Manifestantes violentos en Portland lanzan morteros y dañan corte Federal

Por Zachary Stieber
03 de Julio de 2020
Actualizado: 03 de Julio de 2020

Una manifestación en Portland se tornó violenta durante la noche cuando la gente lanzó morteros y proyectiles a los oficiales de policía.

Las violentas manifestaciones y disturbios han continuado durante semanas en la ciudad más grande de Oregón.

Un grupo de varios cientos de personas se reunió cerca del Centro de Justicia, que alberga una comisaría de policía, el jueves por la noche, bloqueando las calles, cantando, hablando y disparando fuegos artificiales de calidad comercial, dijo la Oficina de Policía de Portland en un comunicado.

La situación cambió cuando el grupo irrumpió en el Centro de Justicia. Poco después, rompieron las puertas de cristal de la Corte de Estados Unidos Mark O. Hatfield, una corte federal.

Justo antes de la medianoche, los oficiales federales que se encontraban dentro del edificio salieron para encontrarse con los manifestantes, quienes comenzaron a lanzar proyectiles que incluían grandes piedras y botellas.

Los manifestantes también encendieron fuegos artificiales de calidad comercial, que aterrizaron en el interior de la corte. Al mismo tiempo, la multitud prendió fuego en las cercanías de la calle principal del suroeste.

Los oficiales declararon un disturbio a las 11:52 p.m. y le dijeron a la gente que abandonara el área inmediatamente, advirtiendo que se utilizarían gases lacrimógenos y otras medidas de control de multitudes. Los manifestantes no se dispersaron.

Una vista aérea de los violentos manifestantes en Portland, Oregón, durante la noche del 2 de junio de 2020. (Oficina de Policía de Portland)

Mientras que los agentes de policía empezaron a usar la fuerza, el grupo se volvió “muy hostil y violento”, dijo la oficina, incluyendo una persona que lanzó una navaja de bolsillo abierta, que estuvo a pocas pulgadas de golpear a un agente de policía. La turba siguió arrojando piedras y latas y disparando fuegos artificiales.

Se hicieron varios arrestos.

Los oficiales se retiraron después de que el grupo fuera alejado fuera del juzgado, pero la turba regresó menos de una hora después. Fue entonces cuando lanzaron morteros hacia el juzgado, causando un incendio en el interior del edificio.

Los oficiales nuevamente dispersaron a la multitud con el uso de la fuerza.

La navaja abierta fue lanzada a los oficiales de policía en Portland, Oregon, durante la noche del 2 de junio de 2020. (Oficina de Policía de Portland)

Cientos de personas han sido arrestadas en Portland desde que comenzaron las manifestaciones el mes pasado, provocadas por la muerte de George Floyd, un hombre negro desarmado, en Minneapolis.

Al menos algunos de los manifestantes de Portland se identifican como miembros de Antifa y otros grupos de extrema izquierda.

Los manifestantes argumentan que la policía está usando tácticas violentas contra ellos. La presidenta de la Cámara de Representantes de Oregón, la demócrata Tina Kotek, envió un correo electrónico al alcalde de Portland, Ted Wheeler, esta semana, describiendo el uso de gas lacrimógeno por parte de los agentes de policía como “una escalada innecesaria del PPB contra las personas que ejercen su libertad de reunión y libertad de expresión”.

Wheeler, un demócrata, recientemente ordenó a la policía que sólo usara gas lacrimógeno en situaciones en las que “hay una amenaza grave e inmediata a la seguridad de la vida, y no hay otra alternativa viable para la dispersión”.

Un juez federal ordenó el mes pasado a la policía que sólo usara gas lacrimógeno cuando “la vida o la seguridad del público o de la policía estuvieran en peligro”, señalando específicamente que incluía la vida y la seguridad de los alojados en el Centro de Justicia.

El viernes temprano los equipos estaban pintando las mesas del centro y sellando el palacio de justicia.

Sigue a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Grupos comunistas están detrás de las protestas violentas en EE.UU.

TE RECOMENDAMOS