Manifestación ejemplar: 2 millones de personas de Hong Kong limpian las calles luego de una protesta

Por Michael Wing - La Gran Época
22 de Junio de 2019 Actualizado: 22 de Junio de 2019

La protesta más grande de la historia de Hong Kong tuvo éxito y los manifestantes, civiles de Hong Kong, increíblemente limpiaron las calles antes de dispersarse, dejándolas impecables.

Dos millones de manifestantes paralizaron Hong Kong durante el fin de semana en oposición a la nueva “ley de extradición” propuesta por Beijing, que “erosiona” los derechos de los habitantes Hongkoneses.

La protesta terminó cuando la jefa ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, cedió parcialmente a sus demandas, al poner el nuevo proyecto de ley en espera indefinida. Los manifestantes también pidieron su renuncia.

Mientras tanto, la extraordinaria reunión recibió elogios por su cortés protesta.

Con bolsas en la mano, muchos de ellos pasaron la noche recogiendo la basura después de la manifestación masiva, dejando las calles impecables a la mañana siguiente.

“Los habitantes hacen un último barrido de la basura”, escribió el autor Kong Tsung gan, en la madrugada del lunes, a través de Twitter. “Dos millones de personas marcharon aquí ayer, estuvo ocupada toda la noche y no hay ni un solo trozo de basura en la calle”.

Ennie Chan, que presenció lo mismo, comentó a The Independent: “Estuve allí y vi todo… vi a jóvenes con diferentes bolsas para quitar la basura”. Había mucha gente sacando la basura”.

La jefa Lam emitió una disculpa por la respuesta de Hong Kong a las manifestaciones y por la forma en que se manejó el controvertido proyecto de ley. En una manifestación similar, la semana pasada, de 1 millón de personas, que tomaron las calles y que resultó en 72 personas ingresadas en el hospital después de que la policía usara gas lacrimógeno y disparara balas de goma a los manifestantes.

Manifestantes se reúnen fuera del edificio del Consejo Legislativo, mientras protestan contra la ahora suspendida ley de extradición, el 16 de junio 2019 en Hong Kong. (Crédito: Getty Images/ Carl Court)

Los hongkoneses también piden una disculpa de la policía.

Además, los manifestantes quieren que el proyecto de ley de extradición sea rechazado por completo, no simplemente retrasado.

Suspender la ley, pero no cancelarla es como ponerle un cuchillo en la cabeza de alguien y decirle: ‘No te voy a matar ahora'”. Pero podría hacerlo en cualquier momento”, explicó Betty, recién graduada de la escuela secundaria, a The Guardian. “Estamos luchando por nuestra libertad”.

Manifestantes bloquean las carreteras con barricadas durante los enfrentamientos con la policía después de una manifestación contra una controvertida propuesta de ley de extradición en Hong Kong el 10 de junio de 2019. (Crédito: Getty Images/ISAAC LAWRENCE)

Mientras tanto, el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de Beijing, Lu Kang, insiste en que las protestas fueron parte de un complot extranjero.

“Muchos demostraron que los gobiernos extranjeros e incluso algunos políticos, hicieron comentarios de incitación a partir de la decisión del gobierno de Hong Kong, de comenzar a enmendar la ordenanza de extradición en febrero”, aseguró el ministro Kang a través de CNA.

La ley de extradición permitiría a Beijin llevar a los sospechosos de Hong Kong a la China continental para que enfrenten al oscuro sistema judicial de China, controlado por los comunistas. Los críticos dicen que esto altera inevitablemente los derechos de los hongkoneses.

El presidente de China, Xi Jinping, da la mano a la nueva jefa ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, durante su reunión en Hong Kong, el 1 de julio de 2017. (Crédito: Getty Images/BILLY H.C. KWOK/AFP)

Durante el fin de semana se observaron escenas aún más conmovedoras de la reunión. Los testigos quedaron impresionados por el nivel de civismo mostrado durante las manifestaciones.

“Escuché que alguien se enfermó”, afirmó Cathy, una manifestante, al Daily Mail. “La ambulancia llegó y había un manifestante que separaba a la multitud y pedía a la gente que se moviera a un lado de la carretera”.

“No hubo caos en absoluto. Todo el mundo fue muy educados y organizados”.

“Me conmovió mucho. ¡Definitivamente no somos alborotadores!”.

Otro usuario de Twitter lo llamó “la escena más hermosa de Hong Kong”.

Un estudiante de secundaria que deseaba permanecer en el anonimato compartió un relato similar al de The Independent: “La protesta de ayer fue hermosa. Los manifestantes fueron muy educados.

“También había muchos manifestantes ancianos que, si se sentían mal, la gente a su alrededor los sostenía, les ofrecía agua o pan y les decían a los demás que tuvieran cuidado.

“Se puso bastante caliente y sofocante, cada vez que teníamos que esperar en el mismo espacio por un tiempo. Cuando veían a los niños pequeños, les ayudaban a abanicarlos para que se enfriaran”.

Mira el video a continuación:


Asustando a la gente con la broma de la mirada fija

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Muchas personas están leyendo La Gran Época más que nunca, pero pueden ser aún más. Comparte este artículo en Facebook y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS