Mayoría de países de Latinoamérica no firmaron declaración que condena la violación de los DD. HH. en China

Por Alicia Marquez
24 de Junio de 2021
Actualizado: 24 de Junio de 2021

Una declaración conjunta sobre la situación de los derechos humanos en Xinjiang, China, promovida por Leslie E. Norton, embajadora y representante permanente de Canadá ante las NU en Ginebra, fue presentada el martes ante la alta comisionada de DD. HH. de la ONU, pero no recibió el apoyo de la gran mayoría de países de Latinoamérica.

Los países firmantes incluyen a Canadá, EE. UU. y en el caribe Haití. Sin embargo, Belice fue el único país de la región que firmó la declaración conjunta condenando la preocupación de la situación de DD. HH. en China.

“Hoy, 44 países con Canadá pidieron a China que cumpla con sus obligaciones de derechos humanos en una declaración conjunta multirregional”, escribió la Misión Permanente de Canadá en Ginebra, a través de un mensaje de Twitter.

La declaración conjunta fue firmada por 44 países respecto a la preocupación por la situación de los DD. HH. en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang, China, denuncia: “Informes creíbles indican que más de un millón de personas han sido detenidas arbitrariamente” en la Región Autónoma Uigur, “y que existe una vigilancia generalizada dirigida de manera desproporcionada a los uigures y miembros de otras minorías y restricciones a las libertades fundamentales y la cultura uigur”.

En la declaración también se pronuncia la denuncia por “tortura o tratos o penas crueles, inhumanos y degradantes, esterilización forzada, violencia sexual y de género y separación forzada de niños de sus padres por parte de las autoridades”.

Los países signatarios de la declaración conjunta expresaron ser partícipes de la preocupación manifestada el 29 de marzo por  los Procedimientos Especiales de la ONU, mediante una declaración, acerca de “trabajos forzados y traslados de uigures y miembros de otras minorías musulmanas”.

En la declaración conjunta los 44 países firmantes instan “a China a que permita el acceso inmediato, significativo y sin restricciones a Xinjiang para los observadores independientes”, incluyendo a la Alta Comisionada, solicitaron también que se apliquen las recomendaciones del Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial en relación con Xinjiang, que incluye poner fin “a la detención arbitraria de uigures y miembros de otras minorías musulmanas”.

También expresaron su preocupación por la situación por “el deterioro de las libertades fundamentales” en Hong Kong respecto a la nueva Ley de Seguridad Nacional y la situación de DD. HH. en el Tíbet.

Esto ocurre luego de que un grupo de legisladores internacionales liderado por la Alianza Interparlamentaria sobre China (IPAC, por sus siglas en inglés) instaran a la ONU a través de una carta a poner en marcha una comisión de investigación sobre la Región Autónoma Uigur de (XUAR), para investigar el presunto genocidio contra los uigures y otras minorías étnicas en China.

Por otro lado, la falta de participación de firmantes latinoamericanos en la declaración conjunta denunciando los DD. HH. en Xinjiang sucede mientras en las últimas dos décadas, el régimen chino ha ido expandiendo rápidamente su posición e influencia a través del comercio, los préstamos y las inversiones, de acuerdo con Evan Ellis, investigador en estudios de América Latina y experto en China.

Ellis dijo que el comercio de China con la región creció de USD 12,000 millones en 2000 a USD 278,000 millones en 2017. De tal modo que en 2018, China se consolidó como el segundo socio comercial de América Latina.

Con información de las reporteras de The Epoch Times, Lily Zhou y Débora Alatriste.  


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS