánimo de usar la plataforma para efectuar cambios, Copeland insta a todos los que se sientan conmovidos por su historia a que contemplen la posibilidad de hacer una donación al Rescate de los Orangutanes de Borneo, un grupo dedicado al bienestar, la rehabilitación y la liberación de estos grandes simios en peligro de extinción.

(Caters News)

“El cuidado de nuestros niños es primordial, sin importar la raza, el género o incluso la especie. En ese momento, éramos uno”, reflexionó Copeland.

Mire el video:

¡Nos encantaría escuchar sus historias! Puede compartirlas con nosotros en emg.inspired@epochtimes.nyc.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Le puede interesar

Mamá comparte el secreto que liberó a su hijo del autismo

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS