La lengua es un mapa de los órganos de tu cuerpo y puede hacer un diagnostico completo de tu salud

Por Conan Milner
12 de Noviembre de 2019 Actualizado: 13 de Noviembre de 2019

Tu lengua hace mucho más que saborear comida y articular palabras. Según la medicina tradicional china, es también una conveniente herramienta de diagnóstico

Antes de las radiografías, resonancias magnéticas y (CT scans) tomografías computarizadas, los médicos antiguos tenían otros métodos para examinar la salud interna de sus pacientes.

El diagnóstico de la lengua es una de esas prácticas que aún hoy se utiliza considerablemente para hacer diagnósticos. Para los que saben cómo leer los secretos de la lengua, esta puede revelar signos de enfermedad y desequilibrio que el paciente puede no comunicar y que ni siquiera lo sabe.

En la medicina china, la lengua sirve como mapa de los órganos internos. La punta de la lengua refleja los órganos que son más altos en el pecho: pulmones y corazón. El centro de la lengua representa a los órganos que están en el centro del tronco: hígado y vesícula biliar en los costados y el estómago en el centro.

La parte posterior de la lengua refleja los órganos más profundos en el tronco, como los intestinos, la vejiga y los riñones.

Las anormalidades encontradas en el mapa de la lengua pueden dar pistas a un acupunturista sobre dónde se encuentran los desequilibrios del paciente y cuál es la mejor manera de tratarlos.

Según Eric Baker, un acupunturista con sede en Chicago y profesor en la Universidad del Pacífico de Medicina Oriental, el concepto de diagnóstico a través de la lengua, desde una perspectiva holográfica impregna gran parte de la cultura china antigua.

lengua
Imagen ilustrativa. (1045373/Pixabay)

“En un holograma, cada parte de la imagen es el reflejo de la totalidad”, dijo Baker. “En la Medicina China cada parte del cuerpo es como una miniatura de todo el cuerpo. En la cultura científica occidental a esto se lo podría llamar autosimilitud. Es una forma total de ver las cosas”.

Además de su naturaleza holográfica, la lengua es un órgano singular porque existe en dos reinos. No es absolutamente un órgano interno, pero absolutamente tampoco es externo. Tienes que abrir la boca y sacar la lengua para poder verla bien.

Por lo general, los signos en el mapa de la lengua son sutiles y pueden escapar fácilmente del ojo inexperto. Pero los casos extremos pueden producir ejemplos innegables.

La medicina china es el ensayo clínico más largo en la historia de la medicina
— Dr. Erik Baker

Baker menciona a uno de sus últimos pacientes, una mujer de casi 50 años con hepatitis C que la medicina occidental moderna no podía controlar. Ella se quejó de dolor en el lado derecho, donde está el hígado. Notablemente, su lengua señaló también problemas graves de hígado. Baker vio una mancha negra en el borde derecho, exactamente donde se encuentra el hígado en el mapa de la lengua.

“A los estudiantes les dijo que vayan con una mente abierta, pero también crítica. Usted no quiere creer cualquier cosa que digan los libros de texto. Pero luego obtiene casos como este que son tan perfectos”, dijo Baker.

“Aquí está una señora con un problema hepático y tiene la indicación exacta que se puede esperar: una mancha negra que expone un fuerte daño al hígado por infección no controlada. Esto es medicina china haciendo exactamente lo que se supone debe hacer”.

Color, capa, grietas y palpitaciones

Una lengua sana es de un rojo rosado, un signo de buena circulación. Si la circulación es restringida, en los casos de dolor menstrual, por ejemplo, la lengua será más púrpura. Una lengua pálida es señal de anemia. Si una lengua es demasiado roja puede indicar fiebre o presión arterial alta.

Si la lengua es de color rojo extra en un área particular del mapa de la lengua, esto demuestra un calor interno en el órgano correspondiente. Por ejemplo, una punta de lengua roja podría ser un signo de infección en los pulmones, o lo que en la medicina china se llama “corazón de fuego”, una condición que se caracteriza por ansiedad e insomnio.

Una lengua sana es de color rojo rosado, un signo de buena circulación

Otra característica de la lengua a considerar es su superficie. Mira tu lengua en el espejo y podrás notar que tiene una película en su superficie. Esto se llama “capa de la lengua” o “piel de la lengua”.

Puedes intentar cepillar la capa con un cepillo de dientes pero pronto brotará otra nueva. Una fina capa blanca se considera saludable, es signo de buena digestión. Una capa gruesa, grasosa o amarilla puede revelar signos de desequilibrio físico.

“Si alguien tiene mucha flema con congestión nasal o tos, cuando se observa la capa de la lengua en esas personas, es más gruesa y pesada. O puede empezar a ser pegajosa, mostrando que hay estos exceso líquidos obstructivos que se acumulan en el cuerpo”, dijo Baker.

Un examen de lengua requiere de buena iluminación y una lengua limpia. Por ejemplo, no obtendrás una lectura precisa inmediatamente después de que la persona comió un puñado de maníes o un helado con sabor a uva.

El café es notorio en amarillear la capa de la lengua. Otros alimentos y medicamentos pueden también ocultar temporalmente los colores naturales de la lengua.

Además de su capa y color, la lengua también tiene otras claves para tener en cuenta, como grietas, hinchazón, manchas y el movimiento. Una lengua labrada (una con crestas en el borde exterior) indica retención de líquidos. Estas crestas se desarrollan porque la lengua se hincha y presiona contra los dientes.

Síntomas de enfermedad
Lengua fisurada, (Lmossabasha064/Wikimedia Commons)

Algunas personas también tienen una lengua temblorosa. Esta es una muestra de lo que la medicina china llama, viento interno.

“Si tienes una enfermedad como la MS (esclerosis múltiple) o la enfermedad de Parkinson donde hay temblores, verás que tiembla y palpita el cuerpo de la lengua. Esa es una indicación que hay algo neurológico sucediendo y la adecuada falta de control motor”, explicó Baker. “A veces incluso se puede ver preventivamente ciertas cosas”.

Por ejemplo, un temblor de la lengua puede aparecer antes de un accidente cerebrovascular, allí donde luego puede aparecer un daño neurológico. Según Baker, podrás sentir un estremecimiento en las secuelas de algunas enfermedades más graves, pero en ciertas situaciones podría ser premonitorio.

Manuscrito secreto del académico Ao

Hoy en día, el diagnosticar a través de la lengua es una habilidad fundamental en las escuelas de medicina china en todo el mundo. Pero varios cientos de años atrás, las instrucciones sobre cómo leer la lengua fue un secreto muy bien guardado.

Ilustraciones de lengua ‘manchada’ (sheng ban), ‘estrella roja’ (hongxing), ‘punta negra’ (hei jian) y ‘borde negro’ (hei quan) de una copia manuscrita de Shanghan diandian jin shu. Este libro incorpora las enseñanzas de Ao Jiweng. (CC BY 4.0)

Mientras algunos aspectos de la medicina china tiene miles de años de antigüedad, según Ioannis Solos, el investigador de la medicina china y autor de “Espejos de oro y reflejos de la lengua: Clásicos de la piedra angular en la medicina china para el diagnóstico de la lengua”, el diagnóstico de la lengua es un desarrollo relativamente reciente. Ioannis Solos explora las raíces de la práctica de un manuscrito del 1300 de un misterioso médico conocido singularmente como académico Ao.

Las ideas únicas del erudito Ao surgieron a partir de circunstancias históricas especiales, y por cerca de 200 años su conocimiento estuvo restringido a unos pocos seleccionados. Los puntos de evidencia de la genética de una plaga devastadora que se esparció a través de China en las dinastías de Song y Yuan, causaron gangrena en las extremidades, torciendo las manos y necrosando los pies.

Los doctores chinos de ese período de tiempo normalmente recetaban medicinas basadas en un sistema de diagnóstico de pulso (como muchos acupunturistas todavía lo hacen hoy). El erudito Ao ofreció un diagnóstico alternativo: uno que permite a los médicos examinar a los pacientes sin poner su salud en peligro.

“Por la Dinastía Yuan (1271 – 1368), la gangrena y la velocidad con que la plaga se extendía impidió que muchos doctores entrar en contacto directo con el paciente”, escribió Solos en un informe para La Gran Época.

“El manuscrito del erudito Ao incluyó una lista de 12 ilustraciones de lengua, seguido por una fórmula herbal, resolviendo parcialmente este problema según sus experiencias. Un diagnosticador de lengua de la época podía simplemente mirar la lengua del paciente desde una distancia segura y prescribirle sin tomar el pulso.

Lengua geográfica. Imagen Ilustrativa. (Martanopue/Wikimedia Commons)

El secreto manuscrito del erudito Ao, fue descubierto y ampliado por Du Qing-bi con 36 ilustraciones de la lengua, cada una con su correspondiente fórmula herbal para tratar la condición descripta. Esta versión, publicada en 1570, se conoce como “Shang Han Jin Jing Lu”.

Según Solos, el libro revolucionó la medicina china.Los médicos continuaron perfeccionando la práctica a lo largo de los siglos y produjeron un segundo volumen, “Shang Han She Jian”, que contenía más gráficos de la lengua y sus remedios correspondientes, continuando con la tradición que comenzó el erudito Ao.

“A principios del siglo XX, el sistema de la lengua había alcanzado tal nivel de sofisticación que su estudio podía rivalizar con la teoría del pulso, pero sin los aspectos esotéricos que este último método exige”, dijo Solos.

El método del erudito Ao se enseñó a los herbolarios chinos hasta 1959. Sin embargo, se hicieron grandes cambios en la práctica tradicional en 1960, cuando la medicina tradicional china (MTC) se sometió a un proceso de estandarización.

De un solo golpe, se cortaron o se simplificaron muchos detalles que se había atesorado durante siglos de la antigua medicina china para dar paso a una versión más abreviada de la práctica. Según Solos, este proceso “perturbó todo el sistema hasta su núcleo”.

“En 1960, la nueva estandarización del sistema de TCM, significó que el diagnóstico de lengua fue arrancado de sus orígenes en la medicina herbaria y atado a un diagnóstico estándar esencial de TCM que estaba destinado a ser aplicable en todas las técnicas de curación chinas. Hoy en día a menudo vemos a acupunturistas examinar la lengua, una práctica que antes de 1960 era rara y lejos de una tradición establecida”.

Ilustración de la lengua de ‘recubrimiento blanco’ (baitai), ‘peste incipiente’ (jiang wen) y ‘recubrimiento central’ (zhong tai) de una copia manuscrita de Shanhan diandian jin shu. Este libro incorpora las enseñanzas de Ao Jiweng. (CC BY 4.0)

Hoy, la tradición de ilustraciones de lengua que comenzó el erudito Ao, a menudo se ve como una reliquia curiosa, ya que la mayoría de los practicantes de medicina china principalmente aprenden el diagnóstico de lengua con fotos de casos de estudio. Pero Solos dice que la fotografía no siempre puede aclarar la teoría e instruir o impartir una forma de pensar como las ilustraciones del erudito Ao.

“Esto es lo que separa el diagnóstico de la lengua anterior a 1960 del diagnóstico de lengua moderna”, dijo Solos. lustraciones de Ao no se utilizaron como fotos sino más bien como mapas de lengua creados específicamente para instruir la teoría. Con algunas instrucciones, un médico competente de la época podría entender los distintos patrones y patologías y prescribir inmediatamente tomando, o no, el pulso.

El ensayo clínico más largo

Según Solos, las primeras versiones del mapa integral de la lengua que conocemos hoy, fue bastante definido por la última dinastía de Qing (1644-1911). Mientras un número de características de esta práctica se han perdido en las últimas décadas; el diagnóstico de la lengua continúa teniendo importancia en la medicina moderna.

Baker dice que los hospitales chinos están haciendo una investigación que validan las indicaciones probadas en el  tiempo y hacer hacer nuevas observaciones.

Diagrama de diagnóstico de lengua china. Lengua manchada. (Wellcome L0039590/creativecommons – CC BY 4.0)

“En China, ellos tienen estos grandes sistemas hospitalarios donde se integra la medicina occidental moderna con la medicina tradicional china. Ellos ven los dos lados, y allí se investiga más en esos entornos, que también incluyen el diagnóstico de lengua”, dijo Baker. “Hay este curso de evaluación clínica para ver dónde están las cosas viejas, y qué cosas nuevas podemos encontrar”.

Por ejemplo, investigaciones en hospitales chinos han demostrado que los pacientes con cáncer a menudo presentan un color púrpura en su lengua, exactamente en la región donde se encuentra el cáncer. Otros estudios al mirar las alergias en niños, revelaron una correlación de capas en la lengua que eran irregulares, pesadas y pegajosas.

“La medicina china es el mayor ensayo clínico en la historia médica”, dijo Baker. “Estas ideas se desarrollaron en un período muy largo de tiempo”.

Sigue a Conan en Twitter: @ConanMilner

No puedes dejar de ver este intenso rescate

TE RECOMENDAMOS