Mamá envía carta al médico que le aconsejó abortar a su hija con síndrome de Down: “Ella es perfecta”

Por Louise Bevan - La Gran Época
27 de Septiembre de 2019 Actualizado: 28 de Septiembre de 2019

Los padres Courtney y Matt Baker se sorprendieron al enterarse que su hija no nacida tenía síndrome de Down. Pero lejos de recibir apoyo de su médico, la pareja fue alentada a interrumpir el embarazo.

Los Baker se negaron y dieron la bienvenida a su hija meses después. Con Emersyn Faith de 15 meses en sus brazos, Courtney envió una carta sincera sobre su experiencia de criar a una hija con síndrome de Down al mismo médico que le defraudó durante su embarazo.

La carta se volvió viral.

“Querido doctor”, comenzó Courtney, “una amiga me dijo recientemente cuándo su especialista prenatal veía a su hijo durante sus ultrasonidos. Comentó: “Es perfecto”.

“Una vez que su hijo nació con síndrome de Down, visitó al mismo médico”, continuó Courtney. “Miró a su hijo y le dijo: “Te lo dije”. “Es perfecto”.

“Su historia me destrozó. Aunque estaba tan agradecida por la experiencia de mi amiga, me llenó de tristeza por lo que debería haber sido”, escribió Courtney. “Ojalá hubieras tenido ese médico”, añadió.

La madre de Sanford, Florida, explicó entonces que había estado “aterrorizada, ansiosa y en completa desesperación”. Courtney y su marido necesitaban orientación. “Pero en lugar de apoyo y aliento”, escribió la madre, “usted sugirió que eliminaramos a nuestra hija”. “Nos preguntaste […] si entendíamos lo mala que sería nuestra calidad de vida con un niño con síndrome de Down”, continúo.

Los Bakers comenzaron a sentirse temerosos de sus destinos. “El momento más difícil de mi vida se hizo casi insoportable porque nunca me dijiste la verdad”, escribió Courtney. “Mi hija era perfecta”, destacó.

“No estoy enfadada. No estoy amargada. Estoy realmente triste. Me apena que los pequeños corazones que laten todos los días no te llenen de asombro constantemente”, continuó la carta de la madre. “Me entristecen los complejos detalles y el milagro de esos dulces deditos, pulmones, ojos y oídos que no siempre te detienen”, manifestó.

“Me entristece que estuvieras tan equivocado al decir que un bebé con síndrome de Down disminuiría nuestra calidad de vida”, explicó Courtney. “Me rompe el corazón que le hayas dicho eso a una mamá incluso hoy”, agregó.

“Pero me entristece que nunca tengas el privilegio de conocer a mi hija, Emersyn”, remarcó.

“Porque, verá, Emersyn no solo mejoró nuestra calidad de vida, sino que ha tocado los corazones de miles de personas”, escribió Courtney. “Ella nos ha dado un propósito y una alegría que es imposible de expresar”, apuntó. “Nos ha dado sonrisas tan grandes, más risas y besos más dulces que nadie”.

“Así que mi oración es que ninguna otra mamá tenga que pasar por lo que yo pasé”, concluyó la carta de Courtney. “Mi oración es que tú también veas la verdadera belleza y el amor puro con cada sonograma”.

Courtney finalmente dejó caer su carta de envío en el buzón, en mayo de 2016. Su carta fue publicada textualmente en Facebook y fue compartida más de 14.000 veces.

“Creo que nos llevó mucho tiempo porque estábamos en una situación de felicidad”, admitió Courtney en Today. “Este fue el año más feliz de nuestras vidas, de verdad, argumentó. “Me siento tan en paz y tan bendecida”, continúo.

Papá también tenía algunas palabras para compartir. “Cada acción, desde abrir y cerrar el buzón hasta levantar la banderita roja, fue un cierre para mí”, comentó Matt Baker a ABC News. “No tengo idea de cómo el doctor pudo haber reaccionado a mi carta, pero tengo fe, que Dios puede hacer cualquier milagro y puede cambiar cualquier corazón”, aclaró.

Courtney exclamó: “Emmy es la prueba que los niños con necesidades especiales son valiosos y pueden cambiar al mundo”.

Estos turistas rescataron a un elefante bebé durante un safari ¡Gracias a estos héroes!

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS