Mamá exmenonita “renació” y se unió al mundo moderno con increíbles habilidades de agricultura casera

Nunca imaginó que sus habilidades la harían viral en internet
Por Michael Wing
24 de Noviembre de 2022 4:42 PM Actualizado: 24 de Noviembre de 2022 4:42 PM

RuthAnn Zimmerman no se dio cuenta de que su estilo de vida aislado era tendencia en internet hasta que buscó el hashtag “homesteading” (estilo de vida de autosuficiencia) en Instagram. Poco después, el hashtag la encontró a ella.

Nacida como menonita de Pensilvania —montando caballos y carros, todo el asunto— ella y su marido, Elvin, heredaron un formidable conjunto de habilidades de supervivencia atípico para la mayoría de los estadounidenses de hoy, digno de cualquier patriota preparador del apocalipsis.

En el año 2000, seis meses después de casarse, compraron sus 20 acres en el noreste de Iowa, como se esperaba que hiciera una pareja honrada. “Era algo cultural que se hacía después de casarse, comprar una propiedad y empezar a formar una familia”, dijo ella a The Epoch Times. “En aquel momento, solo hacíamos lo que culturalmente se esperaba de nosotros”.

Pero eso cambió cuando se convirtieron en cristianos renacidos y optaron por mezclarse con la sociedad mayoritaria, hasta cierto punto.

Así que se desprendieron del conformismo de la vida menonita y pusieron un pie en el mundo moderno (de ahí la cuenta de Instagram). “Definitivamente nos llevó algún tiempo aprender a manejar toda la tecnología”, dijo, añadiendo que han estado viviendo entre dos mundos durante los últimos 15 años. “Y al hacerlo empezamos a mirar atrás y a abrazar nuestra herencia”.

(Cortesía de Homesteading with the Zimmermans y @ruthannzimm)
(Cortesía de Homesteading with the Zimmermans y @ruthannzimm)

Encontraron beneficios en ambas formas de vida: mientras mantienen a raya todo lo posible del mundo moderno, se maravillan de las nuevas experiencias. Sin embargo, hay mucho que apreciar en la tradición, como ahora se están dando cuenta más estadounidenses. “Ni siquiera sabía que la agricultura familiar estaba de moda —es simplemente nuestra forma de vivir— hasta que un amigo me lo indicó”, dice RuthAnn. “‘Oye, deberías usar el hashtag homesteading‘. Y eso fue en 2020.

“Así que empecé a aprovechar ese hashtag y descubrí que la gente está muy, muy hambrienta de una vida sencilla, y del estilo de vida hogareño, y de ser más autosuficiente.

“Y así es como acabé donde estoy hoy”.

Autora de un blog de supervivencia exmenonita en Instagram

Desde que comenzó su Instagram, RuthAnn ha conseguido 65,000 seguidores ansiosos que buscan su experiencia verdadera, arenosa y casera. Comenzó a compartir las sencillas pero fascinantes aventuras de su familia. Viviendo en su finca de 2000 metros cuadrados, la pareja, que ahora tiene más de 40 años, y sus siete hijos, de edades comprendidas entre los 6 y los 21 años, pueden alimentarse de forma independiente durante más de un año. Pero la granja no se paga sola. Elvin es capataz en una planta local de fabricación de equipos, mientras que RuthAnn amortigua los costos trabajando en la granja.

Tienen un gran jardín, un prado de 4 acres para vacas y cerdos que les proporcionan carne, 12 árboles frutales, pavos, un gallinero y un granero reconvertido. En el huerto cultivan tomates, patatas, judías verdes, frambuesas, fresas, pimientos y cebollas, las cosas que crecen en el norte de Iowa. Conseguir su primera vaca lechera en 2014 fue un momento decisivo, dijo, “en el que te das cuenta de que estás comprometido al cien por cien con el estilo de vida”. Los animales no reciben inyecciones, obviamente (los Zimmerman eran menonitas, después de todo). El ganado viene al establo para tomar bocadillos de grano siempre que lo desean. La carne es el epítome de lo que la naturaleza pretendía.

(Cortesía de Homesteading with the Zimmermans y @ruthannzimm)
(Cortesía de Homesteading with the Zimmermans y @ruthannzimm)

“El pollo criado en pastos no sabe a nada de lo que se consigue en la tienda”, dijo RuthAnn. “Ni siquiera creo que el pollo de la tienda de comestibles, cuando estoy cocinando, no me huele a pollo. No es a lo que mi mente dice que huele el pollo”.

Los beneficios son evidentes, pero una granja no funciona sola. RuthAnn y los niños se levantan a las 6 de la mañana para hacer las tareas. “Dos de los niños y yo nos dirigimos al exterior para ver a los animales enseguida”, dice. “Uno de los niños y yo ordeñamos la vaca, mientras el otro niño hace las demás tareas, para sacar las gallinas. Y los otros tres niños están en la casa haciendo el desayuno, preparando los almuerzos y lavando la ropa. Y luego, sí, durante el verano, cuando los niños no van al colegio, el huerto es nuestro principal objetivo, porque es lo que nos alimentará durante todo el invierno”.

Sus objetivos son modestos, dijo: “vivir una vida sencilla y tranquila y tener a nuestra familia aquí, día tras día, trabajando en la tierra”.

La libertad es importante para un antiguo agricultor menonita

Al igual que innumerables estadounidenses de hoy, los Zimmerman han visto cómo se disparan los costos en la tienda de comestibles y cómo el gobierno se extralimita en todos los aspectos de la vida de las personas, por lo que aprecian la libertad que brinda la autosuficiencia. Criada como menonita, RuthAnn dice que no es el miedo lo que les impulsa, sino algo enraizado en la espiritualidad.

“Nuestro objetivo principal es difundir el Evangelio”, dijo. “Y si empezamos a perder pequeños trozos de libertad sin darnos cuenta ni preocuparnos, no pasará mucho tiempo hasta que la libertad definitiva —la libertad de religión— también desaparezca”.

“Las personas hambrientas son fácilmente controlables, y las personas hambrientas que no están seguras de cómo van a alimentar a sus familias pueden tomar decisiones que no honran a Dios, debido a su desesperada necesidad de suministro.

“Así que es muy importante para mí que podamos criar a nuestra familia de manera que, con suerte, nunca se encuentren en una posición comprometida en la que no puedan honrar a Dios por no tener las habilidades para proveer de la manera que deberían”.

RuthAnn añadió: “Nuestros objetivos son, en primer lugar, criar a nuestros hijos con todas las habilidades que necesitan para ser una bendición para la [próxima] generación, y para ser buenos dadores de la sociedad y no los tomadores”.

(Cortesía de Homesteading with the Zimmermans y @ruthannzimm)
(Cortesía de Homesteading with the Zimmermans y @ruthannzimm)

Al igual que otros estadounidenses, la pareja tiene “fuertes puntos de vista políticos”, dijo. Como padres, están preocupados por las futuras generaciones sobre lo que viene. “Pero [la política] no define nuestro día a día”, dijo. “Sabemos que la batalla ya está ganada [en el Cielo]. Sabemos que Dios está en el trono, independientemente de quién esté en el cargo aquí en la Tierra”.

Viviendo con un pie en el mundo moderno, RuthAnn comparte su viaje como agricultora para “capacitar a la gente” a dar el siguiente paso para ser más autosuficiente. La gente de la gran ciudad también puede ser menos dependiente del “frágil sistema”. “Mirando a la corriente principal estadounidense, por ejemplo, todos están comprando macarrones con queso en caja o un pollo alfredo en caja”, dijo. “Si las estanterías están vacías de eso, ¿saben comprar simplemente harina y huevos y hacer su propia pasta? Siempre hay un camino menos transitado que tiene menos dependencias”.

Sin embargo, estar a caballo entre dos culturas tiene sus inconvenientes. Los niños no son educados en casa. Van a un colegio privado cristiano, pero a menudo pasan más tiempo haciendo tareas que sus amigos, que disfrutan del fútbol después del colegio y de las actividades extraescolares. A veces, la familia se siente desfasada del mundo; la libertad tiene sus costos.

¿Extraña RuthAnn ser menonita?

“Echo de menos la comunidad. Echo de menos la cultura. No echo de menos la opresión religiosa”, dice. “Pero en la comunidad de personas que trabajan en casa en Instagram, he encontrado una comunidad que amo tanto como amo a mi comunidad menonita”.

(Cortesía de Homesteading with the Zimmermans y @ruthannzimm)
(Cortesía de Homesteading with the Zimmermans y @ruthannzimm)
(Cortesía de Homesteading with the Zimmermans y @ruthannzimm)
(Cortesía de Homesteading with the Zimmermans y @ruthannzimm)
(Cortesía de Homesteading with the Zimmermans y @ruthannzimm)


(Cortesía de Homesteading with the Zimmermans y @ruthannzimm)


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.