Más del 90 por ciento de los estadounidenses no están obligados a usar mascarillas: CDC

Por Zachary Stieber
04 de Marzo de 2022 6:24 PM Actualizado: 04 de Marzo de 2022 6:24 PM

Más de nueve de cada 10 estadounidenses viven en un condado donde el riesgo de COVID-19 es tan bajo que no necesitan usar mascarillas, según una agencia de salud de EE.UU.

El 3 de marzo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) actualizaron su mapa comunitario de COVID-19, que estima el riesgo por condado en función de las infecciones por COVID-19, los ingresos hospitalarios y los pacientes hospitalizados.

Más del 90 por ciento de la población de EE.UU. vive en un condado donde el riesgo se designa como bajo o medio, lo que significa que no se deben exigir mascarillas, según los CDC.

Algunos estados no tienen condados etiquetados como de alto riesgo, incluidos Nevada, Maine y Carolina del Sur. Un puñado tiene grandes áreas designadas de alto riesgo, incluidas Nebraska, Kentucky y West Virginia.

El mapa se actualizará todos los jueves en el futuro, dijo un portavoz de los CDC.

Antes del 25 de febrero, los CDC recomendaban el uso de mascarillas en más del 95 por ciento del país. Ese día, la agencia cambió drásticamente la forma en que mide el riesgo.

Antes, un condado podía ser designado con alto riesgo si tenía tan solo 50 nuevos casos de COVID-19 por cada 100,000 personas en los últimos 7 días, o si el porcentaje de pruebas positivas era de al menos el 8 por ciento en el mismo período de tiempo.

Según la nueva evaluación de riesgos, los condados se consideran de alto riesgo si tienen una cierta cantidad de nuevas admisiones hospitalarias con o por COVID-19 en los últimos 7 días por cada 100,000 habitantes, además de un determinado porcentaje de camas de hospitalización ocupadas por pacientes con COVID-19, independientemente de que los pacientes hayan sido ingresados por COVID-19 o por otras razones.

La Dra. Rochelle Walensky, directora de los CDC, les dijo a los periodistas en una llamada que el cambio se debió a que más personas se vacunaron y más personas contrajeron COVID-19 y se recuperaron.

“Este nuevo marco va más allá de solo observar los casos y probar la positividad para evaluar los factores que reflejan la gravedad de la enfermedad, incluidas las hospitalizaciones y la capacidad hospitalaria, y ayuda a determinar si el nivel de COVID 19 y la enfermedad grave son bajos, medios o altos en una comunidad”, dijo.

Los CDC emiten principalmente orientación, pero sus recomendaciones han sido ampliamente adoptadas como requisitos en todo el país durante la pandemia de COVID-19.

Los CDC también han emitido sus propios requisitos y aún requiere mascarillas en entornos de transporte público como los aeropuertos.

Algunos criticaron el cambio, incluido el Dr. Dorry Segev, profesor de epidemiología en la Universidad Johns Hopkins.

“Si está pensando que la nueva guía de mascarillas de los CDC es prematura, ignora la prevención, ignora el COVID prolongado, ignora las decenas de millones de personas con sistemas inmunitarios comprometidos o que no son elegibles para las vacunas e ignora el riesgo de nuevas variantes… Bueno, lamentablemente, usted está en lo correcto”, escribió Segev en Twitter.

Otros dijeron que la reversión se quedó corta.

“Veo que los CDC recomiendan ahora llevar una mascarilla que NO funciona (de tela) en un umbral que NO se basa en ningún dato”, dijo el Dr. Vinay Prasad, profesor de epidemiología de la Universidad de California en San Francisco.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.