Mamá cura el eczema severo de su hija con una dieta milagrosa de frutas y verduras crudas

Por Louise Bevan
05 de Febrero de 2020
Actualizado: 05 de Febrero de 2020

Esta es una historia muy inusual de miseria a riqueza. El protagonista no es un desafortunado y desaliñado niño de una película de Disney. Oh, no, es una niña que tenía una condición de piel complicada. Pero por suerte para Maya Kash, a través de mucho (¡mucho!) ensayo y error, su laboriosa madre, Ullenka, finalmente encontró una milagrosa y bastante inesperada solución.

Maya había estado sufriendo un eczema severo, doloroso, rojo y escamoso en su piel desde que era una bebé. Ullenka, asustada por la gravedad de la afección y deseosa de mejorar la calidad de vida de su hija lo antes posible, aceptó la recomendación de su médico y compró una crema tópica de esteroides. Identificando una alergia a las proteínas lácteas, el pediatra de Maya también sugirió a la madre que sustituyera la leche de vaca por la de cabra en la dieta de Maya. Ayudó, pero no por mucho tiempo.

Cuando era pequeña, el sistema inmunológico de Maya sufrió un colapso, y comenzó a tener resfriados regulares. Ullenka asumió que los resfriados eran un efecto secundario del tratamiento tópico de esteroides de Maya; Collective Evolution explica que las cremas de esteroides tienen “una notable capacidad de penetración en la piel”, pero destruyen las células que proporcionan inmunidad contra los patógenos. Con el tiempo, el eccema de Maya volvió, y para cuando tenía 4 años, era feroz.

(Foto cortesía de Ullenka)

Ullenka, preocupada por el bienestar general de su hija, decidió explorar un enfoque naturista. La leche, el gluten y los azúcares refinados fueron desterrados de la dieta de Maya, y el eczema disminuyó diligentemente una vez más, pero solo un par de años. Claramente, estas eran soluciones efectivas a corto plazo pero nada llegaba a la raíz del problema.

A Maya se le diagnosticó cándida y parásitos, además del eczema, y Ullenka se desesperó. La carne y los huevos fueron los siguientes en eliminarse de la dieta de la niña, pero después de unos meses de manipulación nutricional, Maya estaba cada vez más enferma.

(Foto cortesía de Ullenka)

Ullenka, documentó su frustración en su página web: “Estaba […] decidida a hacer todo lo posible para curar a mi hija”, escribió la cariñosa madre, “y no me detendré hasta que lo logre”. Pero Maya estaba perdiendo peso rápidamente.

“En ese momento recibía muchas preguntas de sus maestros, mis amigos y mi familia [preguntando] si estaba bien”, continuó Ullenka, mientras consideraba seriamente la posibilidad de volver a los medicamentos; no quería perder a su hija.

(Foto cortesía de Ullenka)

Aquí viene el giro de cuento de hadas. Fue una comunidad vibrante pero ligeramente marginada la que terminó dándole a Ullenka el coraje de intentar la última ruta: una comunidad vegana en Instagram. ¿Quizás una dieta crudivegana rica en carbohidratos podría ser la respuesta que Ullenka y Maya habían estado buscando todos estos años? Después de todo lo que habían pasado, ciertamente valía la pena intentarlo.

El interés de Ullenka fue despertado por una “dieta de 10 días de bananas”, para empezar. Primero lo probó, le encantó y luego se lo dio a Maya. Desde ese momento, la fruta, las verduras de hoja, los aguacates, las nueces y las semillas han dominado la cocina de la familia Kash, y la familia nunca se ha sentido mejor.

En cuanto al eczema de Maya. ¡Se fue! Desde que se convirtió en “crudivegana”, Maya es la imagen de la salud. Ullenka atribuye el gran éxito de la familia a “la dieta, el amor y la paciencia”, y la prueba está en el pudín o, deberíamos decir, el batido de plátano?

(Foto cortesía de Ullenka)

Toda la familia ahora documenta su vida (y su cocina crudivegana) en su canal de YouTube y en la página de Facebook de Ullenka. Sus aventuras familiares son gloriosamente entretenidas, y la hermosa piel brillante de Maya es una historia de miseria a riqueza que vale la pena celebrar.

Foto cortesía de Ullenka (Website | Instagram | Facebook | Twitter)

****

Le puede interesar

Mamá comparte el secreto que liberó a su hijo del autismo

TE RECOMENDAMOS