Crea un accesorio para el cinturón de seguridad de su hija especial y la idea se vuelve viral

Por Michael Wing - La Gran Época
21 de Junio de 2019 Actualizado: 21 de Junio de 2019

¿Quién hubiera pensado que un simple dispositivo de cinturón de seguridad para niños con necesidades especiales atraería tanta atención?

Todo comenzó con Natalie Bell, una madre de cinco hijos de Victoria, Australia, que se preguntaba qué sería de su hija sorda en caso de un accidente automovilístico. Su hija tiene un implante coclear y por lo tanto, hay consideraciones especiales en una situación de emergencia, como por ejemplo, si necesita una Resonancia Magnética (IRM).

Lo que comenzó como una simple etiqueta de alerta para el cinturón de seguridad (no muy diferente al brazalete de alerta médica), que Natalie fotografió y publicó en Facebook, se convirtió en un mercado totalmente sin explotar.

Natalie puso en marcha su propio negocio, llamado Personalized by Nat, que produce las fundas para cinturones de seguridad para diversas situaciones de necesidades especiales. Su publicación en Facebook se volvió viral con todo tipo de sugerencias y comentarios, y obtuvo miles de solicitudes para el simple, pero esencial dispositivo.


Increíblemente, la fotografía de su hija con un simple cartel que decía “Soy sorda”. Tengo un implante coclear. No IRM “acumuló más de 200.000 reacciones, con más de tres cuartos de millón de acciones de otros usuarios de Facebook.

Natalie también publicó varias ideas para diferentes condiciones de necesidades especiales; una de ellas dice: “Tengo autismo. Puede que me resista a la ayuda.” Otros son más personalizados, diciendo: “Mi nombre es Shae. Soy no verbal [sic] y tengo epilepsia”.


Otros leen: “Tengo síndrome de Down. Es posible que me resista a la ayuda” y “Tengo diabetes tipo 1″. Dependiente de insulina”.

El diseño versátil y sencillo se puede ajustar fácilmente a la correa de una mochila, como demuestra otra fotografía de su hija.


Entre las decenas de miles de comentarios, muchas personas reconocieron no solo cómo esto podría ayudar a otros, sino también a ellos mismos. Como una mujer escribió:

Necesito uno de estos, yo misma soy sorda y llevo un implante coclear, me asuste mucho cuando se me rompió la parte de atrás y se me cayó el implante, no podía oír nada, lo que empeoró las cosas, la gente me miraba como si estuviera loca tratando que, llamaran a alguien por mí. Finalmente lo encontré debajo del asiento. Es una gran idea y necesito esto.


Mientras tanto, hubo incluso personal de emergencias y oficiales de policía que promocionaron la ingeniosa solución.

“¡Esta es una idea increíble! Como policía,desearía poder entregar esto a cualquiera que lo necesite”, escribió una persona.

“Mi esposo es parte del Cuerpo de Bomberos y Rescate y dijo que es una idea brillante”, agregó otra mujer. “Una pieza tan valiosa que proporciona mucha información de manera clara para que el personal involucrado pueda abordar las situaciones con conocimiento y cuidado”.


Natalie está ahora ocupada preparando los miles de pedidos especiales que recibió para hacer el cubre cinturón de seguridad. Van por 12 dólares cada uno y 2 por 20. No solo fue una gran idea acaparar el mercado, sino que también está desempeñando un gran papel para ayudar a niños como el suyo, que algún día podrían encontrarse en una situación de emergencia.

Niña ciega y sorda ve y escucha a su mamá por primera vez

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Muchas personas están leyendo La Gran Época más que nunca, pero pueden ser aún más. Comparte este artículo en Facebook y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS