Más ciudades chinas son cerradas bajo estrictas medidas de reducción a “Cero-COVID”

Por Alex Wu
14 de Agosto de 2022 6:54 PM Actualizado: 14 de Agosto de 2022 6:54 PM

China ha puesto varias de sus ciudades y decenas de millones de residentes bajo nuevos cierres, incluido el centro mayorista y las ciudades portuarias más grandes del mundo. Muchos viajeros ahora están varados y luchando por obtener alimentos, se cancelaron las órdenes de producción y las empresas están cerrando debido a las estrictas medidas de “cero-COVID” del régimen chino.

Según los medios chinos, desde inicios de agosto, una nueva ola de COVID-19 se ha extendido por 25 de las 31 provincias de China, desde la provincia más meridional de Hainan hasta la región de Xinjiang y el Tíbet en el oeste.

El centro mayorista más grande del mundo bajo cierre total

La ciudad de Yiwu, en la provincia oriental de Zhejiang, que es el centro mayorista más grande del mundo, ha estado bajo cierre parcial desde principios de agosto, cuando se informaron nuevos casos causados ​​por la variante más infecciosa ómicron de COVID-19. El 11 de agosto, las autoridades pusieron a la ciudad en un cierre total de tres días, utilizando los más de 500 casos denunciados como justificación de la medida.

Desde el comienzo de la pandemia, el régimen chino ha ocultado la escala real de sus brotes y durante mucho tiempo se sospecha que no reporta la cantidad de casos en el país. Mientras tanto, el régimen utiliza los brotes reportados para implementar medidas de control estrictas, como cierres en toda la ciudad y pruebas obligatorias.

Bajo el cierre total en Yiwu, los lugares públicos están cerrados, los trenes están suspendidos y los residentes no pueden salir de sus hogares. Las empresas se han visto obligadas a dejar de operar; muchas pequeñas y medianas empresas se han quejado de grandes pérdidas. El “centro de ventas de transmisión en vivo” Jiangbei Xiazhu dejó de enviar productos a principios de agosto y cientos de empresarios extranjeros no pudieron acudir al mercado de Yiwu para comprar productos.

Como la “capital mundial de las pequeñas mercancías”, los productos de Yiwu se exportan a más de 210 países y regiones.

CHINA-NEGOCIOS-COMERCIO
Visitantes reunidos en el stand de Amazon durante la Exposición Internacional de Comercio Electrónico de China 2016 en Yiwu, provincia de Zhejiang, China, el 11 de abril de 2016. (STR/AFP a través de Getty Images)

Se informó un nuevo brote de COVID-19 en la ciudad de Zhuhai, en la provincia de Guangdong, en el sur de China, que es un centro de producción de productos electrónicos en el delta del río de las Perlas, una importante área económica de China.

Desde mayo, cuando China cerró muchas áreas y ciudades, incluido el centro financiero de Shanghái, para “limpiar dinámicamente el COVID-19”, se han cancelado una gran cantidad de pedidos de países extranjeros. Esto hizo que muchas empresas privadas del delta del río de las Perlas anunciaran que cerrarían sus negocios antes de finales de agosto, ya que no podían permitirse continuar, mientras que muchas fábricas pusieron a los trabajadores en “vacaciones” no pagadas que pueden durar desde días hasta varios meses.

Otra ciudad portuaria del mar de China Meridional bajo cierre

Luego de que Sanya, ciudad portuaria en el extremo sur de la isla de Hainan, conocida como el “Hawaii de China”, fuera cerrada en toda la ciudad el 4 de agosto, dejando a más de 80,000 turistas varados, las autoridades cerraron la capital provincial, Haikou, el 8 de agosto. Haikou es un importante puerto industrial del Mar del Sur de China.

El transporte público se ha detenido, todos los residentes están obligados a someterse a pruebas de PCR y no se les permite salir de sus complejos residenciales, y todos los vuelos entrantes y salientes han sido cancelados.

Foto de la época
Residentes y turistas hacen fila para hacerse las pruebas PCR por COVID-19 en Sanya, en la provincia de Hainan, en el sur de China, el 8 de agosto de 2022. (STR/AFP a través de Getty Images)

El 13 de agosto, representantes de la Prevención y Control de Epidemias de la provincia de Hainan dijeron en una conferencia de prensa que el 12 de agosto había 1426 nuevos casos confirmados en la provincia insular. Desde el 1 de agosto hasta el 12 de agosto, se registraron un total de 6399 casos confirmados.

Hasta el momento, seis ciudades de Hainan han sido cerradas.

Una residente de Haikou de apellido Liang dijo a The Epoch Times que ella y su familia fueron a Sanya de visita, pero han estado encerradas en viviendas de alquiler desde el 2 de agosto, mientras que todas las tiendas han estado cerradas.

“De repente la cerraron sin dar ningún aviso”, dijo.

Liang dijo que las autoridades distribuyeron materiales de ayuda pero no a los turistas varados. Dijo que, bajo el cierre, ella no podía comprar comida y no tenía forma de pedir ayuda.

“Llamamos al 12345 [teléfono de ayuda] para pedir ayuda, pero nadie se ocupó de ello. Llamamos a la oficina comunitaria, pero no pudieron hacer nada”.

También se reportaron nuevos brotes en otras provincias del país, y más ciudades y distritos están bajo “control estático”, un término creado por el régimen chino para referirse a un cierre.

Tíbet y Xinjiang

Se han reportado nuevas infecciones por COVID-19 en el Tíbet desde principios de agosto, después de que no se reportaron casos durante 900 días. Se han cerrado algunos distritos de la ciudad capital de Lhasa. Shigatse está cerrada en toda la ciudad desde el 8 de agosto, mientras que la prefectura de Ngari está cerrada desde el 11 de agosto.

Estudiantes tibetanos toman clase en la Escuela Secundaria de Nagqu, el 1 de junio de 2021 en Lhasa, Región Autónoma del Tíbet, China. (Foto de Kevin Frayer/Getty Images)

Zhao Yi (un seudónimo), un hombre de negocios que regresó a Ngari desde Lhasa, se quedó varado en Shigatse con un grupo de cuatro personas el 7 de agosto. Se alojaron en la empresa de un amigo local con ocho personas que trabajan para la empresa.

“Ya casi nos hemos quedado sin arroz, que es el único alimento que tenemos”, dijo Zhao a The Epoch Times el 11 de agosto. “Con tanta gente comiendo, solo queda media bolsa de arroz, y se acabará en dos días”.

Zhao dijo que el grupo no tiene forma de conseguir más comida bajo el cierre.

Wu Juan (un seudónimo), que había estado en un viaje en automóvil por el Tíbet con un amigo, quedó varado en Shigatse en el camino a Ngari desde Lhasa. Ella le dijo a The Epoch Times que querían irse, pero tenían que mostrar los resultados de una prueba de PCR, que se exige tres veces durante tres días consecutivos. Sin embargo, las autoridades locales no están realizando las pruebas, por lo que no pueden marcharse.

Según las autoridades de Xinjiang, región de mayoría musulmana uigur, el nuevo brote en la ciudad capital, Urumqi, fue causado por la variante ómicron. El gobierno local cerró seis distritos el 10 de agosto durante cinco días. Todo el transporte público ha sido suspendido.

Se registraron nuevos casos en las ciudades de Yining, Altay, Hami, Turpan, Korla y Hotan en Xinjiang.

Con información de Xiao Lusheng, Gu Xiaohua y Zhao Fenghua.  


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.