Más de 100 caballos sepultados y artefactos de 2400 años revelan la vida de la nobleza china

Por La Gran Época
08 de Octubre de 2019 Actualizado: 10 de Octubre de 2019

Restos de más de 100 caballos y carros fueron encontrados en un pozo de 2400 años de antigüedad, que se cree pertenecían a un miembro de la realeza en China.

Arqueólogos creen que el pozo es en realidad un grupo de tumbas destinadas a contener los restos de las familias nobles del estado Zheng, que gobernó la región de forma intermitente entre los años 770 y 221 antes de Cristo, según reportes de DailyMail.

El descubrimiento ocurrió cerca de la ciudad de Xinzheng, en la provincia central china de Henan y es el mayor de tres pozos dentro de un grupo de tumbas que fueron excavadas.

Las excavaciones en los alrededores llevaron a descubrir 18 grandes fosas que contenían caballos, carros y ¡más de 3.000 tumbas!

Misteriosos hallazgos de la tumba

“Como la tumba principal ha sido saqueada y no se han encontrado registros escritos, es difícil identificar al propietario de la tumba”, dijo al medio británico, Ma Juncai, líder de la excavación por parte del Instituto de Arqueología y del Patrimonio Cultural Provincial.

Sin embargo, dentro de la fosa se encontraron cuatro carros, esqueletos de más de 90 caballos y una serie de objetos de bronce.

Imagen Ilustrativa. ( GerhardGellinger/Pixabay) https://pixabay.com)

Aunque no se sabe con precisión a quién pertenecía la tumba, de acuerdo con los restos encontrados, se cree que tres de los carros podrían pertenecer a algún Señor Feudal de Estado Zheng y su esposa.

Uno de ellos, se destacó por ser más grande y con ornamentación más extravagantemente, con decorados de bronce y hueso, por lo que probablemente tenía una función más ceremonial.

El carro mide aproximadamente 2,56 metros de largo y 1,66 metros de ancho, y contaba con protección para la lluvia y el sol.ç

Los expertos creen que podrían ser más de 100 caballos los que fueron enterrados en el lugar y dicen que estos hallazgos revelan detalles sobre los métodos de producción y la tecnología utilizados en esa época, así como la condición social, las prácticas familiares y funerarias.

Es probable que los caballos murieron antes de ser colocado en el pozo al lado de la tumba de su propietario, y los carros desmontados entonces fueron puestos en la parte superior.

Esta no es la primera vez que descubren este tipo de enterramientos. En 2011, los arqueólogos descubrieron restos de caballos y carros de madera, así como objetos de bronce y cerámica en una tumba de la dinastía Zhou, de casi 3000 años de antigüedad, en Luoyang, provincia de Henan, al unos 120 kilómetros de distancia.

¡Inigualable diversión en un montaña rusa en casa!

¿Te gustó esta historia? Entonces compártela con tus contactos y haz que las buenas noticias lleguen a todo el mundo.

TE RECOMENDAMOS