Mamá empuja un cochecito por una calle concurrida y hace un berrinche cuando la policía la detiene

Por Daniel Holl - La Gran Época
21 de Agosto de 2019 Actualizado: 21 de Agosto de 2019

Una mujer fue detenida por la policía por caminar en una calle muy transitada con su hijo pequeño en un cochecito, pero se negó a pagar una multa. Así que hizo un berrinche, sacó a su hijo del cochecito y le ordenó que caminara hasta su destino por su cuenta, según la agencia de noticias china Beijing Times.

El menor fue llevado a la comisaría, de donde la madre lo recogió más tarde. El informe no mencionaba si pagó la multa o no.

La mujer fue detenida en una carretera muy concurrida en la ciudad de Chuzhou, en la provincia china de Anhui, el 13 de agosto. Ella dijo que el oficial la estaba intimidando, y por lo tanto se opuso a la multa, según el Beijing Times en un informe del 19 de agosto.

La mujer discute con el policía. (User:Beijing Times/Weibo.com)

Berrinche por la multa

La mujer fue vista por un agente de tráfico empujando un cochecito para bebés, con su hijo en él, a lo largo del borde de la carretera. Un video publicado en Weibo muestra que en realidad estaba lejos de la acera, ya que muchas de las grandes carreteras en China también incluyen caminos de acceso.

Cuando ella se acerca al oficial, él le dice que se detenga.

“Este es su hijo, ¿verdad?”, pregunta el oficial, como se ve en el video de la cámara corporal. “Sí, ¿y qué?”, responde la mujer. El oficial dice entonces que no estaba caminando por el lugar adecuado. “¿También hay una multa por esto?”, pregunta ella.

La mujer es vista caminando con un cochecito por una carretera concurrida antes de que la policía la detenga. (User:Beijing Times/Weibo.com)

El policía confirma que será multada por caminar en la carretera. “Entonces no voy a pagar”, dice desafiante. La multa fue de 50 yuanes (7 dólares), según el Beijing Times.

“¿Me estás multando en base a qué?”, le pregunta al oficial. Después de que el hombre recita un título largo de la ley de tránsito, ella se vuelve más firme en su postura. “Entonces me quedaré aquí, y voy a llorar”, le responde de una manera amenazadora. “¿Qué derecho tienes a intimidarme así? ¿Puedes multarme cuando estoy caminando por la carretera?”.

El oficial levanta la voz en respuesta, argumentando en contra de sus gritos. La gente en el semáforo comienza a reunirse y ver la escena.

La mujer parece arrodillarse y atiende a su hijo fuera de la vista de la cámara. “Bebé, levántate”, dice a su hijo mientras lo saca del cochecito. “Ve tú solo a la escuela, yo me voy a sentar aquí a llorar”, le dice en voz alta.

Entonces el niño se va caminando, pero la policía lo recoge y lo lleva a la comisaría, según el Beijing Times.

Más tarde, la madre recogió a su hijo de la estación de policía. El informe no mencionaba si finalmente pagó la multa de 50 yuanes.

*****

Mira a continuación:

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?

TE RECOMENDAMOS