Mamá da a luz gemelos en un auto en movimiento y da instrucciones a su esposo para llegar al hospital

Por La Gran Época
28 de Febrero de 2019 Actualizado: 01 de Marzo de 2019

Las horas previas al parto son agitadas en el mejor de los casos, y aterradoras en el peor. Y puede ser aún más complicado e impredecible cuando una madre embarazada está dando a luz a gemelos.

Para una madre en Marietta, Ohio, hasta la situación más aterradora fue manejada con la clase de frialdad y valentía que merece una medalla.

Dacia Pittman, madre de dos niños de 8 y 5 años, estaba embarazada de dos niños más, gemelos, cuando empezó a sentir un poco de presión y calambres.

Según Dacia, la sensación le recordaba las contracciones que había tenido con su hijo menor, pero estas ni siquiera eran lo suficientemente fuertes para ser contracciones “falsas”, pensó. Sin embargo, sabiendo que los gemelos son una situación diferente, la madre embarazada les dijo a su esposo y a sus dos hijos que era hora de ir al hospital en caso de que realmente estuviera de parto.

“Desperté a mi esposo y le dije: ‘Oye, creo que tenemos que ir al hospital'”, dijo Dacia a Today.

Así que, temprano esa mañana, todos se subieron al jeep, llamaron a su hermana para que se reuniera con ellos para recoger a los niños, y se dirigieron a la interestatal para ir al hospital, pero ni siquiera cinco minutos después del viaje, algo inesperado sucedió.

“Llegamos a la interestatal y ni siquiera a cinco minutos de aquí, sentí que salía una cabeza. Dije: ‘Oh, mi Dios’. Le dije a mi esposo: ‘Cariño, no creo que lo logremos'”, dijo Dacia al Marietta Times.

Fue entonces cuando las cosas podrían haberse descontrolado rápidamente. Afortunadamente, Dacia fue una campeona absoluta, y mientras daba a luz a sus propios gemelos en el jeep, uno por uno, logró seguir dando instrucciones a su marido para llegar al hospital sana y salva.

“Le mostré cómo llegar allí”, dijo ella.

Según Dacia, mientras que los padres “iban a 70 u 80 por la interestatal”, los padres hacían que los niños se movieran hacia atrás para que mamá pudiera reclinarse en el asiento del pasajero y tuviera espacio para empujar.

Su tercer hijo, Everett, nació a las 6:10 a.m., solo 20 minutos después de subir al auto. Luego vino su hermana Amelia, 10 minutos después a las 6:20 a.m. Dacia dijo que ella estaba ocupada gritándole a su esposo para mantenerlo en el camino correcto y manejando rápidamente todo el tiempo, pero el parto fue afortunadamente bastante fácil, con solo unos cuantos empujones necesarios para sacar a cada bebé.

Para los hermanos mayores que estaban en el asiento trasero, Dacia inicialmente los hizo cubrirse con una manta para que no tuvieran que ver el caos de su madre dando a luz en el frente. Pero cuando oyeron llorar a sus hermanos menores, preguntaron si podían mirar, ¡y vieron a Everett y Amelia mucho antes de lo esperado!

Ahora todos están contentos y saludables, y aunque han superado la prueba con bastante facilidad, puedes apostar a que no esperan volver a repetir la extraordinaria experiencia en un futuro próximo.

Al recordar el suceso del parto, Dacia dijo: “Quería bebés sanos y de buen tamaño. No quería lidiar con la UCIN. Mi gran temor era tener una cesárea. No tuve una cesárea pero no esperaba tenerlos fuera del hospital”.

Después de ser madre de cuatro hijos, la supermamá admitió: “Ya he terminado. Tengo a mi pequeña”.

“Cuatro hijos es suficiente. Con mi suerte, tendría hijos varones”, agregó.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Increíble momento en el que un bebé saluda en el ultrasonido

TE RECOMENDAMOS