Vivía con sus 3 hijas en un autobús averiado. Luego alguien le ofrece una casa y piensa que es broma

Por La Gran Época
07 de Marzo de 2019 Actualizado: 11 de Marzo de 2019

Una familia de cinco personas estaba viviendo en un autobús averiado en Colorado. Mientras distribuían comida para las personas sin hogar, y viendo que el crudo inverno de 2017 estaba a la vuelta de la esquina, una familia local vio su situación y decidió dar una mano.

Como era la temporada de dar (y alegría), hicieron arreglos para que esta familia sin hogar residiera en una de sus casas para ayudarlos en sus momentos de necesidad.

Olivia y Eric, junto con sus tres hijas, una de 4 semanas, otra de 14 meses y la mayor de 5 años, vivían en un autobús escolar transformado. Viajaban por todo el país en busca de trabajo cuando su vehículo se averió en Greeley, Colorado.

Imagen ilustrativa. (Crédito: platinumportfolio/Pixabay)

La situación era difícil, y encima de todo, el invierno se aproximaba y la temperatura en el autobús bajaba peligrosamente.

“No teníamos suficiente dinero para alquilar casas rodantes. Luchábamos y estábamos hambrientos. No pudimos conectarnos a la electricidad. Ya habíamos vendido mis cosas personales. Simplemente no teníamos suficiente”, dijo Olivia a Timescall. “Eric y yo no estábamos comiendo mucho en ese momento y estaba amamantando a dos niñas”.

En esta situación casi de desamparo, la familia de Olivia fue visitada por Virginia Kinch y sus tres hijas, que repartían comidas del Día de Acción de Gracias a las personas sin hogar.

Cuando vieron las condiciones en las que vivía la familia, de inmediato quisieron ayudar.

“No era posible que dejara a esas niñas afuera en el frío en el invierno por una semana más. Me preocupaba que la bebé (recién nacida) muriera. Olivia dijo que a veces hacía tanto frío en el autobús que podían ver su aliento y sabía que eso no era seguro”, dijo Virginia.

A Virginia se le ocurrió una magnífica idea. Tenían una segunda casa que preparaban para alquilar o vender. Ellos de todos modos pagaban los servicios públicos allí y la casa estaba vacía, así que ¿por qué no dejar que los que la necesitan la usen un rato?

Aunque era un arreglo temporal, hasta que Olivia y Eric pudieran mantener a su familia de nuevo, fue un gesto muy considerado que significó mucho.

Su decisión sorprendió tanto a Olivia que al principio no podía creerlo.

“Pensé que era una broma. Esa era mi forma de pensar porque nadie hacía eso”, dijo Olivia. “Hasta que nos mudamos, no creí que fuera verdad”.

Olivia dijo que este acto de bondad le ayudó a restaurar su fe en la humanidad. Como ella dice, Virginia es a sus ojos un ángel que salvó a su familia y como resultado, tuvieron un lugar para disfrutar en la Navidad del 2017.

Mira el informe a continuación:


¡Estos bebés no pueden superar el nuevo look de sus papás!

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS