Más de la mitad de los chinos usan teléfonos inteligentes y la mayoría son vigilados por el estado

31 de Enero de 2016 Actualizado: 31 de Enero de 2016

Los ciudadanos chinos están ahora más conectados que nunca, y por extensión, mucho más susceptibles al control del régimen comunista chino.

Según un informe reciente del Centro de Información de la Red Internet (CNNIC), China tiene 668 millones de usuarios de Internet, el 50,3% de sus 1,37 mil millones de habitantes. Esta es la primera vez que más de la mitad del país está en línea desde que se comenzó a registrar las cifras en 1997.

El informe dice que hasta fines de 2015, nueve de cada diez usuarios de Internet chinos, unos 620 millones, ingresaron a la red usando teléfonos celulares. Con un 71,5%, los teléfonos inteligentes representaron el grueso del acceso a Internet en China.

China lidera el mundo en usuarios de Internet por un amplio margen. Estados Unidos, que ocupa el segundo lugar, tenía solo un poco más de 279 millones de usuarios de Internet en 2014. Con tan alta tasa de penetración, no sorprende que gente como Mark Zuckerberg de Facebook o Larry Page y Sergey Brin de Google estén ansiosos de entrar en los libros buenos del régimen chino y desembarcar sus negocios en China continental.

Sin embargo, al estar conectados, los ciudadanos chinos se están exponiendo a las medidas de control poblacional del Partido Comunista Chino.

El régimen chino emplea más de dos millones de policías de Internet para purgar, curar y censurar la opinión pública en línea, según un informe de 2013 de Beijing News, un medio semioficial. El pasado julio, el régimen pasó una ley de ciberseguridad nueva, que le permite sujetar aún más a las industrias de tecnología e Internet. Un mes más tarde, el régimen anunció que establecería unidades policiales de ciberseguridad en los principaless sitios web y compañías de Internet.

Y este mes, los ciudadanos chinos compararon un nuevo grupo de policías voluntarios de Internet con una “Guardia Roja moderna” e incluso a “patoteros nazis” porque sus miembros son, en esencia, informantes del buró de seguridad pública de Beijing.

De igual modo, el CNNIC, la agencia vinculada al estado que publicó el nuevo informe sobre la población de Internet de China, es una autoridad de certificación y registro que no es inocua.

Al CNNIC lo encabeza el propagandista líder del Partido Comunista Chino y censor oficial: Lu Wei. Lu es también subjefe del Departamento Central de Propaganda y director de la oficina general del Grupo de Liderazgo Central para la Seguridad de Internet e Informatización, una organización clave que controla la Internet de China.

El CNNIC también es conocido por producir malware poderoso, y se cree que ha aprovechado vulnerabilidades en Internet para ayudar al régimen chino en el ciberespionaje y los ciberataques.

Por eso cuando el CNNIC dijo en su informe de 2015, que el 91,4% de las compañías chinas de Internet han sido equipadas con “programas antivirus y cortafuegos”, es mas probable que se esté jactando de la capacidad de vigilancia en vez de la protección.

TE RECOMENDAMOS