Manifestantes envían una advertencia severa al mundo desde el campus sitiado de Hong Kong

Por Frank Fang
22 de Noviembre de 2019 Actualizado: 22 de Noviembre de 2019

En Hong Kong, la intensa confrontación en una universidad local ha atraído la atención internacional, dado que los manifestantes siguen encerrados dentro del campus desafiando el asedio de la policía.

Según los medios de comunicación de Hong Kong, seis manifestantes más abandonaron la Universidad Politécnica de la ciudad (PolyU) y se entregaron a la policía antidisturbios durante las primeras horas del 22 de noviembre. Según se informa, luego se dirigieron a un centro de salud local para recibir tratamiento.

No se sabe la edad de estos manifestantes. Se sabe que la policía arresta a manifestantes mayores de 18 años que abandonan voluntariamente el campus bajo sospecha de disturbios. A los menores de 18 años se les ha permitido regresar a sus hogares, pero la policía ha recopilado su información personal.

En el momento de escribir este artículo, no se sabe cuántos manifestantes siguen dentro de la PolyU.

Este fin de semana comenzaron los intensos enfrentamientos entre la policía y los manifestantes en la PolyU.

El domingo, la policía rodeó el campus y selló cualquier salida para evitar que los manifestantes salieran. También se impidió la entrada a las personas, además de a los médicos y mediadores especiales que llegaron al lugar.

El 20 de noviembre, el secretario de seguridad de Hong Kong, John Lee, dijo que unas 600 personas mayores de 18 años se habían entregado a la policía y que posteriormente habían sido arrestadas bajo sospecha de disturbios.

Dentro de la PolyU, los manifestantes dejaron mensajes en las aceras y paredes. Por ejemplo, alguien dejó las palabras “Free HK” (liberen a Hong Kong) en un pilar de un edificio.

Los manifestantes también dejaron un mensaje dirigido a la comunidad internacional. Rezaba: “Querido mundo, el PCCh (Partido Comunista Chino) se infiltrará en su gobierno, la empresa china $ interfiere en su postura política, China cosechará su hogar como Xinjiang”.

“Estén atentos o sean los siguientes”, advirtió la declaración.

Un mensaje dejado por los manifestantes quedó fijado en la Universidad Politécnica de Hong Kong, en el distrito de Hung Hom, el 21 de noviembre de 2019. (DALE DE LA REY/AFP vía Getty Images)

El Departamento de Estado de Estados Unidos y algunos expertos han estimado que más de un millón de uigures y otras minorías musulmanas están actualmente detenidos en campos de internamiento en Xinjiang como parte de la represión del régimen chino contra el “extremismo”. Beijing afirma que estos campos son “centros de formación profesional”.

Fuera de estos campamentos, las autoridades han convertido la región en un estado policial, y la población de Xinjiang está sometida a una vigilancia constante.

En un comunicado de prensa del 21 de noviembre, la Citizens’ Press Conference, un grupo que representa a los manifestantes, dijo que las tácticas utilizadas por la policía para asediar la PolyU, como disparar cañones de agua y miles de ráfagas de gas lacrimógeno, eran inhumanas.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer

Descubre

Las 6 estrategias de Beijing para reprimir las protestas en Hong Kong

TE RECOMENDAMOS