Medicare de candidatos demócratas hará que EEUU “pague más y espere más por atención de menos calidad”

Por Venus Upadhayaya
16 de Diciembre de 2019
Actualizado: 16 de Diciembre de 2019

Mientras que los debates presidenciales demócratas de 2020 están dominados en su mayoría por Medicare para Todos, algunos profesionales de la industria de la salud están diciendo que cualquier enfoque de este tipo hará que las familias paguen más y esperen más tiempo por una peor atención médica.

“Ya sea que se llame Medicare para todos, Medicare buy-in, Medicare para todos los que lo deseen, o la opción pública, un nuevo sistema de seguro de salud del gobierno obligará a los estadounidenses a pagar más y a esperar más tiempo por la atención de menor calidad”, dijo a The Epoch Times Lauren Crawford Shaver, directora general de Partnership for America’s Health Care Future, en una declaración.

Medicare para Todos (Medicare for All) es una legislación propuesta en su mayoría por candidatos presidenciales demócratas que reformarían fundamentalmente el sistema de salud de los Estados Unidos para extender Medicare a todos los estadounidenses.

Partnership for America’s Health Care (PAHCF) es un grupo compuesto por compañías de seguros, hospitales y grandes farmacéuticas cuyo objetivo es “trabajar juntos para reducir los costos, proteger las opciones de los pacientes, ampliar el acceso, mejorar la calidad y fomentar la innovación”, según su sitio web.

Aumento de los impuestos para la clase media

Los expertos y los lobbies de la industria contra el Medicare para Todos y sus variantes dicen que éstos aumentarán sustancialmente los impuestos que los estadounidenses tienen que pagar, no solo para los ricos y las corporaciones, sino también para la clase media.

El plan Medicare for All de la senadora Elizabeth Warren (D-Mass.) y el senador Bernie Sanders (I-Vt.), quien también es el autor del proyecto de ley, pondría fin a la mayoría de los seguros privados y los reemplazaría con atención médica obligatoria del gobierno federal.

Describiendo a Medicare para Todos como un “derecho humano”, Sanders dijo en su sitio web que es un “programa nacional de seguro de salud de pagador único para proporcionar a todos en Estados Unidos una cobertura de salud integral, gratuita en el punto de servicio”.

“No hay redes, ni primas, ni deducibles, ni copagos, ni facturas sorpresa”.

El senador Bernie Sanders (I-Vt.) habla mientras presenta la legislación sobre el cuidado de la salud titulada “Medicare for All Act of 2019” con la senadora Kirsten Gillibrand (D-N.Y.) y el senador Jeff Merkley (D-Ore.), durante una conferencia de prensa en el Capitolio de Washington el 9 de abril de 2019. (Mark Wilson/Getty Images)

El ex vicepresidente Joe Biden y el exalcalde de la ciudad de Nueva York Mike Bloomberg también apoyan el Medicare para Todos, pero permiten que las personas mantengan sus planes privados de salud.

En su sitio web, Biden dice que partirá de la base del Obamacare, o la “Ley de Atención Asequible”, con un plan para asegurar a más del 97 por ciento de los estadounidenses por medio de tres disposiciones que incluyen “dar a los estadounidenses una nueva opción, una opción de seguro médico público como Medicare”.

Bloomberg menciona que cree que “todos los estadounidenses deberían tener acceso a una atención médica asequible, y la expansión de Obamacare y Medicare es la mejor manera de lograr la cobertura universal”.

Según el Comité para un Presupuesto Federal Responsable (CRFB), cualquier plan de Medicare para Todos “es probable que le cueste al gobierno federal entre 28 y 32 trillones de dólares más que lo que gastaría bajo la ley actual durante la próxima década”.

Shaver dijo que en cualquier caso, duplicaría los impuestos que los estadounidenses tendrían que pagar.

“Los economistas de todo el espectro político advierten que Medicare para Todos aumentaría el gasto federal en salud en 32 billones de dólares durante una década, un costo inasequible que los analistas independientes predicen que requeriría duplicar los impuestos sobre la renta que pagan los estadounidenses”, dijo Shaver.

Alan Sager, experto en leyes, políticas y administración de la salud, dijo a The Epoch Times que el Medicare para Todos de Sanders y Warren, y el Medicare de Biden y Bloomberg para todos los que lo deseen, “cada uno requerirá aumentos sustanciales en los impuestos”.

“Las personas recién cubiertas tendrán que ser subsidiadas y las personas que cambien la fuente de pago de una mezcla de OOP (de su propio bolsillo) y seguros privados por impuestos, tendrán que ser cubiertas por nuevos impuestos (para reemplazar a los OOP) e impuestos de recuperación (para reemplazar a los seguros privados)”.

El CRFB dijo que ningún candidato presidencial demócrata ha especificado completamente cómo pagaría por el costo total de Medicare para Todos, pero su análisis dice que “compensar completamente el costo” significaría más impuestos para la clase media (que ganan entre 25,000 y 200,000 dólares).

El CRFB explicó que los planes de Medicare para Todos no podrán recaudar todo el presupuesto de la subida de impuestos “incluso con cambios extremadamente agresivos en la política de recaudación de ingresos” para los ricos y las corporaciones, y que la subida de impuestos tendría que incluir a la clase media.

“Es poco probable que los legisladores puedan llegar a un acuerdo para promulgar cerca de 11 billones de dólares en aumentos de impuestos solo para los ricos y las corporaciones, por no hablar de los 30 billones de dólares que se necesitan para financiar Medicare para Todos.

“Como resultado, el financiamiento de Medicare para Todos requerirá casi con toda seguridad impuestos de base amplia que se aplican a la clase media, ya sea directa o indirectamente (por ejemplo, a través de un impuesto sobre la nómina del empleador o un impuesto sobre el consumo)”, dijo el CRFB.

La senadora estadounidense Elizabeth Warren (C), demócrata de Massachusetts, junto con el senador estadounidense Bernie Sanders (2º der), independiente de Vermont, mientras arenga sobre la legislación de ‘Medicare para Todos’ en el Capitolio de Washington, DC, el 13 de septiembre de 2017. / FOTOGRAFÍA DE AFP / JIM WATSON (Crédito foto: JIM WATSON/AFP vía Getty Images)

Impacto en la calidad de la atención médica

Algunos expertos dicen que Medicare para Todos podría proporcionar atención médica universal a todos, pero esto no llega sin otros desafíos y desventajas. Hay otros que dicen que afectará negativamente a la calidad de la atención médica.

Sager, que también es codirector del Programa de Reforma de Salud de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Boston, dijo que el sistema de pagador único podrá cubrir a todos “si la nueva entidad del Congreso/fondo fiduciario negocia tarifas de pago asequibles con hospitales, médicos y el resto de los cuidadores”. Estas negociaciones tendrán componentes políticos, financieros, legales, éticos y clínicos”.

Sager se preguntó si aquellos que proponen el sistema de pagador único tendrán la “motivación política y la influencia” para negociar “inteligente y eficazmente” con los proveedores de cuidados.

“¿Tendrán los cuidadores suficiente visión de futuro para comprometerse con la nueva entidad pagadora? ¿Reconocerán que más dinero para el negocio, como siempre, está condenado y que cuanto antes se comprometan, mejor será el trato que obtendrán?”, dijo Sager.

Sager dijo que el sistema de pagador único podrá cubrir a todas las personas reconocidas por la ley, pero el cuidado a largo plazo y la salud mental y el abuso de sustancias serán un desafío. “Aquí habrá que elaborar remedios especiales, remedios que van mucho más allá de la financiación pública”, dijo.

La Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO, por sus siglas en inglés), no partidista, advirtió que una política de pagador único plantearía tanto oportunidades como riesgos para el sistema de atención de la salud. Dijo que el sistema de pagador único reduciría los costos administrativos y tendría mayores incentivos para invertir en la mejora de la atención de la salud de las personas, pero no se sabe si el sistema de pagador único actuará en base a ese incentivo.

“Una expansión de la cobertura de seguro bajo un sistema de pagador único aumentaría la demanda de atención y ejercería presión sobre la oferta disponible de atención”, dijo la CBO. Dijo que a la administración le tomaría tiempo implementar políticas para aumentar la oferta de proveedores.

“Si el número de proveedores no fuera suficiente para satisfacer la demanda, los pacientes podrían enfrentarse a un aumento de los tiempos de espera y a un menor acceso a la atención”, dijo la OBC.

También dijo que el plan público dejará a la gente con menos opciones y podría no satisfacer las necesidades de ciertas personas, ya que proporcionaría un “conjunto específico de servicios de atención de salud” solo a las personas elegibles.

“Por ejemplo, bajo el sistema actual, las personas jóvenes y saludables podrían preferir no comprar ninguna cobertura, o podrían preferir comprar una cobertura con deducibles altos o menos beneficios. Y, a diferencia de un sistema con aseguradoras privadas que compiten entre sí, el plan público podría no ser tan rápido para satisfacer las necesidades de los pacientes, como cubrir nuevos tratamientos”, señaló CBO.

Sager dijo que la ejecución de los planes de Medicare para Todos no garantiza un sistema de atención de la salud centrado en el paciente.

Según Sager, la atención centrada en el paciente depende de la reconstrucción de la atención primaria (PC). “PC significa un médico (o enfermera practicante/asistente médico) que le conoce a usted y en quien usted confía. El PC es el sol cuya atracción gravitacional mantiene en órbita a los planetas de especialización, salas de emergencias, medicamentos y atención hospitalaria. El PC coordina, asegura la continuidad, ofrece acceso al primer contacto 168 horas/semana”, dijo.

Sager explicó que el cuidado de la salud es “accesible, asequible y seguro” solo cuando se construye mediante una combinación de “confianza personal y competencia profesional”.

“Llevará una o dos décadas, como mínimo, reconstruir el PC y atraer a los médicos más inteligentes y amables”, dijo.

El recién anunciado candidato presidencial demócrata, el exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg, habla durante una conferencia de prensa para discutir su candidatura presidencial en Norfolk, Virginia, el 25 de noviembre de 2019. (Drew Angererer/Getty Images)

“Mejorando lo que funciona en el cuidado de la salud”

Los profesionales de la industria de la salud dicen que en lugar de presentar un nuevo plan de salud universal por el que los candidatos presidenciales demócratas están haciendo campaña y que remodelaría completamente el sistema de salud de Estados Unidos, sería mejor mejorar lo que ya existe y arreglar lo que necesita ser arreglado.

“Con cerca del 90 por ciento de los estadounidenses cubiertos hoy en día, debemos concentrarnos en construir y mejorar lo que funciona en el cuidado de la salud, mientras nos unimos para arreglar lo que no funciona”, dijo Shaver.

Dijo que los legisladores “afortunadamente” tienen todas las herramientas necesarias para extender la cobertura de salud a muchos millones más y para hacerla más asequible.

“Estos incluyen la expansión de Medicaid en los estados que aún no han expandido el programa, lo cual extendería inmediatamente la cobertura a millones de personas, así como el fortalecimiento de los subsidios disponibles para que los estadounidenses de todos los niveles de ingresos puedan elegir una cobertura que se ajuste a sus necesidades, y el uso de reaseguros, que ha demostrado estabilizar las primas y ayudar a controlar los costos para los consumidores”.

“Al tomar medidas constructivas y de sentido común como éstas, el mercado libre y los programas públicos pueden seguir trabajando juntos para que la atención de la salud sea mejor y más asequible para todos los estadounidenses”, agregó Shaver.

Sager, por otro lado, cree que el dinero debe ser puesto en manos de los médicos, y que ni el modelo de libre mercado ni la “acción tradicional del gobierno en la atención de la salud —más allá de gastar dinero público para cubrir a la gente (a través de Medicare, Medicaid, otros programas)—” son capaces de resolver plenamente los problemas del actual sistema de atención de la salud de los Estados Unidos.

“Las decisiones individuales de los médicos de diagnosticar y tratar, paciente por paciente, comprometen casi 90 centavos de dólar en el cuidado de la salud. El desafío, por lo tanto, es poner nuestro dinero en sus manos (o bajo su control), de manera que nos permita confiar en que ellos gasten nuestro dinero cuidadosamente para cuidar de todos nosotros”, dijo.

Sager cree que los médicos y hospitales deben superar la búsqueda de “bienestar financiero, gloria institucional o rentabilidad de los accionistas”, y trabajar en beneficio de 330 millones de estadounidenses.

“Finalmente, la seguridad médica asequible para todos debe ser el objetivo. No la inmortalidad. Es bueno ser ambicioso; es malo ser irrealista o arrogante. La medicina tiene una tasa de fracaso del 100 por ciento”, dijo Sager.

Siga a Venus en Twitter: @venusupadhayaya

Descubre

¿Qué es el comunismo y cuál es su objetivo?

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS