Mamá que sobrevivió a increíble accidente con su familia dice que fue gracias a invocar a Dios

Por The Epoch Times
26 de Julio de 2021
Actualizado: 26 de Julio de 2021

Una madre de Texas que sobrevivió a un grave accidente de auto con su familia este año compartió lo que ella considera una notable intervención divina.

Gillian Nichols, de Katy, sufrió un accidente el 31 de enero; iba con su esposo John y sus dos hijas Leelah, de 15 años, y Annie, de 7.

Ella y su familia estaban viajando al funeral de su tía abuela en Oklahoma, y aunque suelen viajar por esa ruta durante el día, el viaje era de noche, porque ella tenía que prestar servicio en la iglesia por la mañana.

La familia cenó en Braums (su restaurante favorito en Oklahoma) y luego salió a la carretera; John estaba al volante.

(Cortesía de Gillian Nichols)

“Mi esposo conducía porque yo no puedo conducir de noche, porque he tenido 10 cirugías oculares”, dijo Gillian al Epoch Times. “Así que tengo como, literalmente, ojos saltones, como si mis ojos se movieran en los lentes”.

Gillian iba en el asiento del copiloto y sus hijas en la parte de atrás. Todos llevaban puestos los cinturones de seguridad.

Mientras conducía por el carril de la derecha, Gillian se dio cuenta que su esposo empezó a reducir la velocidad gradualmente a medida que los autos de adelante disminuían la velocidad y luego se detenían.

“En realidad, los autos de enfrente se detuvieron porque [en un] accidente separado había fallecido una persona”, dijo. “Había una víctima mortal delante de nosotros”.

Mientras reducían la velocidad, su auto recibió de repente el impacto de un camión F-250 que no se había detenido, enviando su SUV Highlander volando en diagonal a través de la autopista.

“Cruzamos la autopista”, dijo Gillian. “Pero no atropellamos a nadie”.

El auto chocó contra una barrera de seguridad y salió disparado por el aire, dando vueltas sin control.

“Apenas subimos, empecé a gritar ‘¡Jesús!'”, dijo. “Fue lo único que se me ocurrió hacer”.

(Cortesía de Gillian Nichols)

Cada vez que el auto daba una vuelta y caía al suelo, su cabeza parecía aterrizar a salvo en los airbags que se habían desplegado en un lado, aunque el mecanismo del cinturón de seguridad terminó ocasionándole una grave lesión en la cabeza.

Pudo sentir literalmente que todo se desaceleraba mientras sufría conscientemente daños cerebrales. Quedó inconsciente durante unos segundos cuando el auto finalmente se detuvo.

Cuando se despertó, pensaba básicamente en una sola palabra debido a su lesión.

Afortunadamente, su esposo e hijos solo sufrieron pequeños golpes.

John logró salir del auto, que había aterrizado de lado. Rescataron a Gillian por la ventana superior.

En la ambulancia, experimentó la milagrosa sensación de que Dios “tejía” su cuerpo.

“Sentí como si Él me estuviera tejiendo de nuevo”, recuerda. “Y no puedo describirlo. Soy una tejedora de punto de cruz. Así que hago punto de cruz. Y así sentí cómo se tejía en mi cuerpo”.

Además de los daños en el cerebro, su espalda sufrió complicaciones que requerían cirugía, y su capacidad de hablar se vio afectada. El accidente también dejó a Gillian con la nariz torcida, aunque solo se dio cuenta seis meses después. Su esposo también quedó afectado por el trauma y sus hijas quedaron con algunos problemas emocionales, relacionados con la conducción.

Pero sobrevivieron milagrosamente. Y por ello, Gillian da gracias aDios.

(Cortesía de Gillian Nichols)

Ahora, Gillian suele compartir la foto de su auto Highlander accidentado con todas las personas con las que se cruza para “alardear de Dios”, explica.

“Cada persona que ve la foto (…) como neurólogos, cirujanos de espalda, paramédicos, gente, cada vez que voy a alguna resonancia magnética, todo, todos estos profesionales de la medicina ven eso y dicen: ‘Oh, no es posible que haya sobrevivido’, como, no hay manera de que alguien haya sobrevivido a eso, qué clase de auto era”, dijo, agregando que extiende la verdad “con la esperanza de que esto fue obra de Dios”.

“Se lo muestro a todos y ya sabe: ‘¡Eh, miren esta foto, aún así estamos vivos!”.

Gillian está asombrada de que su familia haya sobrevivido, y hace poco compartió una cena con su esposo por su aniversario.

“Cuando estaba en el hospital, en un momento, mi esposo me dijo: ‘Tiene que recuperarse para que podamos ir a comer a este lugar’. Así que fuimos allí y dijimos: ‘¡Realmente vivimos esto! Así que es un momento muy especial y (…) nos gusta dar gracias a Dios”.

Gillian cree que su recuperación se debe a la terapia y a la acción de Dios.

Anima a otros a recurrir a Él cuando enfrenten un obstáculo; no hace falta que sea una “oración elegante”, añade. Solo hay que invocar su nombre.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS