Más de 4300 pacientes con el virus del PCCh enviados a asilos de ancianos de NY, según nuevo recuento

Por Zachary Stieber
22 de Mayo de 2020
Actualizado: 22 de Mayo de 2020

Más de 4300 pacientes con el virus del PCCh fueron enviados a asilos de ancianos de Nueva York bajo una controvertida directiva estatal, según un nuevo recuento.

The Associated Press compiló el recuento después de que el Departamento de Salud de Nueva York se negara a hacer pública una encuesta interna que realizó hace dos semanas.

El recuento es para los ancianos que estuvieron en hospitales con COVID-19, la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), antes de ser enviados a las residencias de ancianos bajo una directiva del 25 de marzo emitida por el Departamento de Salud del estado.

La guía informó a los operadores de los asilos que no podían negar la admisión o readmisión en un asilo ” únicamente sobre la base de un diagnóstico confirmado o sospechoso de COVID-19″.

Los funcionarios estatales, incluido el gobernador demócrata Andrew Cuomo, han insistido en que las residencias de ancianos podrían negarse a aceptar pacientes si no pueden cuidarlos adecuadamente. Pero la directiva carecía de lenguaje a tal efecto.

El Departamento de Salud del estado emitió el 29 de abril una aclaración (pdf) afirmando que las residencias de ancianos no deberían aceptar residentes si no podían seguir las directrices recientemente implementadas para las personas diagnosticadas con COVID-19, incluyendo la dedicación de un área separada para esos pacientes.

El gobernador de Nueva York Andrew Cuomo muestra la máscara N-95 que lleva durante una sesión informativa sobre el Coronavirus en el Instituto Northwell Feinstein de Investigación Médica el 06 de mayo de 2020 en Manhasset, Nueva York. (Al Bello/Getty Images)

Unas semanas más tarde, la orden original fue efectivamente revertida bloqueando a los hospitales para que no pudieran referir a los pacientes a los asilos después de crecientes llamadas para una investigación independiente de lo sucedido.

El nuevo recuento indica que más de 4300 pacientes ancianos que dieron positivo en el test del virus del PCCh fueron enviados de vuelta a las residencias de ancianos.

El Departamento de Salud del estado dijo en una declaración a The Associated Press a finales del jueves que “no puede comentar sobre los datos que no hemos tenido la oportunidad de revisar, particularmente mientras aún estamos validando nuestra propia encuesta integral sobre los datos de admisión y readmisión en hogares de ancianos en medio de la respuesta a esta pandemia global”.

El Departamento de Salud del estado y la oficina de Cuomo no devolvieron solicitudes separadas de comentarios a The Epoch Times.

El estado ha registrado 2823 muertes confirmadas de COVID-19 en los asilos hasta el 20 de mayo (pdf), así como 2646 “presuntas” muertes de COVID-19 en los asilos.

El recuento no incluye a los residentes ancianos que fueron llevados a los hospitales y luego murieron en esas instalaciones.

Una persona, con una mascarilla protectora, camina fuera del Centro de Salud de Cobble Hill el 18 de abril de 2020 en el barrio de Cobble Hill del distrito de Brooklyn de la ciudad de Nueva York. El asilo de ancianos ha tenido al menos 55 muertes reportadas de COVID-19. (Justin Heiman/Getty Images)

Cuando se le preguntó por qué no cambió la directiva del 25 de marzo antes, Cuomo dijo a los reporteros el 10 de mayo: “No conozco la directiva del 25 de marzo…”

Él y otros oficiales han dicho repetidamente que no se hizo nada de manera incorrecta.

“Era su obligación informar. Y es su obligación llamar al Departamento de Salud y decir: ‘Tienen que venir a buscar a esta persona, no puedo cuidarla'”, dijo Cuomo en la misma conferencia de prensa de los operadores de los asilos.

Pensando que la semana siguiente las personas mayores habrían muerto sin importar lo que se hiciera, Cuomo dijo que “nadie” sería procesado por ninguna muerte por COVID-19. Cuando se le dijo a algunos familiares de los ancianos que murieron, que querían que se rindieran cuentas y alegaron que ciertas reglas habrían salvado vidas, añadió: “Yo no… mira, la gente racionaliza la muerte de diferentes maneras. No creo que haya ninguna razón lógica para decir que estarían vivos hoy”.

Hablando con los periodistas el miércoles, el gobernador culpó a la administración del presidente Donald Trump, afirmando que los funcionarios estatales utilizaron la guía federal para crear sus reglas.

Los trabajadores de los hogares de ancianos hacen una vigilia en las afueras del Centro de Enfermería y Rehabilitación del Centro de Brooklyn en Nueva York, N.Y. el 21 de mayo de 2020. (Stephanie Keith/Getty Images)

Seema Verma, administradora de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid, dijo que la guía federal enfatizó que los operadores que no pudieran atender adecuadamente a los pacientes no deberían aceptarlos.

Si los operadores de los asilos de ancianos no pueden seguir las directrices, entonces el traslado “debe esperar hasta que el paciente ya no sea sujeto a los cuidados de COVID-19, o el residente puede ser transferido a otro centro que pueda proporcionar el cuidado”, dijo Verma en una declaración.

Varios grupos, familiares y funcionarios se opusieron a la orden cuando se hizo por primera vez.

La Sociedad de Medicina de Atención Post-Agudo y de Cuidados a Largo Plazo calificó el mandato de muy preocupante, afirmando en una resolución que “admitir pacientes con infección COVID-19 sospechosa o documentada representa un peligro claro y presente para todos los residentes de un asilo de ancianos”.

Jeffrey Nichols, parte del comité ejecutivo del grupo, dijo a The Associated Press: “el efecto de esa orden fue contribuir a 5000 muertes”.

La orden provocó la infección de “un gran número de personas en asilos que no tenían por qué infectarse”, añadió John Dalli, un abogado neoyorquino que se dedica a casos relacionados con asilos.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Pareja de ancianos se suicidan juntos en Wuhan, China

TE RECOMENDAMOS